Ninguna película de Walt Disney ni de Pixar Animation Studios competirá a partir de ahora por los Premios Annie, los galardones de la industria de Hollywood especializados en cine de animación. Esta decisión, motivada por un largo desencuentro entre ambas partes, es un varapalo muy duro para los Annie, que verán seriamente mermada su notoriedad a partir de ahora.

“Después de más de un año de conversaciones con la directiva de ASIFA, nos hemos visto obligados a tomar la decisión de retirarnos de la organización y no volver a participar en los Premios Annie”, señala el presidente de Disney-Pixar, Ed Catmull, en un comunicado. “Creemos que hay un problema con la forma en que se juzgan los Annies y hemos tratado de llegar a una solución de compromiso entre ambos. A pesar de que se lograron algunos pasos iniciales, la directiva nos confirmó que no harían más modificaciones”.

Aunque no hay explicación oficial de cuáles son los puntos principales del desencuentro, Variety apunta a que la principal causa radica en la forma de convertirse en miembro de ASIFA y obtener derecho a voto en los premios: ahora mismo, cualquier persona puede comprar una plaza de socio en lugar de tener un proceso más estricto para obtener la membresía como ocurre en las Academia de Cine y otros órganos similares. A Disney le preocupa especialmente este punto porque Dreamworks Animation paga a todos sus empleados la cuota de socio de ASIFA e inscribe a aquellos que todavía no fueran miembros.

Desde ASIFA se dice, de todas formas, que aunque Disney no someta sus películas a concurso, los votantes podrán de todas formas elegirlas. Además, los artistas pueden inscribir a título personal sus trabajos en cada cinta.