Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Teniendo en cuenta que de las nueve series que estrenó la ABC la temporada pasada sólo han sobrevivido dos que se estrenaron a principios de este año (Body of Proof y Happy endings) y que además han dado carpetazo a otras producciones como Cinco hermanos o V, es normal que la network haya tirado la casa por la ventana y haya pedido la friolera de 13 series nuevas para el 2011-12. Veamos cuáles son.

Pan Am – La nueva apuesta de los domingos por la noche, sustituyendo a la cancelada Cinco hermanos, viene avalada por la producción y dirección del gran Thomas Schlamme (El ala oeste de la Casa Blanca) y está ambientada en los años 60 y centrada en el glamuroso mundo (durante esos años) de los pilotos y las azafatas, cuando eran considerados poco menos que estrellas (recordemos Atrápame si puedes). De entre todo el reparto destaca la presencia de Christina Ricci.

Once Upon a Time – Con un planteamiento de base similar a Grimm, de la NBC, y creada por los ex-Lostianos Adam Horowitz y Edward Kitsis, nos narra la vida de Emma (Jennifer Morrison – House) cuyo hijo trata de convencerla de que las criaturas de los cuentos de hadas existen de verdad. Completan el reparto Robert Carlyle (Full Monty) y Ginnifer Goodwin (Big Love). También se emitirá los domingos. El diseño de producción tiene auténtica pintaza.

Charlie’s Angels – ¿Innecesaria? nueva versión de Los ángeles de Charlie, protagonizada en esta ocasión por Minka Kelly (Parenthood), Annie Ilonzeh (General Hospital) y Rachel Taylor (Anatomía de Grey). Los guionistas vienen de la recién finalizada Smallville y el director del piloto es Marcos Siega, responsable de varios capítulos de Dexter. La cadena parece apostar fuerte por ella programándola los jueves por la noche. Lo siento, pero que no cuenten conmigo.

Revenge – Más de 20 años después de que Madeleine Stowe saltara a la fama con una película de Tony Scott y acompañada por Kevin Costner (Revenge), reaparece en televisión con una serie con el mismo título, protagonizada por Emily Van Camp (Cinco hermanos) como una mujer que se muda a la acaudalada zona de los Hamptons con un perverso objetivo en mente. El piloto estará dirigido por el solvente Phillip Noyce (Salt) y se emitirá los miércoles. La intriga está servida.

Suburgatory – Emily Kapnek (Superdotado) es la creadora de esta comedia protagonizada por Jeremy Sisto (A dos metros bajo tierra) como un padre soltero que se muda a las afueras con su hija adolescente para evitar los peligros y tentaciones de la gran ciudad. El piloto lo dirige Michael Fresco (Rasing Hope). No tiene mucha pinta de que me vaya a convencer demasiado, pero puedo equivocarme.

Last Man Standing – Uno de los proyectos menos interesantes, por la pinta de viejuno que tiene, es la nueva sitcom al servicio de Tim Allen (Un chapuzas en casa) como padre de familia, macho machote, que ve cómo su integridad masculina es amenazada dentro de su casa por su mujer y sus tres hijas. Parece la sinopsis de una serie de los 80. Tachada desde ya.



Man Up
– Otra comedia que parece abordar el tema de la falta de masculinidad en el siglo XXI. Se centra en tres amigos que ven cómo las cosas no cuadran en sus vidas y deben realizar cambios para “hacerse más hombres”, como lo eran sus padres y sus abuelos. Sin un reparto conocido tiene que ser muy muy buena para asegurarse el éxito. Y no tiene pinta de serlo.

Y a partir del 2012, en midseason, se podrán ver:

Good Christian Belles – La última creación de Darren Star (Sexo en Nueva York) está basada en el libro de Kim Gatlin “Good Christian Bitches” y nos narra la vida de Amanda (Leslie Bibb – Popular), que se ve forzada a volver a su ciudad natal y enfrentarse a sus antiguas amigas, algunas de ellas unas auténticas zorras. El reparto lo completan mis adoradas Kristin Chenoweth (Criando malvas) y Miriam Shor (Hedwig and the angry inch).

Missing
– Con un reparto de lo más interesante nos llega esta serie de intriga protagonizada por Ashley Judd, en plan madre coraje, quien se ve obligada a viajar a Europa en busca de su hijo desaparecido. También actúa Sean Bean (Juego de tronos) y algunos capítulos los dirigirá el ganador del Emmy Steve Shill (Dexter). Tiene muy buena pinta. (Vídeo aún no disponible).



The River
– Producida por Amblin (Spielberg ataca de nuevo) esta serie de aventuras e intriga está protagonizada por Lincoln (Joe Anderson – Across the Universe) que se ve obligado a viajar a la selva amazónica en busca de su padre (Bruce Greenwood – Star Trek (2009)), un famoso documentalista desaparecido en misteriosas circunstancias. Está creada por Oren Peli (Paranormal Activity) y MIchael Green (Héroes) y el piloto lo dirigirá el español Jaume Collet-Serra (La huérfana). ¿Cruce entre El proyecto de la bruja de Blair y Perdidos? En el papel pinta muy bien. Puede ser la gran revelación o un truñaco enorme.



Scandal
– La nueva serie de Shonda Rhimes (Anatomía de Grey) estará centrada en un grupo de asesores de imagen, que trabajan para políticos y altos cargos, y son capaces de capear cualquier conato de escándalo, pero que no son capaces de hacer lo mismo con su vida personal. Estará protagonizada por Kerry Washington (Ray) y Henry Ian Cusick (Lost). Lo siento, pero yo no veo una serie de la Rhimes ni aunque salga Desmond.

Apartment 23 – Curioso planteamiento para una comedia que viene de la mano de parte del equipo de Modern Family y está centrada en dos chicas que viven en Manhattan y no pueden ser más diferentes: la ingenua June (Dreama Walker – The Good Wife) y la vivaracha Chloe (Krysten Ritter – Breaking Bad). Además tiene el curioso aliciente de contar con James Van der Beek (Dawson crece) interpretándose a sí mismo. Puede estar curiosa.

Work It – La última comedia por la que apuesta la ABC tiene un planteamiento que me hace querer huír de ella como de la peste. Dos hombres, interpretados por Ben Koldyke (Cómo conocí a vuestra madre) y Amaury Nolasco (Prison Break) tienen que vestirse de mujer para poder trabajar en la industria farmacéutica. En un mundo ideal, podría ser una comedia fina, digna heredera de Con faldas y a lo loco. Con total probabilidad se parecerá más a Dos rubias de pelo en pecho.