The Pacific
Acaban de darse a conocer las nominaciones a los premios Emmy que concede la Academia de Televisión de EE UU todos los años, en esta su 62ª edición. The Pacific, la miniserie sobre la Segunda Guerra Mundial producida por Tom Hanks y Steven Spielberg, lidera con 24 candidaturas, seguida por la revelación musical de Ryan Murphy, Glee, con 19 opciones, y una habitual por estos lares: Mad men, con 17 nominaciones para su tercera temporada.

A las 5:40, hora de Los Angeles, el presidente de la Academia de Televisión, John Shaffner, presentaba a los actores Sofia Vergara y Joel McHale, encargados de leer las nominaciones de 12 de las 99 categorías. Curiósamente han dejado fuera de la lectura las categorías de interpretación de reparto.

Otras series con un buen número de nominaciones son Rockefeller Plaza (30 Rock) con 15 nominaciones, Modern family con 14, Perdidos (Lost) con 12, el mismo número que cuando ganó en su primer año, The good wife con 9, Nurse Jackie con 8 y Breaking bad y Dexter con 7 cada una. En cuanto a los telefilms empatan a 15 candidaturas You don’t know Jack y Temple Grandin, seguidas de lejos por Georgia O’Keeffe con 9. La miniserie que le plantará cara a The Pacific es Return to Cranford que parte con 7 nominaciones.

Entrando en el terreno de las sorpresas y las ausencias, lo primero que hay que destacar es el nuevo desplante a David Simon. Tras ignorar durante 5 años a su obra maestra The wire, tan sólo ha conseguido dos nominaciones para Treme (por la dirección del piloto y la música). En cambio, sorprende gratamente que por fin se hayan acordado de los excelentes protagonistas de Friday night lights: Kyle Chandler y Connie Britton.

Aparte de las nuevas comedias Glee y Modern family, ha sorprendido la apuesta por otro título, Nurse Jackie, que con sus 8 nominaciones ocupa la plaza que muchos asignaban a Parks & Recreations o Community. Y Matthew Fox ha conseguido una merecidísima nominación finalmente por Perdidos.

Cinco son los actores de Modern family que han logrado nominación. Finalmente la decisión de presentarse todos como secundarios no les ha impedido arrasar. De entre las actrices, Sofia Vergara y Julie Bowen competirán contra la favorita Jane Lynch (Glee), Kristen Wiig (Saturday night live), Jane Krakowski (30 Rock) y la veterana Holland Taylor (Dos hombres y medio). En cuanto a ellos, a los esperados Ty Burrell y Eric Stonestreet se ha sumado Jesse Tyler Ferguson, arrebatándole la plaza al veterano Ed O’Neill. Se batirán contra Neil Patrick Harris, el reciente ganador Jon Cryer y el magnífico Chris Colfer (Glee).

Los secundarios de drama tampoco han estado exentos de sorpresas. Sharon Gless por Burn notice estaba en algunas quinielas, pero Archie Panjabi por The good wife no figuraba en las listas de nadie, y menos cuando ya había una candidata por esa serie: Christine Baranski. Han dejado atrás a las chicas de Big love Chloë Sevigny (de poco le ha servido el Globo de Oro) y Ginnifer Goodwin y a las de Anatomía de Grey Sandra Oh y Chandra Wilson. En el apartado masculino se confirma la doble nominación de Perdidos (O’Quinn y Emerson) y la sorpresa viene de la mano de Andre Braugher por la semidesconocida Men of certain age.

True blood consigue la nominación a mejor serie de drama, pero ningún actor logra nominación (sorprendentemente sí tiene candidatura al mejor reparto) y Daños y perjuicios (Damages) se ha quedado fuera por su tercera y última temporada, aunque, como siempre ha arrasado en interpretación. En comedia se han quedado fuera este año series que solían contar con el beneplácito de la Academia como El séquito (ni Jeremy Piven ha logrado candidatura), Padre de familia o Weeds. Y ni siquiera su continuo crecimiento en popularidad (y para muchos en calidad) le ha servido a The big bang theory para conseguir su anhelada nominación como mejor serie de comedia.