Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.
'Illang: La brigada del Lobo'
Acción futurible
De trasfondo algo farragoso y con una inane historia de amor, lo mejor son sus escenas de acción
2.5
Decepcionante

Kim Jee-Woon, el director de Dos hermanas y la fascinante Encontré al diablo (I Saw the Devil, que compitió en San Sebastián en 2010), se ha basado en el clásico del anime japonés Jin-roh para Illang: La brigada del Lobo, la historia de una brigada hiperespecializada en lucha antiterrorista en las vísperas de la reunificación de Corea, trasladando la acción de Tokio a Seúl en el año 2029.

En medio de las negociaciones políticas entre los dos gobiernos surge un grupo terrorista que se hace llamar La Secta, que se opone a la reunificación. Para luchar contra él, el gobierno crea la Unidad Especial, lo cual provoca que la agencia de inteligencia Seguridad Pública organice un complot para cargársela nada más empezar a funcionar por lo que supondría una pérdida de poder y control. Ese plan va sobre todo en contra de un grupo hiperespecializado de hombres acorazados llamado la Brigada del Lobo, y en concreto contra un agente traumatizado por una operación en la que murieron por error quince adolescentes. Para ello el jefe de la Seguridad Pública le tenderá una trampa utilizando a una terrorista joven y guapa que tiene un hermano pequeño en el hospital.

Todo este fárrago de unidades, contraunidades y recontraunidades carece de un verdadero trasfondo político o social que sin duda habría enriquecido la película. Hay un juego de persecución muy bien llevado cinematográficamente pero mucho menos interesante y cautivador que el que el director establece en I Saw the Devil.

Maestras son las escenas de acción, sobre todo la que se desarrolla en la torre Namsan de Seúl, pero la incipiente historia de amor entre los dos protagonistas, que aumenta la intensidad dramática de la película hacia su tramo final, no llega a importar demasiado, quizá por la elección de los actores o el escaso desarrollo de los personajes. Aun así, resulta muy entretenida.