Dioses y Perros se presentaba en Málaga ayer miércoles arropada por su director, David Marqués, y por los miembros de su elenco: Hugo Silvia, Megan Montaner y Elio González. Marqués, que también firma -en colaboración con Kiko Martínes- el guión de la película, ha presentado en la Sección Oficial un drama sobre la vida de Pasca (Hugo Silva), un exboxeador que, mientras pasa sus días cuidando de su hermano minusválido (Elio González), se autoimpone una vida gris, un castigo al que se somete trabajando como sparring -la persona con la que se entrena un boxeador para preparar un combate, como si de un saco se tratase-.

hugomegan

David Marqués ha firmado un drama con tintes sociales que, sin embargo, se aleja de los convencionalismos violentos y exageradamente dramáticos que podríamos encontrar en este tipo de películas: “Está claro que he hecho un drama, pero estos personajes se toman la vida con resignación, su procesión va por dentro. Viven en un mundo gris y apagado y están llenos de problemas pero llevan así muchos años. Es un reflejo de la vida, nadie está mal todo el tiempo, puedes empezar el día riéndote y acabarlo llorando como una magdalena”, comenta Marqués.

Dioses y Perros es el primer drama que dirige David Marqués, después de haber realizado las comedias Cualquiera, Aislados, Desechos y En fuera de juego. “Cuando hacía estas comedias, le pedía a los actores que leyeran esos diálogos absurdos como si fuera un drama, totalmente serios. Si le quitabas el volumen a la televisión, podrían estar hablando del descubrimiento de la vacuna contra el cáncer”, bromea David Marqués, y añade que “aquí quería lo contrario. Todos vemos que es una situación dramática, pero los personajes están acostumbrados a ello y saben hacer bromas al respecto”

hugosilva2Hugo Silva es el protagonista absoluto de esta historia, estando presente en casi todas las secuencias de la película, “no quería pensar en la presión que esto suponía, me daba cuenta de ello cuando estaba haciendo el personaje pero no quería darle importancia para no preocuparme”, comenta Hugo Silva al respecto. “Pasca tiene el mismo origen que Hugo Silva, pero tenemos circunstancias muy diferentes”, explica, “para crear el personaje me he acercado a lo que tenemos Pasca y yo en común, y he usado el boxeo, que es un tema que yo no había trabajado mucho y desde que supe que iba a hacer la película me puse a entrenar en un ring”.

A pesar de que Silva interpreta a un exboxeador a quien se le intuyen éxitos pasados, a lo largo del metraje no encontramos escenas de acción violentas para las que su protagonista tenga que exponer sus habilidades boxeando, “no entrené boxeo para poder pelear bien en la película, si no porque un boxeador no mira igual que otra persona, no camina igual, hay ciertos rasgos que son comunes en todos los boxeadores, y pensé que en lugar de observar a los boxeadores, lo mejor sería mancharme y dejar que las cosas pasaran”. Reconoce, además, que guarda cierta afición al boxeo desde joven: “en mi casa siempre hubo cierta afición al boxeo, siempre supimos quiénes eran Mike Tyson o Mohamed Ali”, aunque nada supera su afición por el cine, confesando que “no me vería trabajando en otra cosa, quizá si de otra forma pero nunca alejado de esta profesión”. Cuando se le pregunta por tres actores de referencia, asegura lo siguiente: “admiro a Javier Bardem, Juan Codina y Daniel Day-Lewis, pero me dejo a muchísimos grandes actores en el tintero. Sería casi imposible elegir”.

meganmontanerUn mes y medio de preproducción es lo que han tenido los actores para meterse en la piel de los personajes de Dioses y Perros, unos tiempos relativamente cortos. Elio González, actor que interpreta al hermano inválido de Pascal, comenta que se le facilitó la silla de ruedas una semana antes del rodaje: “Cuando el presupuesto es el que es, hay que adaptarse. Centré mi trabajo en defenderme con la silla de ruedas y estar todo el día sentado en ella mientras rodábamos. La única ventaja que se puede sacar de no tener un gran presupuesto es que se intensifica el trabajo durante el rodaje, y de esa manera aprendes mucho más rápido”.

Tanto Hugo Silva como Eloi Gonzálo llegan a Dioses y Perros desde la televisión, pero para ninguno de los dos es su primera largometraje. Sí que lo es para Megan Montaner, quien da el salto a la gran pantalla gracias a esta película. “El trabajo en los diferentes medios es algo que puede surgir o no. Una vez hecho, puedes coincidir con gente con la que trabajes bien o con la que no funciones tanto. En este caso, Hugo Silva, que es con quien tengo todas mis secuencias, es muy profesional y muy generoso, y sobre todo ha habido mucha camaradería. Con estas condiciones, el salto al cine ha sido muy cómodo”, asegura Megan.