Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La apuesta de los hermanos Weinstein para la pasada carrera a los Oscar fue uno de los títulos estrella de la nueva distribuidora española Diamond Films. Ahora llega en alta definición para llevarnos la emocionante historia de Saroo Brierley con Lion, de Garth Davis.

La película se presenta en formato 2.35:1 con pistas de audio en calidad DTS-HD 5.1 tanto en su versión original, que combina inglés, hindi y bengalí, como en su doblaje en castellano y catalán. Además, incluye pista de subtítulos en castellano y catalán para la película.

El contenido adicional comienza con un par de tráiler de montaje similar utilizados durante la campaña promocional de cara al estreno de la película. A continuación encontramos una serie de entrevistas con los actores y el equipo técnico. Aunque meramente promocionales, es interesante conocer el punto de vista del proyecto de todos los actores involucrados, del director, guionista e incluso los productores.

También se incluye una entrevista con el auténtico Saroo Briestley, autor de la novela autobiográfica en la que se basa la película y que aporta la visión de su propia historia y la fórmula para ser adaptada a la gran pantalla, así como su visión sobre la película. Un testimonio real necesario para entender mejor la magnitud de la historia y la idoneidad de ser adaptada al cine.

A continuación encontramos algo más de diez minutos de imágenes en bruto detrás de las cámaras. Sin montaje definido, sin narrativa, únicamente imágenes de algunos momentos detrás de las cámaras que incluyen tanto al equipo técnico como a los actores del filme.

Por último, se incluye el videoclip de la canción “Never give up”, de Sia. Una de las muchas opciones a nominación de la cantante en la pasada carrera, pero que, como el resto, no cristalizó. En cualquier caso, un tema emotivo y pegadizo, seña de identidad de la película. La edición, además, viene presentada en una caja dorada a juego con los tonos de la carátula. Parece que Cameo y Diamond Films apuestan por dar valor añadido al coleccionista.