OSCATLÓN 2012: Actor de reparto

OSCATLÓN 2012: Actor de reparto

Estamos ante una de las categorías más reñidas de la carrera al Oscar de este año, contando, además, con el dato de que todos y cada uno de los actores nominados aquí ya tienen una estatuilla en casa. Con gran espectro de géneros en sus trabajos, resulta complicado determinar cual de todos ellos es más importante, relevante, merecedor de premio o simplemente mejor, por lo tanto, es una necesidad imperiosa pasar a analizar cada uno de los cinco trabajos que este año optan al Oscar al mejor actor secundario.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actorreparto1.jpg”}-Ns0R6TJegM{/youtubejw}

Alan Arkin por Argo

Pablo López
Alan Arkin recibe con esta su cuarta nominación al Oscar, segunda de las cuatro en esta categoría, en la que ya se alzó ganador en 2007 (40 años después de su primera nominación) por su interpretación en Pequeña Miss Sunshine. En esta ocasión Arkin es Lester Siegel, un reputado productor de Hollywood que, junto al personaje encarnado por John Goodman, forman la pareja protagonista de los descargos cómicos de Argo, los dos responsables de crear la ilusión del rodaje de la falsa película que da nombre a la última cinta de Ben Affleck. Ambos actores crean un todo que es difícil de valorar independientemente, pero quizá es mucho pedir la doble nominación, así que ha sido Arkin el que se ha llevado el gato al agua. Sin que su reparto sea nada excepcional, si que destacan en Argo estos dos personajes que, a la vez que forman parte irreemplazable de la historia, elaboran, de soslayo, una divertidísima crítica a la industria del cine y a las maneras de producción del cine de los setenta. Las posibilidades de premios del actor son pocas, sobretodo teniendo en cuenta que su presencia en la carrera se ha limitado a las nominaciones, solo ganando premios dentro del reparto de la película y que sus otros competidores son los que se han alzado con los premios, pero Argo parece ser la eterna sorpresa de los premios últimamente, así que no hay que dejar nada al azar.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actorreparto2.jpg”}ambgxyQC1bU{/youtubejw}

Robert De Niro por El lado bueno de las cosas

Rubén Miguélez
Robert De Niro alcanza con esta su séptima nominación al Oscar más de veinte años después de la última y con dos estatuillas en su haber (uno como protagonista por Toro Salvaje y otro como secundario por El Padrino parte II). Esta vez el mítico actor norteamericano es reconocido por su trabajo como Pat Solitano Sr. en El lado bueno de las cosas, cinta que ha conseguido estar presente en las cuatro categorías de interpretación. De Niro encarna a la perfección el papel de un padre de familia obsesionado con las apuestas relacionadas con el fútbol americano y que tiene que lidiar con las locuras de su hijo en plena terapia psiquiátrica, con el que, además, protagoniza una de las escenas más emotivas de la película. Lo cómodo que parece encontrase en su personaje durante todo el metraje juega a su favor, sin embargo, estamos ante un papel que carece de los retos interpretativos que sí encontramos en algunos de sus competidores que han sido premiados recientemente en esta categoría. No parte como favorito, pero teniendo en cuenta la excelente aceptación de todo el reparto de El lado bueno de las cosas es un candidato que no podemos dejar de lado.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actorreparto3.jpg”}eGrFlH2RfPw{/youtubejw}

Philip Seymour Hoffman por The Master

María Pérez
Tras cuatro nominaciones y un Oscar, y a pesar de las suspicacias que despiertan los premios, nadie puede negar que Philip Seymour Hoffman es uno de los mejores actores que habitan el universo del cine estadounidense, y no me equivoco si digo que es el mejor de su generación. Cierto es que en su filmografía hemos visto personajes parecidos a este Lancaster Dodd, pero quizá el nivel de sutileza y matices de éste alcanza en The master cotas magistrales. Como un Ciudadano Kane cualquiera, Dodd es la encarnación del éxito, disciplinado como un científico y enérgico como un vendedor de coches; con una seguridad en el decir y el mirar que hace a todos pasar por alto la incongruencia de su discurso y lo anodino de su físico, sin lugar a dudas incorpora con su gran trabajo actoral eso tan difícil de explicar que venimos a llamar carisma.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actorreparto4.jpg”}LPK2FA5I6Vg{/youtubejw}

Tommy Lee Jones por Lincoln

Roberto Bra
Cinco años le ha costado a Tommy Lee Jones volver a conseguir una nominación en los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Gracias a Lincoln, la última película de Steven Spielberg, el actor norteamericano consigue su cuarta nominación a los premios Oscar y todo apunta a que el veterano actor se alzará con su segundo Oscar, ya consiguió uno en 1993 como mejor actor de reparto por El fugitivo, gracias a su interpretación del republicano radical Thaddeus Stevens. Tommy Lee Jones no solo realiza un gran trabajo en la última cinta de Steven Spielberg, sino que consigue ponerse al nivel de un soberbio Daniel Day-Lewis y hacer que su interpretación no eclipse su laborioso trabajo. Ya veremos si consigue alzarse con el galardón en una categoría de nivel muy igualado y interpretaciones muy dispares pero lo que nadie puede negar es que su nombre es uno de los grandes favoritos de la noche.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actorreparto5.jpg”}PMyetwdgEIQ{/youtubejw}

Christoph Waltz por Django desencadenado

Samuel Pérez
Tan sólo tres años después de su victoria por Malditos Bastardos, Waltz vuelve a ser candidato como actor de reparto por la siguiente película de su amigo Quentin Tarantino. En Django desencadenado interpreta al Dr. King Schultz, un carismático cazarrecompensas alemán que se mueve como pez en el agua por los desérticos parajes del medio oeste estadounidense. Waltz, apoyándose en los perfilados diálogos de Tarantino, nos vuelve a ofrecer otro recital a través de un personaje que inquieta y fascina al espectador. Por desgracia su oscarizado Hans Landa aún está muy cerca en la memoria de todos y si además sumamos el hecho de que esta vez no ha habido tanta unanimidad en la carrera de premios (sólo ha ganado el Globo de Oro y algún premio poco relevante de la crítica), creemos que en esta ocasión no lo tiene tan fácil. 
Ganará: Tommy Lee-Jones por Lincoln

Debería ganar: Tommy Lee-Jones por Lincoln