Diez años más tarde de Pequeñas mentiras sin importancia, Guillaume Canet reúne de nuevo al grupo de amigos que arrasó en taquilla en Francia para una segunda ronda de análisis de las relaciones entre amigos. Pequeñas mentiras para estar juntos, que reúne al cast original de la cinta volvió a arrasar en la taquilla local, y tras pasar por cines se edita en alta definición. La edición doméstica incluye además una breve selección de contenido adicional.

La película se presenta en formato 2.35:1 con pistas de audio en calidad DTS-HD Master Audio 5.1 tanto para su idioma original francés, como para el doblaje en castellano y una pista de audiodescripción en castellano para personas con discapacidad visual. Además, la película incluye pista de subtítulos en castellano y catalán, además de una pista de subtítulos en castellano para personas con discapacidad auditiva.

El contenido extra comienza con el material promocional de la cinta: dos spots de TV, uno de veinte segundos y otros de diez, utilizados en la campaña de televisión del lanzamiento. A continuación encontramos un teaser tráiler para una fase previa de la campaña y, por último, el tráiler definitivo utilizado durante la campaña de promoción del estreno en cines de la película.

A continuación, encontramos un vídeo de aproximadamente con tomas falsas de la cinta. Un grupo de actores que repite elenco en una historia tan íntima acaba por generar un ambiente tremendamente cordial en rodaje y eso se nota en los momentos recogidos en esta pieza donde las risas constantes, la complicidad entre los actores en escena y los gazapos se suceden uno detrás de otro. El siguiente apartado recoge las escenas eliminadas de la cinta, un total de dieciséis que recogen detalles y momentos que complementan y alimentan las tramas maestras de la película. Como la historia se arma en torno a las tramas de cada personaje hasta construir equilibradamente toda la estructura, estas escenas pueden verse como pequeños añadidos que ‘lastran’ las tramas individuales de cada personaje sin realmente aportar nada nuevo ni hacer avanzar la historia.

Por último, la edición incluye un Cómo se hizo, una pieza de algo más de veintiocho minutos realizado por el mismo director que el making of original y que, interpelando a cámara, habla de su labor en el rodaje de la cinta que, nueve años después, vuelve al mismo escenario original. A este respecto, los jefes de equipo hablan con el realizador de la problemática de devolver el set al estado en el que estaba en la película original que recoge momentos concretos del rodaje, testimonios de sus protagonistas y responsables, todo ello intercalado con escenas de la propia película. 

Resulta un ejercicio curioso pues el director de la pieza narra pequeñas tramas dentro del propio rodaje sin dejar de utilizar material de rodaje, por lo que se hace muy divertido y diferente afrontar el retrato detrás de las cámaras con una perspectiva fresca y diferentes y, sobretodo, en un tono similar al de la cinta, que se agradece frente a otras propuestas similares con un ritmo y contenido mucho más áridos, únicamente pensados para muy entendidos en la materia.

En el apartado de Otros títulos incluye adelantos de tres título de la editora: la precuela de la cinta, Pequeñas mentiras sin importancia; La biblioteca de los libros olvidados y No se lo digas a nadie.