20100517flash

‘Ley y orden’, ‘Héroes’ y ‘Flashforward’ canceladas

20100517d
En medio de toda la vorágine de la presentación de las parrillas televisivas de la próxima temporada por parte de las cadenas estadounidenses de televisión, ha destacado la noticia de la cancelación de tres series: una evidente (Flashforward), una sorpresa (Ley y orden) y una compasiva (Héroes). Veamos las circunstancias que han rodeado a cada una de ellas.

Cuando en septiembre de 1990 el neoyorquino Dick Wolf celebraba que su drama judicial Ley y orden veía la luz en la NBC, jamás se habría imaginado que llegaría a durar 20 años en antena. Este 24 de mayo y tras 456 episodios y dos spin-offs, finalmente se emitirá su último episodio. La cadena no ha argumentado motivo alguno y simplemente se ha limitado a reconocer el valor de la serie y su aportación durante estas dos décadas a la parrilla de la NBC. Las únicas declaraciones por parte de Wolf han sido: “Nunca me quejo ni doy explicaciones”. La cancelación impide así que Ley y orden se convierta en la serie de ficción más longeva de la televisión, y tiene que conformarse así con igualar el record de Gunsmoke, western que aguantó en pantalla de 1955 a 1975.

Héroes revolucionó los televisores de todo el mundo entre 2006 y 2007. Su apasionante premisa en la que un grupo de personas aparentemente normales descubría que poseía poderes sobrenaturales enganchó a los espectadores, ávidos de tramas serializadas al estilo de Perdidos. Pero tras un final agridulce en la primera temporada y una segunda que sufrió la huelga de guionistas, la audiencia empezó a descender preocupantemente y, lo que es peor, la calidad también. Los argumentos estaban cogidos por los pelos y lo que contaba la serie dejó de interesarle al público en la tercera temporada. Aun así, este año se dio luz verde a una cuarta, pero las audiencias ya habían bajado de los 14,5 millones con que empezó hasta apenas 6,5. Si a eso añadimos que es un producto muy costoso, no es de extrañar que la NBC haya querido cortar por lo sano sin siquiera ofrecer la posibilidad de un cierre en forma de 5ª temporada con 13 episodios, como habían pedido sus creadores. Se rumorea que puede que se produzca una tv movie para cerrar las tramas abiertas, pero aún no hay nada confirmado.

Y de la NBC a la ABC, que este año contaba como buque-insignia entre sus nuevas producciones con Flashforward. Basada en una novela del canadiense Robert J. Sawyer, describe la reacción de la humanidad ante un desvanecimiento global de toda la población de la Tierra durante apenas dos minutos. El punto de partida no podía ser más interesante. El desarrollo del mismo y la elección de los actores no pudo ser peor y pasó a convertirse en la decepción de la temporada. De todas formas, aún conservaba un grupo de fans acérrimos que la defendían a ultranza, pero el sentido común ha imperado entre los directivos de la cadena y tendrán que buscar otra alternativa de pedigrí con la que llenar el hueco que dejará el final de Perdidos la temporada próxima.