Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Por Samuel Pérez y M.J. Arias

Continuidad en drama, rupturismo en comedia y un duelo de altura en miniserie. Estas parecen ser las claves de las nominaciones a los Globos de Oro en las categorías de televisión de este año. The Handmaid’s Tale y Big Little Lies vienen dispuestas a revalidar sus Emmys, si The Crown y Feud no se lo impiden. ¿Y en comedia? Todo puede pasar, pero nuestras apuestas están sobre el regreso de Will y Grace y una sorpresa de Amazon: The Marvelous Mrs. Maisel.

Drama

La lista de nominadas este año a mejor serie dramática es prácticamente un calco de la del año pasado. Si se cambia Westworld por The Handmaid’s Tale, todo sigue igual. Precisamente esa variante es la que suena como la clara favorita y merecedora del Globo de Oro. Solo la segunda temporada de The Crown, tan notable como la primera, podría hacerle algún tipo de sombra. Juego de tronos sigue su escalada ascendente de calidad e intensidad de cara a su eminente final, pero no es rival para El cuento de la criada. Como tampoco lo son las segundas de temporadas de Stranger Things y This Is Us, que repiten fórmula y no arriesgan. La serie basada en la novela homónima de Margaret Atwood ambientada en una distopía teocrática debería ser la única que alce el premio esa noche. Lo contrario sería una auténtica sorpresa y un monumental error.

Y lo mismo ocurre con la categoría de actriz de drama. Elisabeth Moss (3 nominaciones, 1 globo de oro) sobresale. Su papel como Offred en The Handmaid’s Tale puede darle la segunda estatuilla. Compite con la ganadora de 2017, Claire Foy (2 nominaciones, 1 globo de oro); Caitriona Balfe (3 nominaciones) –que no falta a su cita anual con estos premios como Claire Randall–; Katherine Langford (1 nominación) y Maggie Gyllenhaal (4 nominaciones, 1 globo de oro). Es una pena que ha Gyllenhaal le haya tocado competir con Moss y su desgarradora interpretación en El cuento de la criada. De no haber sido así, su papel como prostituta emprendedora en The Deuce le habría valido mayores reconocimientos. Aunque la campana siempre puede sonar.

En el capítulo masculino, la carrera está algo más reñida. Repiten Bob Odenkirk (3 nominaciones) y Liev Schreiber (6 nominaciones). Ambos vuelven este año con el mismo personaje, Jimmy McGill/Saul Goodman y Ray Donovan. Aunque Schreiber ha sido candidato en cinco ocasiones por él, lo cierto es que el personaje de Odenkirk ha evolucionado hasta tal punto en la tercera temporada de Better Call Saul que se merece un reconocimiento en forma de estatuilla. No es fácil hacer que un personaje tan querido y entrañable como el de Jimmy se convierta en alguien tan repulsivo como Saul. Con ellos en la pelea por ser considerado el mejor actor en drama figuran Jason Bateman (3 nominaciones, 1 globo de oro) como una suerte de Walter White en Ozark y Freddie Highmore (primera nominación) como el cirujano autista en The Good Doctor que se ha ganado el corazón de la audiencia estadounidense. Cerrando el quinteto, Sterling K. Brown (2 nominaciones), de This Is Us, nominado el año anterior como secundario.

Comedia

Dado que la serie ganadora en comedia el año pasado, Atlanta, estrenará su segunda temporada a lo largo de este 2018, en esta edición de los Globos de Oro la única serie que repite nominación de las candidatas del año pasado es Black-ish (2 nominaciones, 0 Globos), que está en medio de su cuarta temporada en la ABC. Su protagonista, Tracee Ellis Ross, la ganadora al Globo a mejor actriz en comedia la edición pasada ni siquiera está nominada este año, pero en cambio sí repite su co-protagonista Anthony Anderson (2 nominaciones, 0 Globos).

Entre las rivales de Black-ish tenemos a Master of None (primera nominación), la neoyorquina serie de Aziz Ansari (2 nominaciones) para Netflix, cuyo capítulo ‘Thanksgiving’ recibió un gran número de elogios el año pasado. Su primera temporada se estrenó a finales del 2015, de ahí su ausencia en los Globos el año pasado. La aportación de Amazon a las categorías de este año, sustituyendo a Transparent y Mozart in the Jungle es The Marvelous Mrs. Maisel (primera nominación), la nueva serie de la creadora de Las chicas Gilmore, centrada en un ama de casa judía en el Nueva York de los 50 que decide convertirse en monologuista de comedia. Su protagonista, Rachel Brosnahan (primera nominación), a la que muchos recordarán por House of Cards, suena fuerte en las apuestas a mejor actriz del año.

Tras mantenerse durante 8 años en antena y acumular un total de 29 nominaciones… para nunca ganar un Globo de Oro, regresa, tras 11 años de ausencia en la NBC, Will y Grace (7 nominaciones). El único intérprete nominado de la sitcom es el propio Will, Eric McCormack (6 nominaciones). ¿Logrará la serie romper su mala racha en los Globos? La quinta nominada a la mejor serie de comedia es SMILF (primera nominación), la apuesta de Showtime sobre la vida de una madre soltera veinteañera. Su protagonista Frankie Shaw (primera nominación) también es candidata, pero ambas parten con muy remotas posibilidades de premio.

La HBO, que sorprendentemente no ha logrado que Veep, una habitual en esta categoría, lograse alguna nominación por su sexta temporada este año, solo cuenta con una actriz nominada por una serie de comedia, Issa Rae (2 nominaciones), que repite por segundo año consecutivo por Insecure. El resto de los actores nominados incluyen a Pamela Adlon (primera nominación) por Better things, Alison Brie (primera nominación) por GLOW –serie que quizá habría merecido la candidatura a mejor comedia que se ha llevado SMILF-William H. Macy (5 nominaciones) que consigue su segunda mención por Shameless. Pero no nos extrañe si los Globos deciden premiar a la estrella de turno: en este caso Kevin Bacon (3 nominaciones, 1 Globo) por la serie de Amazon con el nefasto título de I love Dick.

 

Miniserie o telefilm

Vuelve a repetirse el duelo de este año en los Emmy entre Big Little Lies y Feud: Bette y Joan, que en aquella ocasión se saldó con la victoria de la primera y de Nicole Kidman (11 nominaciones, 3 Globos) como mejor actriz. Hace 8 años, cuando Grey Gardens logró el Emmy a la mejor actriz para Jessica Lange, los Globos decidieron premiar a su coprotagonista Drew Barrymore. ¿Pasará algo similar y optarán los votantes por Reese Witherspoon (5 nominaciones, 1 Globo)?

Aunque quizá a los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera les pueda la nostalgia y, con gran justicia, decidan premiar a cualquiera de las enormes protagonistas de Feud: Jessica Lange (16 nominaciones, 5 Globos) dando vida a una impecable Joan Crawford, y Susan Sarandon (9 nominaciones) mimetizando a la perfección todos los gestos de Bette Davis. Es sorprendente que Sarandon aún no tenga un Globo de Oro en su casa. ¿Puede que ésta sea la ocasión de subsanar ese error?

La quinta nominada a la mejor actriz es Jessica Biel (primera nominación) por The Sinner, thriller de 8 episodios que en España se puede ver por Netflix. La tercera temporada de Fargo vuelve a rascar nominación y consigue mención también para Ewan McGregor (3 nominaciones) por su doble rol en la serie policiaca. Del género policiaco es también la quinta nominada a mejor miniserie: la nueva entrega de Top of the Lake, que cuenta con el subtítulo de China Girl, pero que no logra rascar nominación para Elisabeth Moss.

Aparte de McGregor, el resto de actores nominados son Jude Law (4 nominaciones) por The Young Pope, a pesar de que ésta se estrenó a finales de 2016; Geoffrey Rush (6 nominaciones, 2 Globos) por hacer de Albert Einstein en el Genius dirigido por Ron Howard; Robert De Niro (9 nominaciones, 1 Globo) por encarnar a Bernie Madoff en el irregular telefilm de Barry Levinson The Wizard of Lies; y Kyle MacLachlan (2 nominaciones, 1 Globo) que podría repetir 27 años después el Globo de Oro que logró por dar vida al agente Dale Cooper en Twin Peaks.

Actores de reparto

En ese totum revolutum que es la categoría de secundarios en el que se mezclan géneros y formatos y en el que el drama suele superar a la comedia en cuanto a nominados, destaca la presencia de David Harbour (primera nominación) por su agente Hopper de Stranger Things. Teniendo en cuenta que en 2017 Hugh Laurie ganó por El Infiltrado, puede tener opciones pese a presentarse con una serie de calidad media altamente adictiva en la que brilló esta temporada. Exactamente como Laurie. Están nominados también Alfred Molina (primera nominación) por Feud; Christian Slater (3 nominaciones, 1 globo de oro), que parece abonado a estos premios con Mr. Robot; David Thewlis (primera nominación) por Fargo y, por último, el que es el gran favorito, Alexander Skarsgaard (primera nominación), quien ya se impuso por su marido maltratador de Big Little Lies en los Emmy. Sin duda, esta categoría es la de los debutantes. Todos estrenan nominación salvo Slater.

En mejor actriz pasa lo mismo, la comedia no tiene representantes y no hay una clara favorita. Laura Dern (6 nominaciones, 3 globos de oro) y su madre desquiciada de Big Little Lies tiene posibilidades pese a que su papel resulta sobreactuado en algunas escenas. Justo lo contrario que el de su compañera de reparto Shailene Woodley (2 nominaciones), también candidata. No falta Chrissy Metz por This Is Us (2 nominaciones) y entra Ann Dowd (primera nominación) por The Handmaid’s Tale. Dern suena con cierta fuerza, pero también Michelle Pfeiffer (7 nominaciones, 1 Globo de Oro) por el telefilm The Wizard of Lies. Aunque este parece el año de Dern con Big Little Lies, Twin Peaks y Los últimos Jedi.

> GLOBOS DE ORO 2018: Lista completa de los nominados