Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La conciencia es un arma de doble filo. Al inicio de la carrera de los Oscar de este año apareció veloz para alzar una película. Meses más tarde, no ha tenido reparos en defenestrarla: The Birth of a Nation, o lo que es lo mismo, ‘The Death of a Film’.

En un Hollywood donde todavía se ejercen prácticas de tiempos antiguos como emparejar de postín a dos estrellas -recientemente lo admitió Kristen Stewart-, la apariencia se erige como elemento imprescindible. Después de las críticas de por la falta de  negros entre los candidatos -que no hubiera grandes trabajos de actores de esa raza pareció importar poco a quienes enarbolaban la bandera cada vez más fatigosa de lo políticamente correcto-, las excelentes críticas a The Birth of a Nation en Sundance hicieron de ella una primera favorita, amén de una tabla de salvación para espantar maledicencias. Algún crítico, audaz y blanco, aún admitiendo la calidad del film, no compartía el extremo entusiasmo, lo que evidenciaba una corriente en favor del film más allá de la razón. De este modo, todo parecía indicar que, como mínimo, la cinta de Nate Parker, si no premiada, estaría nominada a los Oscar en las categorías más importantes. Ahora incluso eso está en entredicho.

Esa misma buena conciencia, esa misma moral de escaparate se ha vuelto en contra de la película, aunque por motivos de distinta naturaleza. Las miserias del pasado de Nate Parker, acusado (y absuelto) de violación en edad universitaria, han aflorado en los últimos meses perjudicando sus opciones. Más aún cuando recientemente la hermana de la víctima, que se suicidó años después, ha publicado una durísima carta en Variety donde se discute la inocencia de Parker y el hecho de que en el film aparezca una violación como añadido ficticio a los hechos reales narrados por la película. Si bien hay quien, como el veterano actor Tab Hunter, aboga por separar la calidad del film del hecho escabroso, otros académicos confesaron la intención de, ni siquiera, ver la película.

Por ello, además de por los estrenos en festivales de films como La La Land o Billy Lynn’s Long Halftime Walk, ya es hora renovar el pronóstico. Las listas están ordenadas de mayor a menor posibilidad de candidatura, siendo la primera opción la del ganador/a.

lalalandposterPelícula

La La Land (Damien Chazelle, dir)
Manchester by the Sea (Kenneth Lonergan, dir)
Silence (Martin Scorsese, dir)
Moonlight (Barry Jenkins, dir)
Yo, Daniel Blake (Ken Loach, dir)
Loving (Jeff Nichols, dir)
Billy Lynn’s Long Halftime Walk (Ang Lee, dir)
The Birth of a Nation (Nate Parker, dir)

Por lo expuesto anteriormente, The Birth of a Nation deja de estar en lo más alto y la sustituye La La Land, una de las sensaciones de Venecia además de Premio del público en Toronto. Pese a que en pronósticos anteriores había mostrado mis dudas en torno al musical de Chazelle, a los comentarios entusiastas sobre el film se añaden dos factores que lo favorecen a la vista de los Académicos: la acción transcurre en Los Ángeles y es un homenaje al cine. Circunstancias ombliguistas que pueden conectar con una mayoría de los votantes y que ya han favorecido en ocasiones anteriores películas vencedoras por encima de títulos más prestigiosos: la angelina Crash en detrimento de Brokeback Mountain o la gremial -pues habla de los actores- Birdman sobre Boyhood. Silence no sube pero se mantiene en tercera posición. Scorsese repite su historia: estreno por los pelos -23 de diciembre- y problemas para controlar su metraje. Un estreno tardío no beneficia al director neoyorquino: algo parecido sucedió con El lobo de Wall Street y no rascó ningúno de los cinco premios a los que optaba. Introduzco en cuarta posición la inesperada Moonlight, de Barry Jenkins, acalamada desde su paso por Toronto. Sin embargo, la esperada Billy Lynn’s Long Halftime Walk ha tenido una acogida decepcionante por parte de la crítica en su reciente exhibición en el Festival de Nueva York donde, mayoritariamente, se agradece el esfuerzo técnico -el film se rodó a 120 fotogramas por segundo- pero se censura el resultado. Estas reacciones probablemente se extenderán a los académicos, con la la dificultad añadida de las escasas posibilidades de ver la película en las condiciones técnicas en las que se ha rodado ya que en todo el mundo solo hay una media docena de salas preparadas para ello. Así, la desciendo hasta la séptima posición. Como quinta introduzco Yo, Daniel Blake, que ha pasado de inesperada y criticada Palma de Oro en Cannes a ser una favorita del público en certámenes como Locarno o San Sebastián. Así, y teniendo en cuenta que los académicos de Hollywood están más cerca de la gente que de la crítica, puede ser una buena ocasión para rendirle tributo al octogenario Ken Loach, inédito en la historia de los premios. La reciente ampliación de miembros de la Academia en favor de una mayor diversidad puede beneficiar la inclusión en la categoría de films como la ya mencionada Moonlight, Loving -en sexta posición- o The Birth of a Nation (una nominación al film sin la correspondiente del director reconocería los méritos de la cinta obviando a su mayor artífice). En la novena posición desciendo a Sully de Clint Eastwood y en la décima a Un monstruo viene a verme, de J.A Bayona.

damienchazelleDirector

Damien Chazelle (La La Land)
Kenneth Lonergan (Manchester By the Sea)
Martin Scorsese (Silence)
Ang Lee (Billy Lynn’s Long Halftime Walk)
Ken Loach (Yo, Daniel Blake)

Fuera de combate Nate Parker, aúpo a Damien Chazelle como ganador. Muy de cerca, Kenneth Lonergan por su alabada Manchester By the Sea. Pese a los comentarios negativos al film de Ang Lee, sería posible un reconocimiento al director en forma de candidatura por su esfuerzo y atrevimiento técnico; de ahí que todavía lo mantenga entre los cinco primeros. En última posición, y siguiendo por mi apuesta por Yo, Daniel Blake, Ken Loach. No sería la primera vez que la Academia honra a un director europea con una mención en la categoría como máxima recompensa posible: desde Fellini a Almodóvar, pasando por Kieslowski. En la sexta posición reservo a Clint Eastwood, por Sully en detrimento de Jeff Nichols.

caseyaffleckmanchesterActor

Casey Affleck (Manchester by the Sea)
Denzel Washington (Fences)
Tom Hanks (Sully)
Ryan Gosling (La La Land)
Dave Johns (Yo, Daniel Blake)

Es la categoría donde menos sorpresas está habiendo. Se ha confirmado la gran interpretación de Tom Hanks que se esperaba en Sully aunque no parece suficiente frente al trabajo de Casey Affleck, que continúa despertando admiración por Manchester By the Sea y ya es visto como el primer gran favorito. Si no hay algún invitado sorpresa de última hora es esperable que se mantenga ahí hasta el día del juicio final. Por su parte, Denzel Washington está aflorando como la opción alternativa más destacada por un papel por el que ya ganó el Tony y por el que se luce en el trailer aunque sea un tipo de interpretación que ya le hemos visto en muchas ocasiones. Además, se puede beneficiar de la polémica con The Birth of a Nation, resultando como el gran (y ya clásico) candidato afroamericano de la categoría. Añado a Ryan Gosling por La La Land, prescindo de Joseph Gordon-Levitt y Nate Parker y añado como candidato sorpresa testimonial a Dave Johns por Yo, Daniel Blake, lo que relega a Joel Edgerton por Loving a la sexta posición.

violadavisfencesActriz

Viola Davis (Fences)
Emma Stone (La La Land)
Natalie Portman (Jackie)
Meryl Streep (Florence Foster Jenkins)
Ruth Negga (Loving)

Dos son los nombres que han irrumpido con fuerza en esta categoría. Dos actrices cuyos trabajos competían en el Festival de Venecia. Al final fue Emma Stone por La La land quien se llevó el premio pero la gran favorita era Natalie Portman por su encarnación de Jackie Kennedy en el biopic de Pablo Larraín. Por otra parte el mismo festival nos sirve para descartar a dos de las actrices del anterior pronóstico: ni Amy Adams por Nocturnal Animals ni Alicia Vikander por The Light Between Oceans han generado tantos rumores de Oscar como las dos actrices mencionadas. Sigo manteniendo a Viola Davis como ganadora. Falta ver su trabajo, ya recompensado con un Tony, pero parece que este ha de ser su año: antídoto perfecto para los Oscars So White de años anteriores y actriz admirada ya candidata en varias ocasiones -favorita por Criadas y señoras cuando Streep se llevó finalmente su tercero-. Que Portman ya tenga un Oscar y que Stone sea una de las actrices jóvenes con mayor futuro puede decantar la balanza a favor de la intérprete afroamericana. Como alternativa, mantengo a Isabelle Huppert, por Elle.

liamneesonsilenceActor secundario

Liam Neeson (Silence)
Michael Shannon (Nocturnal Animals)
Hugh Grant (Florence Foster Jenkins)
Jeff Bridges (Comanchería)
Lucas Hedges (Manchester by the Sea)

Sea por la polémica de The Birth of a Nation o por la aparición de trabajos destacados de otros actores, los intérpretes secundarios del film de Parker parecen haber perdido puntos en la categoría. Así, prescindo tanto de Armie Hammer como de Jackie Earle Haley y añado a Michael Shannon, a quien califican como robaescenas en Nocturnal Animals, de Tom Ford, y recupero a Hugh Grant, quien ya estuvo en mi primer pronóstico. Ahora con el estreno del film de Frears se han reactivado sus opciones por los comentarios que su buen trabajo ha suscitado. Me resigno y elimino el nombre de Ralph Fiennes: el estreno americano de Cegados por el sol fue en mayo y su excelente trabajo en ella parece haber sido olvidado; en su lugar, añado a Jeff Bridges por Comanchería, thriller de David Mackenzie muy aplaudido. Sigo confiando en las opciones de Liam Neeson como ganador. En sexta posición, Mahershala Ali por Moonlight como consejero del joven protagonista.

michellewilliamsmanchesterActriz secundaria

Michelle Williams (Manchester By the Sea)
Naomie Harris (Moonlight)
Nicole Kidman (Lion)
Felicity Jones (Un monstruo viene a verme)
Greta Gerwig (20th Century Women)

Aunque sigo apostando por Michelle Williams como ganadora, es la categoría en la que más cambios introduzco: Naomie Harris tiene un papel muy goloso en Moonlight como madre drogadicta del protagonista, Nicole Kidman tiene otro muy emotivo como madre adoptiva de Dev Patel en Lion y Greta Gerwig, teñida de rojo en 20th Century Women, parece combinar lo excéntrico con lo dramático. Los buenos comentarios de Un monstruo viene a verme confirman las posibilidades de nominación para Felicity Jones por su personaje de madre enferma de cáncer. Rebajo a la sexta posición a Rachel Weisz por The Light Between Oceans, film que pasó con más pena que gloria por Venecia.

Guión original

Manchester By the Sea (Kenneth Lonergan)
La La Land (Damien Chazelle)
Loving (Jeff Nichols)
Jackie (Noah Oppenheim)
I, Daniel Blake (Paul Laverty)

Mantengo Manchester By the Sea en primera posición como reconocimiento a la gran calidad que, según las críticas, atesora el film. La buena acogida de La La Land en festivales lo aúpa hasta la segunda posición y algo parecido sucede con el film de Ken Loach, para quien reservo la quinta. Prescindo de Allied y The Birth of a Nation, incluyo Jackie -premio al mejor guión en Venecia- y mantengo como alternativa a Matt Ross por el film Captain Fantastic, que él mismo dirige.

Guión adaptado

Moonlight (Barry Jenkins)
Silence (Jay Cocks)
Fences (August Wilson)
La llegada (Eric Heisserer)
Un monstruo viene a verme (Patrick Ness)

Por algún extraño motivo ha desaparecido el nombre de Tony Kushner en los créditos del guión de Fences y se ha quedado en solitario el de August Wilson, autor de la obra original y fallecido en 2005. Rebajo Silence de la primera a la tercera posición por las dudas que me genera el estreno tardío del film y añado como vencedor a Barry Jenkins por Moonlight, gracias a las excelentes críticas recibidas. Son ya varios los films que abordan el tema de la homosexualidad que reciben un Oscar de guión sin que lo acompañe el de película: Brokeback Mountain, Milk, Descifrando Enigma… El de Jenkins podría ser el siguiente. He suprimido Nocturnal Animals y Billy Lynn’s Long Halftime Walk y añado La llegada, por los buenos comentarios que ha recibido la película de Villeneuve. Como alternativa, Ben Affleck por Live by Night, que tendrá en Estados Unidos un estreno reducido el día de Navidad.

tonierdmannposterPelícula extranjera

Toni Erdmann, Maren Ade (Alemania)
Juste la fin du monde, Xavier Dolan (Canadá)
Ma vie de courgette, Claude Barras (Suiza)
El ciudadano ilustre, Mariano Cohn y Gastón Duprat (Argentina)
Ma’ Rosa, Brillante Mendoza (Filipinas)

Elle, Paul Verhoeven (Francia)
Fuego en el mar, Gianfranco Rosi (Italia)
Desde allá, Lorenzo Vigas (Venezuela)
Sierranevada, Cristi Puiu (Rumanía)

Pese a no llevarse ningún premio del jurado de Cannes la alemana Toni Erdmann mantiene su prestigio y puede convertirse en La gran belleza de este año -el film de Sorrentino fue ninguneado por el jurado que entonces presidía Spielberg. La candidatura de Toni Erdmann y el eventual premio se dan ahora por sobreentendidos. En cambio, el certamen francés premió cintas como la canadiense de Xavier Dolan y la filipina de Brillante Mendoza, muy criticadas por los periodistas. Incluyo en el pronóstico Juste la fin du monde porque parece ser, por las crónicas, un drama estridente y sofocante que puede impresionar a los Académicos. En cuanto a Ma’ Rosa, creo que cumple los requisitos para ser en esta edición esa rareza que insospechadamente se ha colado en las nominaciones de los últimos años, como Canino o Bullhead. Se dice de ella que es un drama sucio y que huele mal. Bien distinto es el caso de la cinta de animación suiza Ma vie de courgette, estrenada también en Cannes y que apunta a ser una de las joyas del cine europeo del año, a tenor de los comentarios que suscita. Por su parte, Un ciudadano ejemplar recibió buenas críticas en el pasado Festival de Venecia donde fue premiado su protagonista, Oscar Martínez.

Completo el listado de nueve prenominadas con la candidata francesa -siempre hay uno o más títulos favoritos que acaban cayendo por el camino y este año, como sucedió en Cannes, creo que le tocará a Verhoeven-, la italiana – su crudeza ya impresionó a Meryl Streep como presidenta del jurado que le otorgó el Oso de oro en Berlín-, la venezolana -bien acogida en Estados Unidos por la crítica pese a que su León de oro de 2015 le viene un poco grande- y la rumana, que representa un cine bien visto por la crítica pero, a priori, difícil para los gustos de la Academia. He pensado en la rumana, la filipina y la venezolana como las opciones rescatadas por el comité de agravios.

> Consulta aquí el listado de todas las películas que compiten por el Oscar a la mejor extranjera