Los descendientesLa última pequeña joya de Alexander Payne, Los descendientes, sigue conquistando al público español, manteniendose en el nº 1 en su segundo fin de semana con 1,63 millones de euros más, lo que significa un descenso de tan sólo el 23% con respecto a su estreno. Tras 10 días en cartel acumula unos espléndidos 4,34 millones, por lo que no sería descabellado que, de aquí a la ceremonia de los Oscars, llegase a superar los 10.

En el nº 2 entra Underworld: El despertar con 1,50 millones, mejorando el arranque de la tercera parte hace tres años (1,18) probablemente debido al retorno de Kate Beckinsale y al precio de las entradas en 3D. Clint Eastwood, en cambio, pincha con J. EdgarTras una racha excelente en España (Más allá de la vida arrancó con 2,67 millones), los 1,08 con que comienza su carrera el biopic protagonizado por Di Caprio saben a muy poco.

Jack y su gemela baja al nº 4 y añade 840.000 euros, por lo que su total es de 2,24 millones y terminará alrededor de los 4. Sherlock Holmes: Juego de sombras pierde dos puestos y se planta en el nº 5 en su cuarta semana con 568.000 euros por lo que acumula unos notables 7,64 millones, pero se quedará algo por debajo de la primera parte. A pesar de los nombres de Kidman y Cage, Bajo sospecha se tiene conformar con el nº 6 y apenas 521.000 euros en más de 250 salas. Mala estrategia de Aurum.

The Artist, que duplicaba su número de salas este fin de semana hasta superar las 120, aumenta un 40% la recaudación de la semana anterior, sube un puesto hasta el nº 7 y consigue 324.000 euros más. Ha superado ya los dos millones (2,09) y seguirá creciendo las próximas semanas. La Dama de Hierro ya es la nº 8 con 261.000 euros, pero los 3,49 millones que lleva en total deberían satisfacer a su distribuidora Wanda. Alvin y las ardillas se resiste a abandonar el top ten. Desde el nº 9 añade 259.000 euros que le permiten superar los 6 millones totales. Y en el nº 10 entra Albert Nobbs con 207.000 euros en apenas 115 pantallas, dejando un promedio por sala inferior a los 2.000 euros, que no es precisamente para tirar cohetes.

Infierno blancoLiam Neeson está disfrutando de una segunda carrera en su madurez como héroe de acción. Tras títulos como Venganza (Taken) Sin identidad, estrena Infierno blanco volviendo a conseguir el nº 1 y recaudando 19,6 millones, que para una distribuidora reciente y pequeña como Open Road es todo un éxito.

Underworld: El despertar baja un esperado 51% en su segundo fin de semana (podría haber sido peor) y baja al nº 2 con 12,3 millones, por lo que su total es de 44,9. Superará sin problemas los 50,6 de la tercera parte y se quedará más cerca de lo conseguido por las primeras entregas. Katherine Heigl sigue intentando convertirse en la nueva reina de la comedia romántica, pero La cazarrecompensas ha sido masacrada por la crítica. Aun así se hace con el nº 3 y 11,5 millones, probablemente porque el libro en el que está basada tiene una buena base de seguidores en EE UU.

La producción de George Lucas Red tails baja dos puestos hasta el nº 4 bajando un 44% y consiguiendo 10,3 millones, por lo que su total es de 33,7 en 10 días, apuntando a quedarse cerca de los 55 millones que costó. Otra estrella que pincha es Sam Worthington: su último vehículo, Al borde del abismo no interesa al público y no pasa del nº 5 con 8 millones. Algo mejor le ha ido a Tan fuerte, tan cerca que, tras sus nominaciones sorpresa a los Oscars, sólo baja un 30%, sumando 6,9 millones y plantándose en 20,9.

Contraband sigue perdiendo puestos y ya es la nº 7 con 6,7 millones y 56,5 en total, pero como costó apenas 25 en Universal estarán contentos. Los descendientestras lograr un puñado de nominaciones, ha aumentado de nuevo su distribucón a 2000 cines y vuelve al top ten, concretamente al nº 8 con 6,4 millones. Acumula ya 58,7 y si consigue al menos un par de estatuíllas podría acercarse a los 100. El reestreno de La bella y la bestia en 3D baja con rapidez y este fin de semana es la nº 9 con 5,3 millones y 41,1 en total. Cierra el listado Steven Soderbergh y su último descalabro: Haywire que con 4 millones más y tan sólo 15,2 en 10 días se sitúa entre los títulos menos taquilleros del oscarizado director.