Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Tres de los cuatro nominados en la categoría de esta edición ya saben de sobra lo que es estar nominado a un Oscar, pero hay que destacar la séptima nominación de Michael Khan (Lincoln), que lleva formando equipo durante más de cuatro décadas con Steven Spielberg. Además,  en esta categoría se encuentra una de las curiosidades de esta edición de los Oscar ya que William Goldenberg ha conseguido una doble nominación en la misma categoría por su montaje de Argo y de La noche más oscura.

OSCATLÓN 2012: Montaje

William Goldenberg por Argo

Si hay algo que tiene la última película de Ben Affleck es la capacidad para mantener al espectador en tensión durante gran parte de su metraje. Para conseguir con éxito una tensión como la que nos ofrece Argo son necesarias dos cosas fundamentales: una gran dirección, la tenemos; y un montaje que ejerza un perfecto acompañamiento a las imágenes rodadas por el director. Puede que Ben Affleck no sea un director veterano, pero sus tres películas demuestran que tiene lo que hay que tener para convertirse en un gran director. Por eso para su tercera película ha trabajado con alguien que conoce bien, ya fue su montador en Adiós, pequeña, adiós. El dominio de Goldenberg se refleja desde la primera escena frente a la embajada estadounidense, donde ya empieza a poner en tensión al espectador, hasta las escenas finales que suceden en el aeropuerto iraní. La hoja de presentación de William Goldenberg es impecable, ha sido montador en películas como Heat o Ali, y ha sido nominado al Oscar en dos ocasiones: por Seabiscuit, más allá de la leyenda y por El Dilema (The Insider). La mejor forma de halagar a alguien con la trayectoria de William Goldenberg es repasar sus trabajos: con ellos ha demostrado que si buscamos a alguien capaz de generar tensión, no solo en el clímax, sino también durante la mayor parte de la película, él es nuestro hombre.

OSCATLÓN 2012: Montaje

Tim Squyres por La vida de Pi

Muy diferente a los demás trabajos con los que comparte nominación es el de Tim Squvres en La vida de Pi.  Squvres ha sido el encargado de montar gran parte de las películas de Ang Lee y ahora le encomienda la dura tarea de dar forma una cinta tan complicada como ésta. La atmósfera onírica de la narración requiere un cuidado mayúsculo, ya que un montaje erróneo o mal enfocado puede echar a perder lo que el director desea transmitir a los espectadores.  Ayudado por un gran trabajo de fotografía y por una forma inteligente de usar la tecnología 3D, Tim Squvres dota a la película de ese tono de fábula con el que Ang Lee impregna la película. Y juntos nos ofrecen una experiencia digna de admiración.

OSCATLÓN 2012: Montaje

Michael Kahn por Lincoln

La relación de Michael Kahn con Steven Spielberg se lleva forjando durante más de cuatro décadas. Juntos han establecido un tándem director-montador que ha desembocado en que Kahn pueda presumir de con Lincoln su séptima nominación a los Oscar y convertirse así en el editor más reconocido de la historia del cine. Esta relación y el grandísimo trabajo que realiza en la sala de edición, también le ha llevado a conseguir tres Oscar en esta categoría por En busca del arca perdida, La Lista de Schindler y Salvar al soldado Ryan. Michael Kahn   ofrece en Lincoln un montaje clásico que construye para ayudar a la narración y a las maravillosas interpretaciones del elenco protagonista. Montar una película como ésta no es una tarea sencilla: un montaje excesivamente lento puede aburrir al espectador y uno demasiado frenético puede dar a un drama político el aspecto de un thriller. Por ello, pone pausa cuando Daniel Day-Lewis debate  con su gabinete sobre la 13ª enmienda y ayuda a aumentar el ritmo en las discusiones que suceden en la cámara de representantes. Por todo esto, y por mucho más, Michael Kahn es uno de los mejores montadores actuales. 

OSCATLÓN 2012: Montaje

Jay Cassidy y Crispin Struthers por El lado bueno de las cosas

Quizás sea en esta categoría donde El lado bueno de las cosas haya dado la sorpresa al colarse entre los nominados dejando fuera montajes más elaborados como, por poner un ejemplo, el de The Master. Para elaborar el montaje de su película, David O. Russell ha contado con Jay Cassidy -que consigue su segunda nominación tras Hacia rutas salvajes- y Crispin Struthers, el encargado del montaje de The Fighter que consigue su primera nominación a los Oscar. Por extraño que parezca, quizás por el hecho de tratarse de una comedia romántica, el montaje de El lado bueno de las cosas demuestra que las cintas de este género también pueden tener detrás una gran labor técnica. Este gran trabajo tiene su máxima expresión en el tramo final de la película donde cobra una importancia mucho mayor. Consiguen crear una atmósfera que equilibra la película durante todo su metraje hasta llegar a esas escenas donde, tanto la película como el montaje, alcanzan su punto álgido.

OSCATLÓN 2012: Montaje

William Goldenberg por La noche más oscura

Mas arriba ya hemos hablado tanto del currículum de William Goldenberg así como de su enorme capacidad para dotar a los thrillers en los que trabaja de montador de la tensión necesaria de cada uno de ellos. Por eso no es casualidad que Kathryn Bigelow, consciente de ello, lo eligiese junto a Dylan Tichernor para formar el equipo de montaje de La noche más oscura. Como ya demuestra en Argo, Goldenberg es experto en el manejo de la tensión, y si a eso le sumamos que forma equipo con otro experto del montaje como Dylan Tichenor -montador de The Town. Ciudad de ladrones y nominado al Oscar por su montaje de Pozos de ambición- el resultado es notable. Goldenberg y Tichenor realizan un ejercicio ejemplar de cómo hacer que la simple unión de las imágenes pueda poner la piel de gallina, en las escenas de las torturas, y mantener al público inquieto en sus asientos durante el asalto final al escondite de Bin Laden. A partes iguales. Si Goldenberg no hubiese montado este año la  película de Ben Affleck, seguramente Tichenor lo acompañaría a recoger el Oscar. Sin embargo, todo apunta a que tendrá que ver como su compañero de equipo sube al escenario sin él.
Ganará: Argo

Debería ganar: Argo