Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Juego de Tronos ha extendido su imperio televisivo en los Emmy, en los que se llevó anoche el premio a la mejor serie dramática, mientras que The Marvelous Mrs. Maisel arrasó con su primera temporada en los apartados de comedia de los galardones más importantes de la pequeña pantalla.

La noche ha resultado amarga para candidatos españoles Penélope Cruz y Antonio Banderas, que se fueron de vacío, pero contó con momentos tan dulces y románticos como una sorprendente pedida de mano sobre el escenario por parte de uno de los ganadores.

Con nueve premios en la 70ª edición de los Emmy, la serie de fantasía épica de HBO Juego de Tronos ha ampliado a 47 estatuillas su récord absoluto en estos galardones, en los que es la producción más premiada de la historia. Tras ausentarse en 2017 de los Emmy por el retraso de su séptima temporada, Juego de Tronos ha regresado por la puerta grande y suma su tercer Emmy a la mejor serie dramática tras los de 2015 y 2016.

Claire Foy, la reina Isabel II de The Crown, ha dado la sorpresa como mejor actriz al destronar a Elisabeth Moss de El cuento de la criada, serie que fue una de las derrotadas de la velada.

Por su parte, Matthew Ryhs otorgó la mejor despedida posible a la serie de espías The Americans al llevarse el premio al mejor actor dramático, que dedicó a su pareja en la vida real y en esta producción, Keri Russell.

Como una apisonadora ha pasado por las categorías de comedia The Marvelous Mrs. Maisel, ya que se ha llevado el premio a la mejor serie, mejor actriz protagonista (Rachel Brosnahan), mejor actriz de reparto (Alex Borstein), mejor dirección y mejor guión (ambos para Amy Sherman-Palladino).

Por su parte, Bill Hader (Barry) ha ganado el premio al mejor intérprete de comedia para el que sonaba como gran aspirante Donald Glover (Atlanta).

American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace ha hecho buenas las quinielas al anotarse el Emmy a mejor serie limitada y su showrunner (máximo responsable de una producción televisiva), Ryan Murphy, ha dedicado el premio a las víctimas de crímenes de odio en la comunidad LGBT.

Los Emmy no han dado ninguna alegría a los latinos, puesto que Antonio Banderas (Genius: Picasso), John Leguizamo (Waco) y Penélope Cruz, Édgar Ramírez y Ricky Martin (los tres por American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace) no han podido salir como vencedores en sus respectivas categorías.

Juego de Tronos, con nueve premios, fue la más premiada por delante de The Marvelous Mrs. Maisel, con ocho estatuillas, mientras que por compañías HBO y Netflix han empatado a 23 galardones.

> EMMY 2018: Lista completa de los nominados y ganadores