Ni Malditos bastardos, ni Un hombre soltero, ni La carretera, ni Nine participan en la lucha por los premios del Gremio de Guionistas (WGA), cuyas nominaciones se anunciarán este viernes. La razón es que la compañía ha decido no enviar copias a los miembros del sindicato porque sus mejores opciones no se ajustaban a las bases del galardón. El principal problema son las restrictivas normas de la institución, que exigen o bien que su autor sea miembro del sindicato o bien lo haya escrito acogiéndose a su convenio general.

El origen del problema radica, según cuenta The Wrap, en que de las cuatro cintas, sólo Nine lleva la firma de dos asociados: Michael Tolkin y el fallecido Anthony Minghella. Los Weinstein pensaron que ver la película en DVD juega en su contra pues está concebida como un espectáculo; además, son conscientes de que el premio a mejor guión no es el más accesible para esta cinta. Por ello optaron por no mandar screeners a los votantes de estos galardones.

Del resto de películas, ni Quentin Tarantino, ni Tom Ford, ni David Scearce, ni Joe Penhall son afiliados al WGA, ni su trabajo se acogió al convenio, por lo que no pueden aspirar al premio.