Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Como viene siendo habitual, los títulos de las nominadas en la categoría de mejor reparto en serie dramática figuran también en la categoría reina. Finalizada Breaking Bad y con el reparto de su ‘spin-off’ Better Call Saul sin hueco en este apartado, repiten únicamente dos de las ficciones nominadas el año pasado: Juego de Tronos, que parte con el mayor número de menciones, y House of Cards. Una cosa es segura: no repetirá victoria el ganador del año pasado porque la segunda temporada de True Detective, por fechas, no compite hasta el año que viene. En lo que toca a las ausencias es imposible no señalar las de The Good Wife o The Affair, una porque a pesar de lo irregular de su última temporada sigue contando con uno de los elencos más notables de la ficción televisiva, y la otra porque parece que ningún votante de los Emmy ha llegado a verla.

Downton Abbey

emmy-2015-mejor-reparto-downton-abbey

La veterana ficción del canal británico ITV es la repescada de este año, por obra y gracia de esos puestos libres que mencionábamos arriba. Sí, los Emmy habían reconocido el trabajo de Jill Trevellick como director de casting dándole la nominación hasta en tres ocasiones, pero no parece que esta vez tengan la intención de premiarlo, teniendo en cuenta que Downton Abbey ha caído de 9 a cinco nominaciones y entre ellas ni siquiera aparece Maggie Smith, que siempre viste mucho. A su favor tiene la baza de que es la más coral de las cinco opciones y que la compleja coreografía de texto y movimiento que ejecutan los habitantes de la mansión británica de principios del siglo XX (en realidad el castillo de Highclere) se mantiene impoluta en esta quinta temporada. Quizá la sexta y última, que se emitirá en otoño y cuyo episodio final ya está grabado, sí sea la oportunidad que los Emmy esperan para darle por fin el galardón a una de sus niñas mimadas.

Juego de Tronos

juego de tronos-mejor reparto-emmys 2015

La serie fantástica de HBO basada en los libros de George R.R. Martin ostenta el récord de nominaciones en esta categoría. Cinco de cinco se marcan el trío formado por Nina Gold, Robert Sterne y Carla Mercer, responsables del casting de Juego de Tronos, que en la quinta temporada se ha visto ampliado en las localizaciones sevillanas con varios fichajes femeninos… peligrosamente sensuales. Dejémoslo ahí. Sin Isaac Hempstead Wright (Bran), Natalia Tena (Osha) ni Kristian Nairn (Hodor) -que, a diferencia del patriarca Charles Dance, han ido confirmando su presencia en la sexta temporada- Peter Dinklage ha ganado protagonismo como Tyrion, no tanto por tener más tiempo en escena como porque la trama de su huida y posterior encuentro con Daenerys Targaryen le ha permitido al díscolo de la casa Lannister desplegar sus providenciales dotes para la retórica. A juzgar por lo que ha ocurrido en anteriores convocatorias, en las que la serie de Dan Weiss y David Benioff ha recogido únicamente premios técnicos a pesar de partir como teórica favorita, el de mejor reparto sería un Emmy merecido y que no comprometería a esa sección de votantes que se resisten a tomarse en serio a los habitantes de Poniente.

House of Cards

house of cards-mejor casting-emmys 2015

Tercera nominación para el casting de Laray Mayfield y Julie Schubert, que han trabajado juntas también en Daredevil (si te lo estás preguntando, no hay ni rastro de ella fuera de una simbólica aparición en el apartado de sonido) y se llevaron a casa la estatuilla por la primera temporada de House of Cards. Si en Orange is the New Black descubrimos en Lorraine Toussaint a la perfecta antagonista, en este producto de Netflix los que juegan un papel clave en la desestabilización de la relación entre Robin Wright y Kevin Spacey son Lars Mikkelsen, el gélido presidente ruso al que da vida el hermano mayor del protagonista de Annibal, y, en menor medida, Paul Sparks, ese escritor que utiliza y a la vez es utilizado por Frank y Claire. Si no compitiese contra Mad Men podría tener alguna posibilidad de llevarse el gato al agua por segunda vez, pero parece que este año serán Juego de Tronos y Mad Men los que se disputen el Emmy.

Mad Men

mad-men-mejor reparto-emmys 2015

Ha llegado la hora. Es verdad que esto no es la avalancha absoluta de amor provocada por la despedida de Breaking Bad el año pasado, pero la segunda tanda de episodios de la séptima -y última- temporada de Mad Men ha hecho saltar las alarmas del ahora o nunca. Hubo premio para las directoras de casting Laura Schiff y Carrie Audino en 2010, pero la nominación a mejor reparto de serie dramática es una de las que la serie de Matthew Weiner había perdido en los últimos dos años. Pero centrémonos en lo importante. Ese lote compacto formado por personajes que han ido mostrando muy poco a poco sus aristas -y esto es precisamente lo que le achacan los detractores de la serie: señores, aquí la adrenalina va por dentro- hasta hacerse casi como de la familia (orgullosos, heridos, envidiosos, adúlteros, traidores y traicionados) de ese modesto pero selecto grupo de seguidores que, a diferencia de los premios, nunca ha dado le ha dado la espalda a Weiner, se presenta como el gran favorito para recuperar su viejo trono y decir adiós al estilo de Don Draper.

Orange is the New Black

orange-is-the-new-black-emmys-2015-mejor reparto-drama

Todos los indicios apuntan a que el cambio de categoría no beneficiará a Orange is the New Black, que se llevó el premio al mejor reparto en comedia el año pasado, así que parece que Jennifer Euston lo tendrá mucho más difícil con la -estupenda, todo sea dicho- segunda tanda de episodios, prácticamente canivalizada por Lorraine Toussaint (vista en Selma) en el papel de Vee, una villana de las de toda la vida, de esas que hacen disfrutar al espectador con cada una de sus intervenciones. ¿Pero no la tiene todo el mundo ya muy olvidada? Y si los Emmy han ignorado a Toussaint va a ser difícil que consideren premiar al reparto en su conjunto, teniendo en cuenta que las presas pasan de 10 a cuatro candidaturas (y ya veremos lo que pasa el año que viene). Así las cosas, esta vez el premio para la serie más popular de Netflix es haber conseguido la plaza de finalista.

Ganará: Juego de Tronos
Debería ganar: Mad Men