Resacon 2En EE UU tenía lugar este fin de semana el duelo en taquilla entre dos de los títulos más esperados de este verano: dos secuelas, Resacón 2, ¡ahora en Tailandia! y Kung Fu Panda 2. El enfrentamiento se ha saldado con victoria aplastante de la primera con 86,4 millones de dólares, casi el doble de lo que recaudó la primera parte en su estreno. Si añadimos además lo recaudado el jueves cuando se estrenó, el total sube a unos excepcionales 118 millones, demostrando que el público norteamericano está encantado con la fórmula y, si no desciende abruptamente las próximas semanas, cosa posible debido a las malas críticas, podría acabar superando los 277 que amasó su predecesora. Veremos.

En segunda posición se queda por lo tanto Kung Fu Panda 2 con 48 millones, y eso que se proyecta en 3D, permaneciendo así por debajo de los 60 millones con los que arrancó la primera parte, exhibida en 2D. ¿Significa esto que se ha alcanzado ya un techo en el género animado y el público empieza a cansarse? De todas formas, las cifras fuera de EE UU son esperanzadoras para la cinta de Dreamworks Animation ya que, aunque se haya estrenado en tan sólo 11 países, ha recaudado 57 millones, frente a los 59 de Resacón 2, que ya se ha estrenado en 40. El cine animado, como bien sabemos, funciona muchas veces mejor fuera de EE UU.

Piratas del Caribe: En mareas misteriosas baja al nº 3 con un acusado descenso del 56%. Añade 39,3 millones y su total es ya de 152,9 dentro de EE UU, apuntando a una cifra final en torno a los 225, notablemente inferior a los resultados de las anteriores entregas. Esto es algo que no importa demasiado a la Disney, que ve como en el mercado internacional la cinta es un auténtico pelotazo, con 470,8 millones acumulados en tan sólo 10 días. La que a la chita callando lleva una carrera excelente es La boda de mi mejor amiga (aka Bridesmaids), que en su tercera semana vuelve a bajar un discreto 21% y, con 16,3 millones más en el nº 4, acumula ya 84,9, confirmando así que superará sin problemas la barrera de los 100, con lo que cimentará su condición de sleeper del año.

Thor baja al nº 5 con 9,3 millones y un total de 159,7 por lo que parece que se confirma que se quedará a las puertas de los 200, que no está mal pero tampoco es un exitazo. Aunque, como siempre, se salva en el mercado internacional con otros 250 millones, superando los 400 millones a nivel global. Fast Five sin duda le ha ganado la carrera al superhéroe del martillo y, desde el nº 6, suma 6,6 millones elevando su acumulado a 196, así que la semana que viene superará finalmente los 200. Añadamos los 346 que lleva fuera de EE UU y, con casi 550 millones, en Universal estarán dando botes de alegría.

Exhibida en tan sólo 58 salas en todo EE UU Midnight in Paris se hace con el nº 7 y 1,9 millones, demostrando que Woody Allen no es un apestado en su tierra como pensábamos. Aunque acumule 2,8 millones veremos si la distribuidora se anima a expandir la cinta más allá de las capitales de las costas. Jumping the broom es la nº 8 con 1,9 millones también y 34,1 en total. Kate Hudson debe estar replanteándose su carrera después de los discretos resultados de Algo prestado, que esta semana es la nº 9 con 1,8 millones y tan sólo 34,7 en total. Cierra la lista Rio con 1,7 millones y un notable acumulado de 134,8.

Fuera del top ten destaca el estreno de El árbol de la vida con 352.000 euros acumulados en tan sólo 4 pantallas.

Pequeñas mentiras sin importanciaEn España las recaudaciones siguen paupérrimas. Si hace unas semanas informábamos de un mínimo anual de 6,20 millones entre las 20 películas con más recaudación, este fin de semana la cifra es aún inferior: 5,74 millones. Y eso que la lista la encabeza un exitazo como Piratas del Caribe: En mareas misteriosas, que repite nº 1 con 3,02 millones de euros y un aceptable descenso del 51%. Su total es ya de unos magníficos 10,49 millones, tal y como está el patio, pero parece imposible que supere los 20 millones como sí hicieron las 3 entregas anteriores. Y eso que ésta se estrena en 3D.

Midnight in Paris repite en el nº 2 y recauda 644.000 euros, con lo que su total es ya de 3,27 millones y podría superar, esperemos, los 5. Sin identidad también conserva el nº 3 y, con 372.000 euros más, su acumulado es de 2,20 millones, camino de los 3 con los que, como mucho, puede acabar.

La sorpresa del fin de semana la da la francesa Pequeñas mentiras sin importancia que, con tan sólo 115 copias en circulación, se hace con el nº 4, probablemente debido a una excelente campaña promocional. Su arranque de 217.000 euros podría subir con rapidez si funciona el boca-oreja. Fast Five baja al nº 5 con 215.000 euros y un total de 9,39 millones, por lo que parece que acabará arañando los 10 totales.

Otro estreno del fin de semana en nuestro país, El castor, se conforma con el nº 6, a pesar de las más de 200 copias con que la sacaba Aurum. Los 179.000 euros recaudados quizá sepan a poco para una película con Mel Gibson, pero al no ser una cinta habitual para el perfil del actor, no debe considerarse un fracaso total. Thor sigue cayendo y este fin de semana es la nº 7 con 177.000 euros y un total de 8,08 millones. El inocente es 8ª con 170.000 euros y un descafeinado acumulado de 966.000 euros tras 3 semanas. El nº 9 es para El sicario de Dios con 132.000 euros y un total de 2,65 millones, que le dolerá a Sony. En el nº 10 Agua para elefantes sigue intentando encontrar su público, pero con 126.000 euros más se tiene que conformar con un total de 2 millones tras 4 semanas en cartel.

Fuera de las diez primeras destacan los estrenos de Nowhere Boy en el nº 17 y 25.000 euros en 30 salas y, sobre todo, Senna que, aunque no pase del nº 19, tiene un buen promedio por sala, como demuestran los 16.000 euros conseguidos en las escasas 9 pantallas en que se proyecta.