Álex de la Iglesia presenta a Andreu Buenafuente como anfitrión de los Goya
Álex de la Iglesia presenta a Andreu Buenafuente como anfitrión de los Goya / Foto: Pablo López

En la rueda de prensa de esta mañana, además de anunciar oficialmente que Andreu Buenafuente ejercerá de maestro de ceremonias, se han adelantado algunos detalles de la ceremonia. Será la primera sin cortes publicitarios, conforme a la nueva ley de financiación de TVE. En su guión, “para hacer un programa de televisión que funcione”, participará el equipo del presentador catalán. Además, se ha anunciado que algún miembro anónimo del púbico presentará una estatuilla.

En una silla de ruedas empujada por el presidente de la Academia, Álex de la Iglesia, y amordazado. Así ha hecho su entrada en la sala de proyecciones de la institución el presentador de la próxima gala de los Goya, Andreu Buenafuente, en alusión al vídeo en que De la Iglesia desvelaba la identidad del elegido.

Después de la proyección de un vídeo humorístico en el que se revelaba su nombre, el popular showman televisivo ha ofrecido su visión de una gala, de la cual espera sea, sobre todo, un buen espectáculo en el que, según Álex de la Iglesia, se pretende “huir de una falsa complicidad con el público y hacer un programa de televisión que de verdad funcione, y que sea digno”. Buenafuente contará con el equipo de El Terrat, algunos de cuyos miembros tienen experiencia en anteriores galas.

De la Iglesia ha agradecido la colaboración de Televisión Española, y Buenafuente ha bromeado con la circunstancia de que se trate de la primera gala sin publicidad, por la nueva política de la cadena.

En cuanto a la propia gala, ambos han hablado de la importancia de contar con “la gente”, a través de Internet o de los teléfonos móviles. El presidente ha revelado también la intención de que alguien del público entregue uno de los premios. A preguntas concretas como la de los nombres de actores o personajes televisivos que intervendrían, el presentador ha pedido a los medios que sean “cómplices de un cierto misterio que esta gala necesita”, aunque ha recordado que su concepto del espectáculo es “muy coral, casi de compañía teatral”, y que buscará la cercanía con las estrellas del cine español.

El “Johnny Carson español”, como lo ha definido el presidente de la Academia, ha señalado la ventaja de no estar implicado en la industria del cine: “Mi principal ventaja es que he entrevistado a todos pero no he rodado con nadie”.

La ceremonia se celebrará el 14 de febrero, y la fiesta de los candidatos tendrá lugar el día 23 de enero. “Hemos pedido ayuda a los que saben de esto”, ha dicho De la Iglesia, en referencia a que, con la intención de dar toda la visibilidad posible a las películas candidatas y premiadas, las fechas se han decidido previa consulta a los sectores de la distribución y la exhibición.