Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La preferencia de los académicos por premiar a cintas de acción o bélicas en esta categoría parece proclamar como favorita a Dunkerque, que tiene una dura competencia este año con Blade Runner y la entrega anual de Star Wars, ambas con un trabajo de sonido complejo. Por detrás parecen quedar en las estadísticas Baby Driver, en la que la música tiene una importancia crucial, y el delicado trabajo ambiental de La forma del agua.

Julian Slater, Tim Cavagin y Mary H. Ellis por Baby Driver

Oscar
Julian Slater: 2 nominaciones

  • Nominación a mejor montaje de sonido por Baby Driver (2018)

Mary H. Ellis: Primera nominación
Tim Cavagin: primera nominación

Otros premios del año

Otras nominaciones del año

  • Bafta: nominación a mejor sonido
  • Cinema Audio Society: nominación a mejor mezcla de sonido (imagen real)


El uso narrativo de la música en Baby Driver condicionó tanto el proceso de edición como el de montaje y mezcla de sonido. Normalmente la música se adapta a la narrativa de la película, pero en este caso había temas muy concretos, como ‘Brighton Rock’ de Queen, para los que la acción de la cinta de Edgar Wright era casi una coreografía. Así que uno de los retos fundamentales que se encontraron los nominados era mezclar esta música con los diálogos y los efectos de sonido. Una vez obtenidas estas pistas tuvieron que sincronizarlas con la acción de manera que no resultasen demasiado agresivas, buscando un delicado equilibrio para que no expulsasen a los espectadores de la película pero a la vez dejando claro lo importante que la música es para el protagonista y lo que el tinitus le provoca. El resultado de la mezcla de sonido enfatiza lo que Wright quiere transmitir con la película y proporciona a Slater, Cavagin y Ellis verdaderas opciones para la estatuilla de la categoría.

Ron Bartlett, Doug Hemphill y Mac Ruth por Blade Runner 2049

Oscar
Ron Bartlett: dos nominaciones

  • Nominación a mejor mezcla de sonido por La vida de Pi (2013)

Doug Hemphill: 1 oscar y 9 nominaciones

  • Nominación a mejor sonido por Dick Tracy (1991)
  • Oscar al mejor sonido por El último mohicano (1993)
  • Nominación a mejor sonido por Gerónimo, una leyenda (1994)
  • Nominación a mejor sonido por Air Force One (1998)
  • Nominación a mejor sonido por El dilema (2000)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Master and Commander: Al otro lado del mundo (2004)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por En la cuerda floja (2006)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por La vida de Pi (2013)

Mac Ruth: 3 nominaciones

  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Marte (2016)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi (2017)

Otros premios del año

Otras nominaciones del año

  • Bafta: nominación a mejor sonido


La filosofía de trabajo del equipo de sonido para Blade Runner 2049 consistía en fabricar un paisaje sonoro que conectase con el original de Ridley Scott, utilizando algunos sonidos de esta (como el marcado uso de los sintetizadores característicos de la música que compuso Vangelis). Ese paisaje sonoro tenía que ser muy dinámico, con escenas que requerían una sensación perturbadora de silencio (como aquella en la que K busca a Deckard entre edificios abandonados, que tiene efectos de sonido muy sutiles) y otras con música y efectos sonoros que fuesen capaces de enganchar al público. Una de las escenas que ejemplifica más claramente todo esto es cuando K y Joi se encuentran en la azotea: al principio, el sonido de la lluvia es cálido y delicado por el momento romántico que están teniendo; cuando aparece la teniente Joshi, la lluvia se vuelve fría y dura, repiqueteando con fuerza.

Mark Weingarten, Gregg Landaker y Gary A. Rizzo por Dunkerque

Oscar
Mark Weingarten: 4 nominaciones

  • Nominación a mejor mezcla de sonido por El curioso caso de Benjamin Button (2010)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por La red social (2011)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Interstellar (2015)

Gregg Landaker: 3 oscar y 6 nominaciones

  • Oscar al mejor sonido por El imperio contraataca (1981)
  • Oscar al mejor sonido por En busca del arca perdida (1982)
  • Nominado al mejor sonido por JFK (1992)
  • Oscar al mejor sonido por Speed (1995)
  • Nominación a mejor sonido por Waterworld (1996)
  • Nominación a mejor sonido por Twister (1997)
  • Nominación a mejor sonido por U-571 (2001)
  • Nominación a la mejor mezcla de sonido por Interstellar (2015)

Gary A. Rizzo: 1 oscar y 4 nominaciones

  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Los Increíbles (2005)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por El caballero oscuro (2009)
  • Oscar a la mejor mezcla de sonido por Origen (2011)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Interstellar (2015)

Otros premios del año

  • Bafta: mejor sonido
  • Cinema Audio Society: mejor mezcla de sonido en una película de imagen real


Una de las intenciones del director Christopher Nolan respecto del sonido en Dunkerque era hacer honor a su dimensión histórica y que las tres líneas temporales que abarca tuvieran una continuidad sonora, para lo que el equipo de sonido, capitaneado por el veterano Gregg Landaker, tuvo que fundir música y efectos de sonido de manera que no se pudieran distinguir, con vacíos antes de momentos de intensidad para aumentar su impacto. El sonido debía además estar a la altura de la increíble coreografía de las imágenes, ya que Nolan quería tener el control de los niveles de adrenalina del espectador en todo momento. A estas dificultades se sumaba que el director tenía mucho interés en que todos los diálogos sonaran auténticos (diferentes acentos y condicionantes como el hecho de que Tom Hardy hablara siempre a través de su máscara de piloto) sin perder definición, por lo que el proceso de mezcla de sonido se convierte en una gesta que perfectamente convierte a los tres nominados en los favoritos de la categoría.

Christian Cooke, Brad Zoern y Glen Gauthier por La forma del agua

Oscar
Christian Cooke, Brad Zoern y Glen Gauthier: primera nominación

Otros premios del año

Otras nominaciones del año

  • Bafta: nominación a mejor sonido
  • Cinema Audio Society: nominación a mejor mezcla de sonido (imagen real)


El hecho de que los dos protagonistas de la película de Guillermo del Toro no digan ni una palabra en toda ella obligó al equipo de mezcla de sonido a elaborar un paisaje sonoro más intrincado en el que apoyar la historia y que se adaptase al delicado tono de sus interpretaciones e imágenes. Así, en el trabajo no sólo tenían que buscar realismo, sino crear un estado de ánimo con sonidos aparentemente banales, como el sonido de los limpiaparabrisas de un coche que se convierte en un ritmo de metrónomo para subrayar la tensión. Por ejemplo, en la escena en que Strickland visita a Zelda en su casa, se oye de fondo la televisión que está viendo el marido de ella mientras Strickland habla. A medida que progresa la escena el sonido de la televisión aumenta y se vuelve más evidente, hasta que al finar se funde con la música de Desplat. Este tratamiento fluido y expresionista del sonido obliga a tomar una serie de decisiones técnicas en el proceso de mezcla dirigidas a conseguir ese impacto emocional sin llamar excesivamente la atención y haciendo que convivan en un espacio coherente sonidos y diálogos.

David Parker, Michael Semanick, Ren Klyce y Stuart Wilson por Star Wars: Los últimos jedi

Oscar
David Parker: 2 oscar y 7 nominaciones

  • Nominación a mejor sonido por Los lobos no lloran (1984)
  • Oscar al mejor sonido por El paciente inglés (1998)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (2004)
  • Oscar a la mejor mezcla de sonido por El ultimátum de Bourne (2008)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por El curioso caso de Benjamin Button (2009)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por La red social (2011)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2012)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Rogue One (2017)

David Parker: 2 oscar y 7 nominaciones

  • Nominación a mejor sonido por El señor de los anillos: La comunidad del anillo (2002)
  • Nominación a mejor sonido por El señor de los anillos: Las dos torres (2003)
  • Oscar al mejor sonido por El señor de los anillos: El retorno del rey (2004)
  • Oscar al mejor sonido por King Kong (2007)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Ratatouille (2008)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Wall-e (2009)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por El curioso caso de Benjamin Button (2009)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por La red social (2011)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2012)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por El Hobbit: La desolación de Smaug (2014)

Ren Klyce: 7 nominaciones

  • Nominación a mejores efectos de sonido por El club de la lucha (2000)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por El curioso caso de Benjamin Button (2009)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por La red social (2011)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2012)
  • Nominación a mejor montaje de sonido por Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2012)
  • Nominación a mejor montaje de sonido por Star Wars: Los últimos jedi (2018)

Stuart Wilson: 5 nominaciones

  • Nominación a mejor mezcla de sonido por War Horse (2012)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Skyfall (2013)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Star Wars: El despertar de la fuerza (2014)
  • Nominación a mejor mezcla de sonido por Rogue One (2017)

Otros premios del año

Otras nominaciones del año

  • Bafta: nominación a mejor sonido
  • Cinema Audio Society: nominación a mejor mezcla de sonido (imagen real)


Cuando se trabaja en el sonido de una saga como la de Star Wars, el principal condicionante es la herencia de las películas previas, además de tener que crear mapas sonoros nuevos para los personajes, tecnologías y situaciones inexistentes en las anteriores (por ejemplo, la conexión de la Fuerza entre Rey y Kylo Ren). Y todo eso con la intrincada y omnipresente música de John Williams. El director Rian Johnson quería un sonido dinámico que no atacase ni agotase al público en una película en la que suceden muchas cosas y muy diferentes a la vez, con lo que el equilibrio entre los diferentes elementos (música, efectos de sonido y diálogo) es crucial. Este equilibrio obliga a tomar decisiones drásticas en secuencias importantes como la citada conexión de la Fuerza, en la que el sonido se reduce a un aliento, o cuando una nave avanza hacia el hiperespacio, un momento de gran impacto visual en el que el sonido se apaga manteniendo un único tono que obliga al espectador a contener el aliento durante casi medio minuto.

Ganará: Dunkerque
Debería ganar: Star Wars: Los últimos jedi
Molaría que ganase: La forma del agua