Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La sensación este año es que las categorías de interpretación en esta edición de los Emmy están descompensadas. Mientras que en unas (mejor actriz de comedia) las nominadas lo están por papeles de peso y por derecho propio, en otras, como ésta, da la impresión de que los académicos sólo han visto cuatro series. Desde luego, resulta curioso que tres de las nominadas lo sean por una serie que el año pasado acaparaba nominaciones y que este casi ha pasado desapercibida para los académicos en el resto de categorías de comedia.

20110812_banks

Elizabeth Banks por ‘Doubled-Edged Sword’, de Rockefeller Plaza

El matrimonio formado por Avery y Jack tienen que viajar a Canadá, y allí Avery se pone de parto. El empeño de la pareja por que su hija sea presidente les lleva a emprender un enloquecido viaje de vuelta a EEUU para que no tenga nacionalidad canadiense. Y no sé si será porque hay una trama en este capítulo que hace palidecer al resto (la desternillante peripecia de Liz en un viaje de avión pilotado por su novio Carol), o porque no le han sabido sacar provecho suficiente a un viaje en un camión que lleva como carga un laboratorio de metanfetamina (la situación podría haber dado mucho más juego, desde luego), pero el caso es que Elizabeth Banks, de indudable talento cómico, pasa casi desapercibida entre tanto chiste con Canadá como diana.

20110812_chenoweth

Kristin Chenoweth por ‘Rumours’, de Glee

Una serie como ésta no puede funcionar con dos Mary Poppins. En capítulos distintos, April Rhodes (Chenoweth) y Holly Holliday (Gwyneth Paltrow, de la que hablaré más adelante) tienen básicamente el mismo papel: Pepito Grillo, las Hadas Madrinas, Nanny McPhee… aunque en dos versiones distintas. En mi opinión, Chenoweth es la versión humana, bondadosa y divertida, alcohólica y cazafortunas. Es egoísta e irritante en su insultante alegría y optimismo, pero también resulta infinitamente más tierna y adorable. Su aparición por tercera vez en la serie (la primera en la segunda temporada) es un soplo de aire fresco, y es un acicate para todos. Ya estuvo nominada el año pasado por este mismo papel (y los dos años anteriores fue nominada por su Olive Snook de Criando malvas, y ganó en 2009), y creo que sería justo que se lo llevase este año, aunque lo tiene muy difícil.

20110812_fey

Tina Fey por ‘Host: Tina Fey’, de Saturday Night Live

Cada vez que Tina Fey aparece como presentadora en SNL se convierte en un auténtico acontecimiento. Y no es para menos. En esta ocasión, lo hace embarazada de seis meses en un capítulo dedicado al Día de la Madre (aparte de Bin Laden y la obligatoria imitación de Sarah Palin). Aunque me parece que las nominaciones a los actores de SNL siempre juegan en desventaja respecto del resto de candidatos, creo que el hecho de que se les incluya es un reconocimiento a una labor semanal (y en directo) que no tiene cabida en otras categorías y no da para categoría independiente. Y aunque Tina Fey es casi una institución en los Emmy, el número de presentación en el que canta a dúo con Maya Rudolph una canción dedicada a sus fetos y su cursi sirenita embarazada que se queja del mal gusto por tirar el cadáver de Bin Laden al mar son momentos de comedia más valiosos que los de alguna de las nominadas en la categoría.

20110812_DotMarie

Dot-Marie Jones por ‘Never been kissed’, de Glee

Una de las virtudes (que se convierte en problema muchas veces) de Glee es su presentación de los estereotipos y su voluntad de jugar con ellos, plantear problemas serios con ellos y a la vez hacer comedia. El caso de Beiste (que se pronuncia como «beast») es uno de ellos: Dot-Marie, campeona de lucha libre, incorpora a una estricta y machurrona entrenadora de fútbol americano cuya orientación sexual nadie duda. En este capítulo, en una segunda temporada que se ha centrado en los problemas de identidad sexual de algunos personajes, se intenta mostrar la otra cara de Beiste, la que contradice esa fachada ruda, animal, a veces casi monstruosa, completamente carente de feminidad, y plantea su fragilidad como mujer en busca continua del amor de un hombre. El problema es que para que los personajes despierten compasión, antes tienen que haber mostrado más rasgos de ser humano, más dimensiones, aunque bien es verdad que Jones está muy bien en su personaje y gracias a su interpretación, no exenta de ironía, llegamos a tomarle cariño.

20110812_leachman

Cloris Leachman por ‘Don’t vote for this episode’, de Raising Hope

La veterana actriz estadounidense recibe con esta su 19ª nominación a los Emmy (de las cuales ha ganado siete, el último por la serie Malcolm) por el capítulo final de temporada de una serie en la que la hemos visto como anciana con demencia senil (dando lugar a las situaciones más hilarantes para mi gusto). En este (¿el título es un mensaje directo a los académicos?), nos plantamos cinco años atrás, cuando Maw Maw aún no ha presentado signos de enfermedad y hace el crucigrama todos los domingos; se celebra su 80 cumpleaños. Así que tenemos una llamada de atención innecesaria («¡Eh, que no sólo sé hacer de anciana demente!»): Maw Maw no es el personaje con un «chiste» por capítulo; es una persona vulnerable, humana y tierna, un individuo completo antes de que hagan mella en ella la edad y la enfermedad, y eso siempre es agradable en una comedia que tiende al trazo grueso con demasiada facilidad.

20110812_Paltrow

Gwyneth Paltrow por ‘The Substitute’, de Glee

Seguramente el día 18 de septiembre subirá, etérea ella, enfundada en un modelito de Francisco Costa para Calvin Klein, y la multitud de fans que ha estado aguardando todos estos años que la actriz se ha dedicado más a la maternidad y a los documentales de gastronomía que a la interpretación se levantarán de sus sofás a aplaudir. A mí particularmente me cansa. No niego su talento y su solvencia y buen gusto cantando, pero esta versión idealizada del hada madrina me saca de mis casillas. Y aunque todos se empeñan en resaltar los beneficios de tener a Holly en el McKinley, la verdad es que a mí me parece que está fuera del tono de la serie, como una niña pija que intenta hacerse la guay. Siempre estoy deseando que pasen sus escenas y canciones lo más rápido posible, y no me parece que aporte nada nuevo, salvo dar a Glee un poco más de caché y glamour.

Ganará: Gwyneth Paltrow por Glee
Debería ganar: Kristin Chenoweth por Glee