Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

De las seis nominadas del año pasado en esta categoría repiten la mitad, lo que dice muy poco a favor de la naturaleza de este premio: parece que quedan relegadas aquí las interpretaciones recurrentes pero que carecen de la entidad suficiente (o simplemente del hueco) para ser candidatas como secundarias. De las otras tres, dos cogen el testigo de otras compañeras nominadas por las mismas dos series. Pero parece que este premio tiene una clara favorita, la sexta en discordia: la excelente veterana Cicely Tyson.

Rachel Brosnahan por House of Cards

RachelBrosnahan

La sombra de su personaje, con el que comparte nombre, sobrevoló toda la tercera temporada de House of Cards tras su acción desesperada al final de la segunda. Y sólo pudimos verla en el último capítulo, cuando finalmente debe enfrentarse a su némesis (interpretada por Michael Kelly) en un encuentro tremendamente desigual. Brosnahan encarna al americano medio que intenta empezar de cero y borrar su oscuro pasado… y al que los tejemanejes del matrimonio Underwood, y, por extensión, sus secuaces, no dejan ninguna posibilidad. La joven Brosnahan echa el resto alternando el miedo, la ilusión y la desesperación, pero si no es suficiente para ganar el Emmy tiene una prometedora carrera por delante para volver a intentarlo en el futuro.

Diana Rigg por Juego de tronos

Game of Thrones

Tercera nominación consecutiva para la veterana británica por encarnar a la Reina de las Espinas Olenna Tyrell en la saga fantástica. Con un Emmy en su haber por dar vida a la inquietante Sra. Danvers en un remake televisivo de Rebeca en 1997, seguramente no sea esta la mejor ocasión para ampliar su vitrina. Su participación en las tramas de Poniente ha sido realmente tangencial en esta temporada y aparte de mediar por sus nietos contra las estratagemas de la pérfida Cersei Lannister poco más destacable nos ha podido ofrecer

Margo Martindale por The Americans

MargoMartindale

Lo de Martindale empieza a ser de chiste y empaña el prestigio de un premio que parece elegir a sus candidatos por pura inercia. Sin dudar que se trata de una actriz excelente y sin poner ningún pero a su Emmy como secundaria por Justified hace cuatro años, el hecho de que esté nominada por una secuencia de apenas un minuto en una cafetería frente a otro grande, Frank Langella, nos hace cuestionar cuando menos el criterio de los académicos, sobre todo habiendo otras apariciones estelares con mucha más enjundia, sin ir más lejos la de la gran Lois Smith en la misma The Americans.

Allison Janney por Masters of Sex

AllisonJanney

A la Janney podemos empezar a llamarla la “abusona” de los Emmys. No contenta con las cuatro estatuíllas que consiguió por El ala oeste de la Casa Blanca (dos como actriz secundaria y otras dos como principal) va el año pasado y añade dos más del tirón: secundaria en comedia por Mom e invitada en drama por Masters of Sex. ¡Y este año repite candidatura por ambas! En el fondo lo que este dato confirma es que estamos frente a una de las mejores y más versátiles actrices del momento. Y aunque este año probablemente no gane ni sea la favorita en esta categoría, sus intentos por salvar su matrimonio con el personaje de Beau Bridges, y a la vez su dignidad, son dignos de aplauso.

Cicely Tyson por Cómo defender a un asesino

CICELY TYSON, VIOLA DAVIS

Cuando pienso en la naturaleza de esta categoría y a qué tipo de interpretaciones debe dar cabida, siempre tengo en mente algo similar a lo que hace Cicely Tyson en la nueva serie de Shonda Rhimes: aparición recurrente en un sólo episodio de la temporada pero con una importancia vital ya sea para la trama o para alguno de los personajes. Y eso es exactamente lo que hace la casi nonagenaria actriz. Dando vida a Ophelia, la madre de Viola Davis en la serie, aparece en el momento que más la necesita su hija y con su irrupción descubrimos mucho más del pasado de nuestra protagonista. Décima nominación a un Emmy para la actriz (que ya ha ganado en dos ocasiones) y con la que, de ganar, podrá resarcirse de haber perdido el año pasado como actriz principal en miniserie o telefilm frente al huracán Jessica Lange.

Khandi Alexander por Scandal

KhansiAlexander

Esta nominación no es tan risible como la de Margo Martindale, pero casi. Su aportación al episodio por el que está nominada, ‘Where the sun don’t shine’, se reduce a un par de secuencias. Sí, en una de ellas revela información importante, pero ni la puesta en escena ni la labor de la actriz logran elevar el momento. Las comparaciones son odiosas pero, siendo esta otra madre del universo de Shonda Rhimes, en este caso la del personaje de Kerry Washington en Scandal, su actuación y posibilidades de premio palidecen al lado de las de Cicely Tyson. Y aunque el año pasado ganase Joe Morton como actor invitado por la misma serie por hacer del padre de la pizpireta y atormentada Olivia Pope, nos tememos que la mamá no tendrá la misma suerte.

Ganará: Cicely Tyson por Cómo defender a un asesino
Debería ganar: Cicely Tyson por Cómo defender a un asesino