‘Juego de tronos’ arrasa en los Creative Emmy

Anoche, en una gala celebrada en el teatro Nokia de Los Ángeles, se entregaron los Creative Emmy, que agrupan todas las categorías técnicas de los premios más importantes de la televisión más algunas de interpretación. La serie fantástica Juego de tronos (HBO) se alzó como la gran vencedora con seis galardones, entre los que se encuentran los mejores efectos visuales y el mejor vestuario de una serie dramática.

En las categorías de interpretación que se premiaron anoche, el premio a la mejor actriz invitada en comedia fue para Kathy Bates por la serie Dos hombres y medio (CBS); la gran actriz no recogió el premio en persona, ya que se está recuperando de una operación de cáncer de mama que le fue diagnosticado hace dos meses; y premio al mejor actor invitado fue para Jimmy Fallon por hacer de anfitrión en el mítico programa Saturday Night Live (NBC). En drama, el premio a la mejor actriz invitada fue para Martha Plimpton por su aparición en The Good Wife (CBS) y el de mejor actor invitado fue para Jeremy Davies por Justified (FX). Michael J. Fox, que estaba nominado como actor invitado tanto en comedia (Larry David) como en drama (The God Wife), se fue con las manos vacías un año más. En cuanto a los premios al mejor reparto, Girls (HBO) se llevó el de serie de comedia, Homeland (Showtime) el de serie de drama, y Game Change (HBO) el de miniserie o telefilme.

La miniserie Hatfields & McCoys (History) se llevó tres Emmy técnicos, los mismos que Boardwalk Empire (HBO) y la gala de entrega de los 65º Premios Tony, presentada por Neil Patrick Harris.

En los premios musicales, debemos destacar el Emmy a la mejor composición para una miniserie, telefilme o especial, que fue para el músico español Javier Navarrete por su trabajo para Hemingway & Gellhorn (HBO). La serie británica Downtwon Abbey se hizo con el premio a la mejor composición musical para una serie. Y la canción “It’s not for gays anymore” que cantó Neil Patrick Harris en el número de apertura de la gala de los Tony se llevó el Emmy a la mejor canción original, por encima de “Let me be your star” de la serie musical Smash.

En cuanto a los de vestuario, el mejor en la categoría de miniserie o telefilme fue para la británica Great Expectations, mientras que en la categoría de serie dramática fue para Juego de tronos.

Cabe destacar además el premio a la mejor dirección por un programa de no ficción para Martin Scorsese, por el documental George Harrison: Living in the Material World, de la cadena HBO, que también se llevó el premio al mejor programa especial de no ficción.

En el recuento de los premios por cadena, HBO fue la triunfadora con 17 premios técnicos, seguida de la CBS con 13 y la PBS con 11. El canal Discovery recibió seis, la NBC cinco y ABC y Cartoon Network cuatro cada una. Finalmente, la Fox se hizo con dos.