The Michael J. Fox Show

Seis series nuevas para la NBC en septiembre

Como todos los años a mediados de mayo las cadenas televisivas en abierto de EE UU presentan su programación para la próxima temporada. La primera en hacerlo ha sido la cadena del pavo real, la NBC, que la temporada pasada se resarció ligeramente de su mala racha con el éxito de audiencia, que no crítico, de Revolution y, en menor medida, Chicago Fire.

Sorprendentemente, dos de las comedias que estrenaron el año pasado con bastante éxito, Go On, con Matthew Perry y The New Normal, de Ryan Murphy, vieron sus datos descender semana tras semana hasta ser canceladas tras su primer año. Si además sumamos que dos de sus buques insignia, 30 Rock The Office han cerrado sus últimas temporadas, la NBC necesita urgentemente comedias que le funcionen realmente, ya que ni Parks & Recreation ni Community logran excelentes datos de audiencia precisamente.

Tres comedias y tres dramas verán la luz en la NBC a partir de septiembre:

The Blacklist

Thriller policiaco que parece un calco de El silencio de los corderos. O lo que es peor, un estreno a rebufo del de The Following hace unos meses en la FOX. Protagonizada por un James Spader que parece haber cogido alguno de los tics de Michael Emerson, lamentablemente su actuación se acercará más a la de James Purefoy que a la de Anthony Hopkins.

El piloto está dirigido por el solvente Joe Carnahan (Ases calientes), y técnicamente no parece lucir mal, pero el hecho de que la serie esté creada y escrita por el semidesconocido Jon Bokenkamp, responsable de la fallida Vidas ajenas y de dos thrillers baratunos con Halle Berry (Seduciendo a un extraño The Call) y de que sus referentes sean tan obvios, no augura nada bueno.

Completan el reparto Megan Boone haciendo de chica dura y Diego Klattenhoff, por lo que parece que ya no le seguiremos viendo en Homeland.

Ironside

Remake de la serie clásica protagonizada por Raymond Burr en los años 60-70 y centrada en un policía que va en silla de ruedas. ¿Las novedades? En esta ocasión Robert Ironside es negro y con la planta del doble nominado al Globo de Oro Blair Underwood. Por supuesto, todo estará adaptado a las técnicas y crudeza del trabajo policial de hoy en día y parece que descubriremos cómo el protagonista acabó impedido. Algo así como un “Ironside Begins”.

La serie está creada por Michael Caleo, que viene de la escuela de Los Soprano lo que puede dar cierta garantía de calidad y el piloto lo dirige el actor (Treintaytantos) y director (Anatomía de Grey) Peter Horton. El casting incluye a Brent Sexton (The Killing), Pablo Schreiber (The Wire) y Brian D’arcy James (Smash).

En principio no parece aportar nada nuevo al género, pero si Underwood logra dotar al protagonista de suficiente carisma, quizá la serie no corra la misma suerte que Prime Suspect con María Bello, hace dos años.

Dracula

La apuesta de la cadena para los viernes, día al que siempre se relegan las series en las que no se confía demasiado, tiene sabor británico. Como reza el tráiler, producida por los responsables de Downton Abbey y protagonizada por la estrella de Los Tudor, Jonathan Rhys Meyer, es un nuevo acercamiento a la mítica figura a la que dio vida la pluma de Bram Stoker.

Jessica de Gouw, recientemente vista en Arrow, será Mina Harker; Oliver Jackson-Cohen (Un mundo sin fin) dará vida a su prometido Jonathan Harker; y el alemán Thommas Kretschmann (El hundimiento y, curiosamente, Drácula en un film de Darío Argento del año pasado) será Van Helsing.

A pesar de estar escrita por Dan Knauf (creador de Carnivàle) y dirigida por el ganador del Emmy Steve Shill, parece que veinte años después de la última gran versión del clásico, la de Coppola, no hay mucho que aportar a la historia. La recreación de la época victoriana luce bien, pero sin aspavientos. Y las peleas parecen sacadas de Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros. Habrá que esperar a su estreno para confirmar si merece la pena o es un bluff más.

The Michael J. Fox Show

Michael J. Fox regresa a la NBC casi un cuarto de siglo después de su paso por Enredos de familia, la sitcom que le lanzó a la fama. En esta ocasión interpreta a un personaje muy parecido a sí mismo, un reportero televisivo que sufre de Parkinson pero que vive su condición con naturalidad… aunque a la vez puede traer de cabeza a su familia.

El hecho de que esté creada por Sam Laybourne (Cougar Town) nos garantiza a la vez dulzura y humor absurdo. El piloto está dirigido por Will Gluck, responsable de las interesantes Rumores y mentiras Con derecho a roce. Y recuperamos, interpretando a la mujer del protagonista, a Betsy Brandt, recién acabado el rodaje de Breaking Bad y al gran Wendell Pierce de The Wire.

Lo peor de todo es que Fox ahora tendrá menos tiempo para sus apariciones especiales en The Good Wife.

Sean Saves the World

Siete años después del final de Will & Grace, que le reportó su primer Emmy, Hayes vuelve a la NBC con una serie hecha tan a su medida que el personaje se llama como él. El conflicto surge cuando su hija tiene que irse a vivir con él y Sean debe intentar compaginar su trabajo con sus nuevas funciones como padre. Nada nuevo bajo el sol.

Hayes se había limitado estos años a realizar numerosas apariciones especiales en comedias como 30 Rock Parks & Recreation, y a ejercer de productor en Póquer de reinas. Por eso sorprende que haya elegido a Víctor Fresco como showrunner, un nombre que aún no tiene un éxito a sus espaldas. Lo más reciente fue la breve Better off Ted. El piloto lo dirige, eso sí, una eminencia: James Burrows. Lo que también implica que es una sitcom multicámara de las de toda la vida.

Lo más destacado del resto del reparto es Linda Lavin, ganadora de dos Globos de Oro por Alice, olvidada sitcom de los 70-80 ambientada en un diner, que encarna a la madre de Hayes. La temporada pasada Partners, la nueva serie del creador de Will & Grace, se dió un sonoro batacazo. ¿Pasará lo mismo con Sean saves the world?

Welcome to the Family

Mezcla de Adivina quien viene a cenar esta noche Los padres de él enfocada al público latino. Así imagino que debió ir el pitch en las oficinas de la NBC. Dos jóvenes se enamoran y traen a sus padres de cabeza. De nuevo no es el planteamiento más original del mundo.

La falta de originalidad quizá se supla con un buen número de caras conocidas. Los padres del chaval son Ricardo Chavira (Mujeres desesperadas) y Justina Machado (A dos metros bajo tierra) y los de ella son Mike O’Malley (Glee) y Mary McCormack (Al descubierto).

Los nombres tras las cámaras no inclinan la balanza hacia ningún lado. Escribe Mike Sikowitz que, aunque trabajó en Friends, lo último que ha hecho es Reglas de compromiso, y dirige Michael Engler (Con C mayúscula).