Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Este año está siendo uno de los más interesantes en la carrera de los Oscar, sobre todo en la categoría de mejor película. Aparte de la gran calidad de la mayoría de las cintas nominadas, desde el 30 de diciembre ha habido fluctuaciones en la cabeza de carrera, por la que han pasado casi todas las nominadas.

Ben Zaumer, colaborador de The Hollywood Reporter y matemático, ha establecido un modelo de cálculo basado en datos y estadísticas para predecir los ganadores de los Oscar, y cuyo diseño empezó estableciendo cuáles son los factores determinantes (premios previos, categorías en las que esté nominada cada película, puntuaciones de la crítica y mercado de apuestas) en las predicciones para cada categoría.

Según Zaumer, este año es de los más ajustados en la categoría principal, considerando los factores antes mencionados. De acuerdo a su método, la estatuilla estaría entre La forma del agua y Tres anuncios a las afueras. La historia coloca a La forma del agua por delante, puesto que sólo ha habido cuatro películas que han recibido el Oscar sin nominación del director: Alas (1927), Gran Hotel (1932), Paseando a Miss Daisy (1989) y Argo (2012), aunque en cuatro de los últimos cinco años no ha habido coincidencia en ambos Oscar (mejor película y director). Muy por detrás quedan, casi empatadas, Lady Bird, Dunkerque y Déjame salir, y el resto, a la cola.

Más clara está la estatuilla de mejor director, que a todas luces va a ser para Guillermo del Toro, que este año ha recibido los premios equivalentes en SAG, BAFTA y Globos de Oro. En la historia sólo ha habido dos directores que hayan ganado estos tres premios y que luego se hayan ido a casa de vacío tras la gala de los Oscar: Ang Lee por Tigre y dragón (2000) y Ben Affleck por Argo (2012).


Sin embargo, en las cuatro categorías de interpretación, todos los premios principales han coincidido, y el modelo de Zaumer lo corrobora con el resto de factores: Gary Oldman por El instante más oscuro, Frances McDormand y Sam Rockwell por Tres anuncios a las afueras y Allison Janney por Yo, Tonya.

En cuanto a las categorías de guion, mientras que la de original es más difícil de prever, la de adaptado está mucho más clara. En la primera, la cosa parece estar entre Martin McDonagh por Tres anuncios a las afueras y Jordan Peele por Déjame salir. Este último ganó el premio del gremio de guionistas, pero en ese McDonagh no podía competir, así que no se puede tener en cuenta para la predicción final. Aun así, Peele, con más premios en esta carrera, parece favorito. En el caso de guion adaptado, James Ivory tiene todas las papeletas para convertirse en la persona de más edad en recibir un Oscar este año por su adaptación de la novela Llámame por tu nombre. Si es que Agnès Varda (que sólo nació 8 días antes que él) no le arrebata ese honor con el Oscar por Visages Villages.