Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El mundo del juego siempre ha sido un gran atractivo para el mundo del cine. Ocean´s Eleven y sus secuelas, 21 Black Jack, Rounders, sin olvidar clásicos como El rey del juego o Maverick son solo algunas de las numerosas cintas que abordan este tema desde distintas perspectivas. Pero los tiempos cambian y con ellos cambian todas y cada una de las cosas que nos rodean, incluído el juego.

Runner Runner, dirigida por Brad Furman (El inocente, 2011), explora el mundo del juego desde el modelo de negocio surgido con internet: las apuestas on-line. Justin Timberlake interpreta a Richie Furst un estudiante de la Universidad de Princeton que pierde el dinero que necesitaba para su matrícula al apostarlo en un juego de póker online. El sitio web está alojado en Costa Rica y pertenece a un magnate del juego llamado Ivan Block, interpretado por Ben Affleck. Richie no duda en viajar hasta Costa Rica para enfrentarse a Block y demostrarle que en su sitio web se hacen trampas, sin embargo Block lo introducirá en el mundo del juego, un mundo que es más peligroso de lo que Richie pensaba.

El título de la cinta surge de una expresión propia del póker, se conoce como Runner, Runner a la mano de un jugador, que va mejorando exponencialmente según van apareciendo nuevas cartas sobre las mesa hasta que finalmente acaba llevándose el bote. El principal problema de la película, pero no el único, es que su narración aburre de manera progresiva  y su mayor entretenimiento se encuentra en los primeros minutos de la cinta que, en cuanto pasan, hacen de la película una propuesta sin ningún encanto.

Ni la dirección de Furman (esquemática, simplista y nada arriesgada) ni las interpretaciones de las estrellas que forman el elenco consiguen levantar una historia que cae en picado en cuanto despega. Justin Timberlake interpreta al protagonista tonto, algo típico en este tipo de películas, y Ben Affleck interpreta el papel de ¿villano?, algo que nos cuesta creernos desde el primer momento en el que aparece en pantalla. Todo esto acompañado del típico personaje femenino, interpretado por Gemma Arterton, que provocará más de una disputa entre nuestros protagonistas.

Todo esto acompañado de una subtrama policíaca que, acompañada de una trama principal típica y tópica, hacen de Runner Runner un vacuo entretenimiento.

Runner, Runner se estrena mañana 4 de octubre.