20100307intPenélope Cruz aseguró ayer en una rueda de prensa que está “convencidísima” de que no se llevará el Oscar esta noche y apostó por Mo’Nique como Mejor actriz de reparto. La actriz, ganadora de un Óscar como secundaria el año pasado por su papel en Vicky Cristina Barcelona, confesó que acudirá a la ceremonia menos nerviosa que en la anterior ceremonia, en la que era favorita al premio.

“La verdad es que igual que no me esperaba la nominación el año pasado, este año todavía menos, me pilló durmiendo y no me lo esperaba nada. Estoy convencidísima de que no voy a ganar y vengo con ilusión de vivir la experiencia otra vez y disfrutar todo lo que no pude el año pasado porque estaba tan nerviosa”, comentó. Cruz, visiblemente emocionada cuando hizo referencia al reconocimiento que ha vuelto a recibir de la Academia de Hollywood, explicó que la pasada edición de los Óscar se enteró solo “de la cuarta parte de todo lo que pasó debido al cansancio y al estrés” y se confesó perpleja por sumar tres nominaciones en los últimos cuatro años.

“Me sorprende de corazón. Hay un parte de ti que dice ‘¿de verdad está pasando esto?'”, comentó la actriz, quien afirmó que lo más importante en su situación es rodearse de gente “honesta que te va a decir la verdad para no salir volando” y no perder así el contacto con la realidad. Todo indica que Cruz vivirá esta vez una situación muy parecida a la de hace tres años, cuando ganó Helen Mirren por su trabajo de Reina de Inglaterra en The Queen (2006) y cuando también optaban al premio Kate Winslet, Meryl Streep y Judi Dench. Mo’Nique es la gran favorita en todas las apuestas y así lo reconoció Cruz. “Yo creo que va a ganar Mo’Nique, aunque todas están estupendas”, dijo la actriz.

De cara a la ceremonia Cruz indicó que estará “bien acompañada”, aunque no quiso dar nombres, igual que tampoco quiso desvelar el vestido que lucirá sobre la alfombra roja. “Lo dejo para el último momento”, señaló la actriz, quien además de competir por un Óscar presentará el primer premio de la noche, el de Mejor actor de reparto.

Penélope Cruz restó importancia a los comentarios de los productores del evento que pidieron a los futuros ganadores del Óscar que limiten su discurso de agradecimiento a 45 segundos y eviten referirse a personas desconocidas. “Me parece que por mucho que lo digan, el que suba y se emocione, llorará y mencionará a sus padres, es un momento tan especial en tu vida en el que quieres nombrar gente. Es muy fácil emocionarse ahí”, declaró Cruz, que tampoco vio con buenos ojos la ampliación de 5 a 10 candidatos para la Mejor película, una de las novedades de este año. “Mi opinión es que me encantaría que el año que viene volvieran a a ser cinco”, dijo la actriz, que indicó que sus películas preferidas de entre las nominadas son En tierra hostil y Malditos bastardos.

La española manifestó ser una “privilegiada” por poder elegir ahora qué proyectos quiere hacer y por grabar solo una vez al año, lo que le permite dedicarle más tiempo a sus personajes. “Desde Nine no he vuelto a rodar nada y volveré a hacerlo seguramente en verano”, explicó la madrileña, que confirmó que estará en la próxima secuela de Piratas del Caribe”.

> Penélope Cruz compite por su segunda estatuilla en cuatro años