Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La categoría de mejor actriz de este año enfrenta a la mujer más nominada de la historia (Meryl Streep, 21 nominaciones) con una joven parece querer seguirle el paso (Saoirse Ronan, 3 nominaciones con sólo 23 años). Pero el Oscar más bien se inclina hacia Frances McDormand, que lograría así su segunda estatuilla. Menos opciones tienen Sally Hawkins y Margot Robbie, por más que sus trabajos sean verdaderamente memorables.

Sally Hawkins por La forma del agua

Oscar
2 nominaciones

  • Nominación a mejor actriz de reparto por Blue Jasmine (2014)

Otros premios del año

  • National Society of Film Critics: mejor actriz protagonista
  • Críticos de Boston: mejor actriz protagonista
  • Críticos de Los Ángeles: mejor actriz protagonista

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: nominación a mejor actriz protagonista – drama
  • Bafta: nominación a mejor actriz protagonista
  • SAG: nominación a mejor actriz protagonista
  • Crtiics’ Choice: nominación a mejor actriz protagonista


La mayor parte del público conoció a Sally Hawkins como esa profesora de primaria, divertida y generosa que le cambia la vida a su instructor de autoescuela en Happy: Un cuento sobre la felicidad, una comedia efervescente y naíf de Mike Leigh que encandiló a todo el mundo. Después llegó Blue Jasmine (¿la última buena de Woody Allen?) y ahí directamente nos quedamos con la boca abierta ante una interpretación magistral como la heroína de clase obrera que tiene que aguantar las ansiedades de esa hermana rica que pertenece a la alta sociedad neoyorquina. Y desde ya, y para todo el mundo, Sally Hawkins será la princesa de cuento improbable de La forma del agua. La chica muda que trabaja en un laboratorio durante la Guerra Fría y que se enamora perdidamente de un hombre anfibio. Elisa es su nombre. Guillermo del Toro construye a este personaje femenino esquivando todo tipo de obstáculos, no le coloca contradicciones y apenas existe un arco en su evolución salvo el impacto del amor. Al principio Hawkins encajó el papel con dudas pero finalmente lo hizo suyo: “Elisa se convirtió en una parte de mi yo más profundo”, declaró en la presentación del filme. Su presencia es casi hipnótica y verla llevar a cabo su rutina resulta fascinante: se levanta del sofá, cuece dos huevos, se masturba en la bañera, visita a su adorable vecino para darle las buenas noches… Ella, obviamente, no tiene diálogo pero con la expresividad de su rostro y, por supuesto, la forma que tienen de observar el mundo que la rodea, es suficientes para comprender lo que hay debajo de la piel de este ser de luz creado por Del Toro. Solo por tener el valor de interpretar a alguien tan absolutamente bueno (y también por esa magnífica ensoñación en la que ella y el anfibio son protagonistas de un musical del Hollywood clásico) merecería obtener el Oscar a mejor actriz.
Pedro Moral

Frances McDormand por Tres anuncios en las afueras

Oscar
1 oscar, 5 nominaciones

  • Nominación a mejor actriz de reparto por Arde Mississippi (1989)
  • Oscar a la mejor actriz protagonista por Fargo (1997)
  • Nominación a mejor actriz de reparto por Casi famosos (2001)
  • Nominación a mejor actriz de reparto por En tierra de hombres (2006)

Otros premios del año

  • Globos de Oro: mejor actriz protagonista – drama
  • Bafta: mejor actriz protagonista
  • SAG: mejor actriz protagonista
  • Critics’ Choice: mejor actriz protagonista


La principal favorita de esta categoría lo es por muchos motivos. El primero es el más objetivo y puede comprobarse en la lista que acompaña estas líneas: en su mayoría, suyos han sido los principales galardones de este año. El segundo podríamos denominarlo político: en un momento en el que no sólo se reivindica el papel de la mujer sino que se clama contra los abusos que muchas veces sufre, la protagonista de Tres anuncios en la afueras reúne el coraje del que sólo una madre arrasada es capaz para enfrentarse a todos y a todo. Y el tercero es que Frances McDormand es una actriz de tanto talento que parte de un guión tan hábil como problemático para construir un personaje inspirador y divertido, roto y a la vez fortísimo, que recorre la cinta como un torrente imparable. Pese a que en un primer vistazo el personaje puede recordar al que ya dio el Oscar a McDormand con Fargo, en realidad este trabajo circula por otros vericuetos y sólo tienen en común la inigualable vis cómica de McDormand. El Oscar es otra vez suyo.
Fernando de Luis-Orueta

Margot Robbie por Yo, Tonya

Oscar
Primera nominación

Otros premios del año

  • Critics’ Choice: nominación a mejor actriz de comedia

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: nominación a mejor actriz protagonista – comedia
  • Bafta: nominación a mejor actriz protagonista
  • Independent Spirit: nominación a mejor actriz protagonista
  • SAG: nominación a mejor actriz protagonista
  • Crtics’ Choice: nominación a mejor actriz protagonista


Como en prácticamente todo biopic, trasladar a la gran pantalla la historia de Tonya Harding se sujeta sobre un pilar fundamental: contar con una actriz que sepa estar a la altura de la figura. Y en este caso, el reto estaba claro: la también productora de la película Margot Robbie no iba a dejar pasar la oportunidad de meterse en la piel de la protagonista de uno de los escándalos deportivos más sonados y mediáticos de la historia de Estados Unidos. La propia Robbie contaba que, hace relativamente poco tiempo, le decían que esta película no se podía hacer, pero con un presupuesto de 11 millones de dólares, su compañía de producción sacaba adelante el proyecto y ahora es una de las cinco candidatas al Oscar a la mejor actriz protagonista por este papel. Robbie se ha sumergido por completo en la figura de Tonya Harding y el esfuerzo se ve recompensado con una actuación que va más allá de la solvencia requerida en un biopic. Robbie firma el que indudablemente es su mejor papel hasta la fecha y consigue aportar los matices y la frescura necesaria para construir un personaje creíble pero que a la vez funciona en el contexto sórdido y delirante de los eventos a los que se tuvo que hacer frente y que se reconstruyen en pantalla. En una categoría en la que el premio está cantado, Robbie no podrá contar con llevarse la estatuilla a su casa, pero de lo que siempre podrá estar segura es del acierto personal que ha supuesto este proyecto en su carrera.
Alan Dameron

Saoirse Ronan por Lady Bird

Oscar
3 nominaciones

  • Nominación a mejor actriz protagonista por Brooklyn (2016)
  • Nominación a mejor actriz de reparto por Expiación. Más allá de la pasión (2008)

Otros premios del año

  • Globos de Oro: mejor actriz protagonista – comedia

Otras nominaciones del año

  • Bafta: Nominación a mejor actriz protagonista
  • SAG: Nominación a mejor actriz protagonista
  • Crtiics’ Choice: nominación a mejor actriz protagonista y mejor actriz de comedia


La nominada más joven de la categoría es la protagonista de Lady Bird, aunque no la menos experimentada. Mucho antes de ponerse a las órdenes de Greta Gerwig en esta dramedia de las pequeñas cosa sobre una adolescente de Sacramento, Saoirse Ronan ya había conseguido la nominación su primera nominación al oscar por su papel en Expiación. Enseguida fue algo más que una niña víctima de abusos para Peter Jackson en The Lovely Bones y más tarde encendió con su chispa al personaje de Agatha en El gran hotel Budapest, por citar solamente algunas de las elecciones de su interesante carrera. La penúltima nominación a los Oscar le llegó hace muy poco, en 2016, por su protagonista en Brooklyn, en la que interpretaba a una joven inmigrante irlandesa que se encontraba en una encrucijada emocional al llegar a los Estados Unidos en los años 50 del siglo XX. Ronan, neoyorkina de raíces irlandesas, navega cómodamente entre el cine británico y el norteamericano. En Lady Bird le aporta una serie de descargas continuas de energía a esa líder rebelde del último año de instituto que reniega de su familia y duda si ser fiel a la verdadera amistad o saltar al grupo de los populares; una historia que, si por momentos deja entrever algo diferente a lo que tantas veces hemos visto a la hora de la siesta, es en gran parte por ella. Larga vida a Saorsie Ronan.
Bernardo Pajares

Meryl Streep por Los archivos del Pentágono

Oscar
3 oscar, 21 nominaciones

  • Nominación a mejor actriz de reparto por La noche del cazador (1979)
  • Oscar a la mejor actriz de reparto por Kramer contra Kramer (1980)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por La mujer del teniente francés (1982)
  • Oscar a la mejor actriz protagonista por La decisión de Sophie (1983)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Silkwood (1984)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Memorias de África (1986)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Tallo de hierro (1988)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Un grito en la oscuridad (1989)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Postales desde el filo (1991)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Los puentes de Madison (1996)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Cosas que importan (1999)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Música del corazón (2000)
  • Nominación a mejor actriz de reparto por Adaptation (2003)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por El diablo viste de Prada (2007)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por La duda (2009)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Julie & Julia (2010)
  • Oscar a la mejor actriz protagonista por La dama de hierro (2012)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Agosto (2014)
  • Nominación a mejor actriz de reparto por Into the Woods (2015)
  • Nominación a mejor actriz protagonista por Florence Foster Jenkins (2017)

Otros premios del año

  • National Board of Review: mejor actriz protagonista

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: mejor actriz protagonista – drama
  • Critics’ Choice: mejor actriz protagonista


La actriz más nominada en la historia de estos premios ha encontrado en la película de Spielberg la horma de su zapato. Un icono interpretando a un icono. Katharine Graham, protagonista indiscutible de Los archivos del Pentágono junto a Ben Bradlee (Tom Hanks), es en la película la dueña de The Washington Post, que heredó la dirección del periódico de su marido tras el suicidio de este a los 45 años y sin ninguna experiencia laboral. Y recorremos gracias a la actriz todo el camino emocional y vital que la lleva de ser una socialite a una editora perspicaz y decidida. La pareja artística Streep-Hanks alza el vuelo en las escenas que comparten, sobre todo en las que chocan por su enfoque del periodismo para convertir The Washinton Post en un periódico que haga historia para alejarlo de su imagen de prensa local. Pero donde brilla más el talento de la actriz es en las que está sola, hablando con su voz nasal y autoritaria, en un grupo de hombres, insegura pero firme, y encontrando finalmente valentía para labrar su propio camino al asumir que la dirección del periódico es mucho más que defender la empresa familiar; también es defender el papel del periodismo y de la democracia. Quizá sus rivales en la categoría tengan más posibilidades que ella este año, sobre todo Frances McDormand. Con o sin cuarta estatuilla, está claro que Meryl Streep no tiene parangón.
María Pérez

Ganará: Frances McDormand por Tres anuncios en las afueras
Debería ganar: Saoirse Ronan por Lady Bird
Molaría que ganase: Sally Hawkins por La forma del agua