‘Hijo de Caín’ denuncia la “injusticia” de su exclusión de los Goya

La distribuidora Life & Pictures, responsable de títulos como The Birthday, de Eugenio Mira, o Hijo de Caín, de Jesús Monllaó, ha distribuido una nota en la que denuncia la “injusticia” de la exclusión de éste último filme en la presente edición de los premios Goya. El comunicado asegura que “una mala redacción de las bases viene dejando fuera a películas estrenadas a finales de año, sin que la Academia haga nada por solucionarlo”.

El productor de la cinta, Sebastián Mery, que ha esperado a lanzar el comunicado hasta la víspera de la gala en lugar de emitirlo cuando la Academia tomó la decisión, desgrana así sus argumentos: “La convocatoria correspondiente a  la 27ª edición de los Premios Goya se cerró el 6 de noviembre de 2012, cuando la película carecía aún de distribuidor”, señala en el comunicado. “Gracias a un acuerdo de última hora, el distribuidor marcó como fecha de estreno el 14 de diciembre de 2012, cuando la convocatoria del 2012 estaba cerrada. Al aceptar, la Academia la excluye injustamente de presentarse a los Premios Goya”, continúa.

Según Mery, la cinta “se estrenó durante dos días de diciembre del 2012 y al haber conseguido nuevas fuentes de financiación se decidió reorientar la acción comercial y preparar su estreno con toda la capacidad logística y comercial para las fechas del Festival de Cine de Málaga 2013 aprovechando la selección en éste; ya que el certamen apoya al cine nacional que se hace en nuestro país”.

Esa precisión del número de días que, según Mery, estuvo en cartel en 2012 es clave pues las bases de los Goya establecen taxativamente que una película para ser elegible debe haber permanecido “siete días consecutivos en la misma sala de exhibición, con taquilla abierta al público en todas las sesiones”.

El comunicado también argumenta que “los productores han realizado todas las acciones posibles para que la Academia admitiera la película como película candidata a los Goya 2013, sin éxito”, y asegura que “la Academia expone razones de puro marketing, como que la ceremonia de los Goya tiene que ser forzosamente a principios de año por cuestiones de agenda”, lo cual según Mery “tiene mal encaje con la seguridad jurídica, el principio de igualdad de oportunidades y el fair play que debería presidir los actos de la Academia”. Por el contrario, argumentan que “sin embargo en los Premios Gaudí correspondientes al año 2013 y que se celebraron el pasado 2 febrero 2014, una semana antes que los Goya, Hijo de Caín sí fue admitida y obtuvo 8 nominaciones”.

Las bases de los Goya prevén el siguiente mecanismo aplicable a las películas con estreno posterior a la fecha límite para la inscripción: “Deberán presentar certificado de la empresa distribuidora con el nombre de la sala y la ciudad donde vaya a tener lugar el estreno de la película con los días mínimos de exhibición comercial o cualquier otro documento que solicite la Academia para acreditar fehacientemente que el estreno de la película cumple los requerimientos establecidos en las presentes bases en relación al estreno y permanencia en cartel”.

“Los productores consideran que el perjuicio tanto moral como económico causado a la película y al equipo técnico y artístico por la Academia es enorme”, finaliza el comunicado de Life & Pictures.