Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La actriz, cantante y empresaria Debbie Reynolds, madre de la actriz y escritora Carrie Fisher, ha fallecido en California un día después de que lo hiciese su hija.

Reynolds se dio a conocer en el cine en la película Tres palabritas (1950), protagonizada por Fred Astaire, por la que recibió una nominación en los Globos de Oro como debutante más prometedora, aunque el papel que la lanzó al estrellato fue el de Kathy Selden en Cantando bajo la lluvia, a los 19 años. A partir de esa película, una de las obras cumbre del cine musical, se convirtió en una estrella del cine y del musical. En su filmografía, compuesta por 82 títulos, se incluyen títulos como The Affairs of Dobie Gillis, Las tres noches de Susana, Los líos de Susana (en la que compartía protagonismo con su marido Eddie Fisher y por la que recibió una nominación en los Globos de Oro), Banquete de bodas, Tammy, la muchacha salvaje (cuya canción Tammy la llevó a alcanzar el número uno en las listas de éxitos), La conquista del Oeste, Molly Brown, siempre a flote (con una nominación en los Oscar), Dominique, El novio de mi mujer, ¿Qué le pasa a Helen?, Las manías de mamá e In&Out. Su última aparición en pantalla fue en el telefilme Behind the candelabra (2013), donde interpretaba a la madre del pianista Liberace.

Además, tuvo una intensa carrera en Broadway que culminó en 1973 con el musical Irene, por el que recibió una nominación en los Tony. Y en televisión triunfó con su propio programa en 1969, The Debbie Reynolds Show, y su presencia fue habitual gracias a series como Alice, Vacaciones en el mar, Hotel, Las chicas de oro, Roseanne o Will y Grace.