Sucker PunchDesde hace cinco años, cuando se estrenó 300 y fue un exitazo de taquilla, la Warner ha visto a Zack Snyder como su niño mimado y ha confiado en él para proyectos personales y millonarios. Pero tanto Watchmen como Ga’Hoole quedaron muy por debajo de las expectativas. Lo mismo ha vuelto a suceder con Sucker Punch, que en EE UU arranca en el nº 2 tras la secuela de Diary of a Wimpy Kid, que en España se estrenó de tapadillo como El diario de Greg. Basada en una serie de libros infantiles, la primera parte, estrenada hace justo un año, fue un sleeper que pilló a la Fox por sorpresa y enseguida se encargaron de producir su continuación. Bautizada como Diary of a wimpy kid: Rodrick Rules, es la nº 1 esta semana con 24,4 millones de dólares, algo por encima del arranque de la primera entrega. Teniendo en cuenta que ha costado 21 millones parece que la Fox tiene franquicia juvenil y primaveral para rato.

Y, por lo tanto, Sucker Punch debuta en el nº 2 con 19 millones. Su presupuesto se calcula en 82, así que la Warner está, una vez más, tirándose de los pelos por culpa de Snyder y, suponemos, cuestionándose si el director es la persona adecuada para el reboot de la saga de Superman que se estrenará el año que viene. Sin límites pierde el nº 1 y es la nº 3 este fin de semana, pero baja tan sólo un 19%, lo que significa que el boca-oreja funciona positivamente. Con 15,2 millones más, su total tras 10 días en cartel es de 41,2.

También se mantiene muy bien El inocente, que repite en el nº 4 y recauda 11 millones más hasta llegar a un total de 28,9. Terminará recuperando los 40 que costó, pero tampoco significará un relanzamiento de la carrera de McConaughey. Rango baja al nº 5 con 9,8 millones y ha superado ya la barrera de los 100 (lleva 106,3 acumulados). Acabará finalmente con unos 130, que es lo que costó, por lo que la reciente división de animación de Paramount no ha empezado con un taquillazo, pero tampoco con un desastre. Invasión a la Tierra sigue bajando puestos con rapidez y es la nº 6 en su tercera semana en cartel. Con 7,6 millones más, su total es de 72,5 con lo que cubre costes y poco más.

Paul es un ejemplo más de lo mal que van las cosas en Universal. Esta semana es la nº 7 con 7,5 millones y un total de 24,6 en 10 días. Ha costado 40. Caperucita roja baja al nº 8 con 4,3 millones y un pobre acumulado de 32,4 que no recuperan los 42 de inversión. Destino oculto, también de Universal, es la nº 9 con 4,2 millones y un total de 54,8. Al menos ha ido algo mejor que Green Zone. Y cierra el listado el desastre primaveral de la Disney: Marte necesita madres, con 2,1 millones y ni siquiera un total de 20 tras 3 semanas (se queda en 19,1).

Sin compromisoEn España Torrente 4: Lethal Crisis sigue dominando con facilidad. Suma casi 2 millones de euros más este fin de semana (1,99) y su total es ya de casi 17 (16,95). Cifras excelentes para el cine español, siempre y cuando no nos fijemos en el número de espectadores: lleva 2.270.000 y a estas alturas parece difícil que alcance los 3 millones y medio que consiguió la tercera parte. El precio de las entradas en 3D, como siempre, maquillan estos datos y aunque las cifras de recaudación sean espectaculares, las de asistencia, aunque muy buenas, quedan algo empañadas en comparación.

Al igual que en EE UU, Gnomeo y Julieta se mantiene de maravilla, recaudando incluso más que en su estreno la semana pasada, aumentando un 5% su recaudación. Conserva el nº 2 y con 1,38 millones más su total es ya de 2,88 millones, con grandes posibilidades de llegar a los 6. En el nº 3 entra Sin compromiso, la comedia con Natalie Portman y Ashton Kutcher, que arranca con 961.000 euros. Hasta cinco estrenos potentes han tenido lugar este fin de semana en nuestra cartelera y éste es el que ha salido mejor parado, aunque las cifras no sean nada del otro mundo.

En el nº 4 tenemos a Encontrarás dragones, cinta a la que algunos periodistas auguraban un arranque espectacular debido a la preventa de entradas y que, como los verdaderos expertos en el sector pronosticaban, se ha quedado más bien a medio camino. Con 866.000 euros no es un fracaso pero es una cifra que se queda al 10% del estreno de Torrente 4. El rito baja al nº 5 con 693.000 euros y un total tras 10 días en nuestras pantallas de 2,16 millones, camino de los 3,5 con que acabará. Esta abuela es mi padre, que bien podría haberse estrenado directamente en vídeo, arranca en el nº 6 con 650.000. Sin comentarios.

Y en el nº 7, como anunciábamos antes, entra Sucker Punch con 503.000 euros. Quizá la falta de estrellas en el reparto o una campaña de marketing confusa sean las causas de esta debacle. Pero que esta gran apuesta de Warner haya quedado por detrás de, precisamente, Esta abuela es mi padre, da una medida del fracaso que significa para la distribuidora. También ha sido un sonoro pinchazo el de Piraña 3D, que no pasa del nº 8 con 393.000 euros, a pesar de proyectarse en tres dimensiones. Quizá el motivo principal haya sido también la saturación de estrenos este fin de semana. Cisne negro es la nº 9 con 379.000 euros y un magnífico total de 9,16 millones, por lo que se quedará rozando los 10. Y en último lugar Rango con 357.000 euros y un acumulado de 4,45 millones, que para tratarse de un título de animación, sabe a poco. Muy poco.

Fuera del top ten, destacamos el estreno de Potiche en el nº 13 con 164.000 euros en 70 salas.