Carmen Maura y Álex de la Iglesia en la entrega de la Medalla de Oro a la actriz

Carmen Maura recoge la Medalla de la Academia

Carmen Maura recoge la Medalla de Oro de la Academia
Carmen Maura en el momento de recoger la condecoración / Foto: Pablo López Muñoz

Carmen Maura, “no una actriz, sino la actriz”, en palabras de Álex de la Iglesia, ha recibido esta mañana la Medalla de Oro de la Academia de Cine. El presidente de la institución y director de Maura en La comunidad, la ha calificado de “huracán en un gallinero”. Ella, que ha asegurado que ser actriz le resulta fácil, ha admitido que el peor momento de su carrera fue el rodaje de Mujeres al borde de un ataque de nervios, ha criticado “algunas escuelas” de interpretación y ha mostrado cierto disgusto con Francis Ford Coppola.

En el acto de entrega de la condecoración, De la Iglesia se ha deshecho en elogios hacia Carmen Maura, con la que próximamente rodará otra película, Balada triste de Trompeta. “No hay manera de no dejarse arrastrar por sus ojos”; “su fuerza puede ser ingobernable”; “los diálogos suenan en su boca como una melodía celestial”, ha asegurado. “Me gustó más una vez que dijiste que yo era como un hipermercado, porque uno puede coger todo lo que hay dentro”, le ha respondido ella.

Carmen Maura y Álex de la IglesiaEn la rueda de prensa posterior, Maura ha repasado su carrera de actriz, un trabajo que le resulta “muy fácil”, según ha reconocido. “El único momento de mi vida en que lo he pasado mal en un plató fue en el rodaje de Mujeres al borde de un ataque de nervios”, aunque ha preferido no abundar más sobre este tema.

La actriz ha asegurado que con la edad cada vez le importa menos decir lo que piensa, y que le da igual si por ello dejan de llamarla para algún trabajo. Y así, ha dedicado un comentario muy duro a Francis Ford Coppola y la producción de Tetro. Ha asegurado que el realizador sólo rodó en Argentina y España porque le salía más barato y que a los argentinos implicados en el proyecto les pagaban “por debajo de lo marcado por los sindicatos”. “Esto no debe ser lo que les motive a venir a trabajar aquí. No porque venga alguien de fuera a hacer una película tiene que tener ventajas que los de aquí no tienen”.

También ha esbozado una crítica contra las actuales academias de interpretación: “Hay tantas escuelas que hacen tanto daño”, ha lamentado. “Hacen parecer que este trabajo es más difícil de lo que es”.

La celebración de la Medalla de Oro concluye esta noche en el Museo Reina Sofía, con una cena a la que acudirán un gran número de personalidades del cine español.