20100806port

EMMY 2010: Actores de reparto

Nuestro repaso a las categorías principales de los premios Emmy 2010 se detiene ahora en los actores secundarios. En drama, los dos actores de Perdidos candidatos compiten con caras nominadas en otras ocasiones. En telefilme/miniserie, se vuelve al clásico actores estadounidenses contra actores ingleses. Y es en comedia donde se presenta la batalla más interesante, con cuatro nombres nuevos que rivalizan con dos multinominados. ¿Quién se llevará el gato al agua?

Actor de reparto en una serie – drama

20100806drama
Aaron Paul
Breaking Bad
Martin Short
Daños y perjuicios
Terry O’Quinn
Perdidos
Michael Emerson
Perdidos
John Slattery
Mad Men
Andre Braugher
Men of a certain age

Aaron Paul – Puede que este sea su año. La prensa especializada da como ganador a este joven veterano de la televisión, que empezó su carrera en el medio en 1999, en Sensación de vivir, y ha ido obteniendo papelitos de un solo episodio en series de más o menos éxito y todos los tipos, hasta que le llegó su oportunidad de desarrollar un personaje con el Scott Quittman de Big Love (13 episodios). Y de ahí al Jesse Pinkman, un papel que ya le aportó la nominación al Emmy el año pasado, cuando que se decantó a favor de Michael Emerson. La verdad es que la nominación no es para menos. El capítulo que presentó junto a su candidatura, ‘Half Measures’, es una buena muestra de la destreza que requiere su papel: de la desolación pasa a la rabia y la sed de venganza, la frustración y finalmente la determinación (pasando por un par de momentos cómicos provocados por sus ocurrencias, nunca excesivamente brillantes) y lo sabe transmitir todo con energía contenida y sobriedad. Es cierto que en buena medida el gran trabajo de Paul se apoya en el genial Bryan Cranston, que representa una extraña figura paterna, pero los hijos terminan creciendo e independizándose, y este capítulo es como un rito iniciático para Jesse Pinkman, y en él se resume todo lo sucedido anteriormente y apunta lo que puede suceder con él en un futuro.

Martin Short – Aunque no es su primera incursión en el drama (ya estuvo en un capítulo de Ley y Orden: UVE), resulta extraño ver a este cómico en lides más serias. Su interpretación del estafador Lenny Winstone en un estado de casi permanente catatonia, siempre superado por su entorno y por lo que se le viene encima, muchas veces provoca compasión, otras vergüenza ajena y otras sencillamente desprecio. Su personaje es un verdadero misterio, el espectador siempre anda preguntándose si se mueve por fidelidad a los Tobin o por dinero y estatus, y los momentos que comparte con Patty/Glenn Close son de verdadero duelo interpretativo. No creo que vaya a llevarse el premio este año, porque la competencia es dura, pero no lo puedo descartar del todo.

Terry O’Quinn – El hecho de que O’Quinn lleve tres nominaciones por el papel de John Locke en Perdidos, con una estatuilla conseguida en 2007, anularía prácticamente la posibilidad de que se lo llevase este año, pero no puedo luchar contra mis sentimientos (perdonen por la exageración). En realidad, mi sueño sería que se lo llevasen ex aequo los dos nominados por Perdidos: los momentos que comparten en pantalla Locke y Linus están entre lo mejor no ya de la temporada final, sino de la serie entera. Además realmente creo que Terry O’Quinn con este doble papel de “bueno/malo” (para muestra, el capítulo que presentó junto a su candidatura, ‘The Substitute’) se sale. La sobriedad gestual en la dureza de su rostro hacen que sea el más terrorífico de los enemigos, pero una sonrisa lo convierte en el más amable y cándido de los profesores de instituto. Así que, otro Emmy para Terry, por favor.

Michael Emerson – Casi podría decir lo mismo de Michael Emerson, aunque en esta sexta temporada desaparece durante varios capítulos seguidos. Del Linus maquiavélico hemos pasado al Linus derrotado y frustrado, aunque siempre actuando en su propio provecho, y al final del todo nos encontramos reconciliados completamente con el personaje, y eso es gracias a uno de los mejores actores que han pasado en los últimos años por la televisión. Y los momentos en Los Ángeles como profesor de instituto que ayuda hasta en su propio perjuicio a una alumna añaden una nueva dimensión, paralela a la de John Locke. Tiene pocas papeletas para repetir el Emmy del año pasado, y no voy a repetirme. Sí quiero aprovechar esta ocasión para protestar por el hecho de que no esté nominado el reparto entero de Lost en esta ocasión.

John Slattery – El hecho de que sea su tercera nominación en estos premios por este papel podría indicar que esta es la ocasión de que se lo lleve. Slattery es un actor sólido e irreprochable, y con una planta de actor clásico que en este caso se agradece, aunque para mi gusto su personaje impide esa dosis de empatía que hace que arrase, aunque no creo que esto sea responsabilidad suya. Por otro lado, no me parece que tenga demasiadas ocasiones para el lucimiento en Mad Men, así que dudo que finalmente se lo lleve.

André Braugher – Sí, Braugher, es un gran actor. Ha estado nominado en seis ocasiones, de las cuales lo ha ganado dos, por la serie Homicidio en 1998 y por la miniserie Thief en 2006. En este caso, yo creo que su mayor problema es la serie por la que está nominado, una especie de Mujeres desesperadas en modo viril y serio que no tiene ningún aliciente, salvo quizá André Braugher, y que se centra en un personaje antipático y de carisma cero interpretado por Ray Romano, un cómico igualmente antipático y de carisma cero. Aunque en el capítulo que presentó junto a su candidatura, Powerless, tiene una buenísima secuencia-monólogo, no creo que tenga posibilidades reales de llevarse la estatuilla a casa.

Quién ganará: Terry O’Quinn por Perdidos

Quién debería ganar: Terry O’Quinn por Perdidos

Actor de reparto en una serie – comedia

20100806comedia
Chris Colfer
Glee
Neil Patrick Harris
Cómo conocí a vuestra madre
Jesse Tyler Ferguson
Modern Family
Eric Stonestreet
Modern Family
Ty Burrell
Modern Family
Jon Cryer
Dos hombres y medio


Chris Colfer –
Para mí, uno de los dos grandes descubrimientos de la temporada. Si se llevara el Emmy este año, pensaría que se lo deberían haber dado a Ty Burrell, y si se lo diesen a éste último, pensaría que se lo debería haber llevado Colfer. Su personaje de Kurt Hummel es uno de los mejores de Glee, y él cumple con creces. Aunque a veces se pase con la gestualidad, sabe dotar de sensibilidad, gracia y carisma a este adorable estudiante-cantante. Veo dos inconvenientes para su victoria, su juventud y el hecho de que los mejores momentos de su personaje sean los más dramáticos.

Neil Patrick Harris – Por un lado, ya es hora de que le den a Neil Patrick Harris el Emmy por Barney Stinson. Por otro lado, si no se lo han dado hasta ahora, no sé si se lo van a dar por una de las temporadas más flojas de la serie, aunque en el capítulo que acompaña su nominación, ‘Girls vs Suits’, él se luce. Sin embargo, puede que se beneficie del hecho de que estén nominados tres de los actores de Modern Family y que haya reparto de votos por esa causa. Aunque en esta edición tengo otros candidatos favoritos, me encanta Barney Stinson, así que no lo vería como una injusticia si le cayese el premio gordo.

Jesse Tyler Ferguson – El pelirrojo Mitchell de la gran serie cómica de la temporada es uno de los más desagradecidos, y a Tyler Ferguson no le favorece el hecho de haber presentado ‘Family Portrait’, donde para mi gusto está excesivamente histérico y roza la caricatura. En su favor tiene la simpatía y los grandes momentos de su personaje, que son las declaraciones frente a la cámara con Cameron y cuando comparte escena con su hermana Claire. Y ya digo que, independientemente de cuál sea mi favorito, cualquiera de los actores o actrices de esta serie se merece el Emmy.

Eric Stonestreet – Casi podría repetir lo mismo para Stonestreet, veterano actor de televisión, que para Jesse Tyler Ferguson, aunque sí que creo que ha acertado al presentar ‘Fizbo’. Se nota que Eric Stonestreet está a gusto con un personaje siempre al borde de la parodia, que salva por el cariño que transmite hacia él y por ese dúo fantástico que forma con su pareja Mitchell. Ambos tienen momentos de alta comedia de la de verdad, como decía hace un par de días Fernando de Luis-Orueta a propósito de esta serie, como la magistral secuencia en el hipermercado al que van a comprar unos simples pañales. Echo de menos que no esté Ed O’Neill entre los nominados. Ojalá se lo compensen con el Emmy al reparto en comedia.

Ty Burrell – Mi otro gran favorito. Un verdadero descubrimiento en comedia, para un actor de larga trayectoria que ha tenido papeles hasta en la prestigiosa Daños y perjuicios. Su Phil Dunphy me ha hecho llorar de la risa en muchos momentos, con una composición irónica y sabia de un padre buenrollista que cree hacerlo todo bien pero al que la realidad demuestra constantemente que no es así. Aparte del hilarante ‘Game Changer’, en el que pide un iPad por su cumpleaños y se mete en la celebración de un niño negro que se llama igual que él pensando que su familia le ha organizado una fiesta sorpresa, tiene genialidades que le hacen merecedor del premio con mucha justicia.

Jon Cryer – Cinco nominaciones, una de ellas premiada (la última), son suficientes para este actor por una serie que nunca fue grande y que ahora está de franca capa caída. Pero ahí le tenemos de nuevo, y por algo será. No tiene ninguna posibilidad, porque este año además la competencia es más dura que la del año pasado; además ha llegado el momento de que se renueven las caras.

Quién ganará: Ty Burrell por Modern Family

Quién debería ganar: Ty Burrell por Modern Family

Actor de reparto en una miniserie o telefilme

20100806telefilme
Michael Gambon
Emma
Patrick Stewart
Hamlet
Jonathan Pryce
Return to Cranford
David Strathairn
Temple Grandin
John Goodman
You Don’t Know Jack

Michael Gambon – Es un grandísimo actor, por corto que sea su personaje en la miniserie inglesa, en la que casi es aparición estelar. Podría pensarse que su presencia es demasiado vigorosa para Mr Woodhouse, que es un noble rural inglés hipocondriaco y demasiado preocupado por todo, pero sabe dotarlo de esta permantente melancolía que necesita el personaje. Siempre está bien que premien a un actor como él.

Patrick Stewart – Serían tan bonito que se lo dieran a Patrick Stewart en su cuarta nominación. Leí una ocasión unas declaraciones suyas en las que decía que para un actor era un orgullo conseguir un papel que luego se convierte en icono, y que se sentía muy privilegiado de poder haber tenido dos de este tamaño (en referencia a Piccard de Star Trek y a Xavier de X-Men). Podríamos añadir que un tercero sería Hamlet, papel que ha representado en muchísimas ocasiones, incluso en un sketch de Barrio Sésamo (“A B, or not a B”). Por edad, en este caso se ha tenido que conformar con Claudio/Fantasma, pero eso no quita que su interpretación sea magnética y de las que roban planos.

Jonathan Pryce – Otro estupendo actor inglés en la batalla de este año, esta vez en su segunda nominación a los Emmy. Su Mr Buxton, un acaudalado hombre de negocios que ha hecho dinero con el comercio de la sal, y que se instala en Cranford con sus hijos después de enviudar, es amable pero colérico, y Pryce lo llena de humanidad y humor. Aunque está por debajo de las interpretaciones de Gambon y Stewart, sería un Emmy bien merecido.

David Strathairn – Aunque Strathairn es uno de mis actores favoritos y el favorito de la categoría, no sé por qué está nominado al Emmy por una interpretación que no pasa de la categoría de cameo; de calidad, pero cameo al fin y al cabo. Es cierto que llena de compasión y empatía con la protagonista a Dr Carlock, el profesor de ciencias y mentor de Temple, pero no creo que se haga con la estatuilla en esta ocasión.

John Goodman – Pese a lo ajustado de su interpretación, esta miniserie no es el vehículo para que el gran actor estadounidense se luzca o se lleve un Emmy. Su Neal Nicol es el acompañante perfecto de Kevorkian, y da un contrapunto de humor terrenal que en el caso de un tema como el que trata este producto se agradece bastante. Creo que es el que menos posibilidades tiene este año.

Quién ganará: David Strathairn por Temple Grandin

Quién debería ganar: Patrick Stewart por Hamlet