Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

39 Escalones sigue rescatando títulos en alta definición. Llega el momento de , la consagración de la saga que llega en una edición extrema en formato digipack con folleto incorporado, dos montajes de la película y un buen puñado de extras. Sin duda, la edición extrema que los fans de la saga necesitaban.

La película se presenta en formato 1.78:1 y pistas de audio en calidad DTS-HD 5.1 tanto para su versión original en inglés como para la pista de doblaje en castellano en ambas versiones. Además, incluye pistas de subtítulos en castellano en ambos montajes, que únicamente se diferencian en su duración: cinco minutos más para la versión sin censura respecto a la cinematográfica.

El contenido adicional, sustentado en una serie de faturettes sobre diferentes aspectos de la película, recoge los extras tanto de la edición en DVD como de la de alta definición americanas. La primera pieza es Las trampas de Saw III, que, en conjunto con la segunda pieza, Los accesorios de Saw III dan una visión global, durante sus diecisiete minutos de duración en total, de una de las claves más importantes de la saga: el diseño de producción los puzzles, las trampas y todos los elementos involucrados en la película en torno a las muertes. Desde la idea principal hasta como construirlas y hacerlas funcionar, hablando de verosimilitud, veracidad y elementos a priori nada obvios para el diseño de una película como ésta.

Diario de Darren, anatomía de un director es una breve pieza en la que podemos ver como trabaja el director de la cinta, combinada con imágenes de rodaje tomadas por él mismo. Nueve minutos de metraje en primera persona donde podemos ver el ambiente, los procesos y cómo es el rodaje desde la mirada del mayor responsable. Amanda, evolución de una asesina es un pieza-homenaje de seis minutos que recaba imágenes de las tres película de la saga (hasta entonces) combinadas con entrevista a Shawnee Smith, la estrella de los 80 recuperada para la saga. Un repaso a la evolución del personaje y a su peso en las tramas de las películas.

La escritura de Saw III es una pieza de cinco minutos con entrevistas al guionista Leigh Whannel, al director Darren Lynn Bousman y a James Wan, uno de los co-creadores originales de la saga: el origen de la saga, las búsquedas del formato, la creatividad y otros elementos del proceso de escritura de este nuevo capítulo de la saga son los motivos de la pieza.

A continuación encontramos dos escenas eliminadas que poco aportan al montaje (a ninguno de los dos), pero que al estar presentadas sin posproducción alguna dan lugar a una curiosa comparación para ser consciente del laborioso proceso de posproducción de la película. También encontramos un teaser y un tráiler de la película.

Las joyas de la corona son los, nada menos que, tres audiocomentarios sobre la película que incluye la edición. Pocas veces se da la oportunidad de conocer tantos puntos de vista a lo largo de todo el metraje, lo que no quiere decir que todos ellos sean interesantes: de hecho, y contra todo pronóstico, el primero de ellos, que corre a cargo del director Darren Lynn Bousman, el guionista Leigh Whannell y los productores ejecutivos Peter Block y Jason Constantine, tiene la fortuna de convertirse en una amena conversación entre los cuatro que dinamiza mucho el visionado pero que resulta ser vacua en su objetivo y vacía de contenido. Más anecdotario sin gracia y bromas privadas de barra de bar que información realmente valiosa.

El segundo corre a cargo del director, el director de fotografía David A. Armstrong y el montador Kevin Greutert, y, éste si, es donde se encuentra toda la información técnica y artística respecto a la película: rodaje, posproducción y edición de una película que básicamente funciona en base a resortes narrativos creados fuera del set. Una interesante conversación que se complementa con el tercer audiocomentario, por parte de los productores Oren Koules y Mark Burg, una conversación más árida sobre el trabajo de financiación e inversión en el cine de género de bajo presupuesto que supone una interesante descripción de como era la industria entonces y un buen caldo de cultivo del que coger ideas.

Por último, la elegante edición presentada en un digipack, incluye un libreto de veinticuatro páginas que pone en contexto, desde la actualidad, la película: lo que supuso para el género, para la saga y para la industria que una película como esta llegara a los cines. Todo el proceso desde su primera entrega hasta ésta, el camino de sus creadores y un pequeño apunte a lo que supuso la saga completa y el origen que dio a todo un subgénero dentro de la cinematografía. Sin duda, la edición realmente definitiva de un gran exponente del cine de terror.