Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Un año más las nominaciones en las categorías de televisión de los Globos de Oro se vuelcan en las series de nuevo cuño y en las grandes estrellas que darán lustro a la alfombra roja… aunque algunas de sus series hayan pasado más bien desapercibidas.

Drama

Al igual que en la edición anterior, Juego de tronos es la única que repite (consiguiendo en esta ocasión una merecida nominación a la retorcida Lena Headey como secundaria) y se le suman el éxito reciente de la HBO Westworld, con menciones a sus dos actrices Evan Rachel Wood como principal y Thandie Newton como secundaria. De la ganadora del año pasado, Mr. Robot, tan sólo se mantienen las nominaciones a Rami Malek como protagonista, que sin Jon Hamm de por medio puede que sí logre alzarse con el premio este año y Christian Slater como secundario, que ya ganó en la pasada ceremonia.

Netflix pisa fuerte con dos propuestas: The Crown, que por calidad debería ser la ganadora de todo a lo que se presente, con Claire Foy y John Lithgow candidatos como protagonista y secundario, y el fenómeno Stranger Things, con el despropósito de la nominación a Winona Ryder. Probablemente ésta última se alce como ganadora porque no creo que los Globos de Oreo dejen pasar la oportunidad de premiar a uno de los fenómenos mediáticos del año y que suban los niños, que no están nominados, al escenario a recoger el premio.

La quinta opción de la categoría es la muy recomendable, aunque algo almibarada, This is us, única representante de las televisiones en abierto, en este caso la NBC y que cuela dos secundarias entre las nominadas: Chrissy Metz y Mandy Moore. Liev Schreiber por Ray Donovan parece tener asegurada su nominación y el efecto arrastre de los Emmy ha hecho que encontremos la nominación doble a los protagonistas de The Americans, Keri Russell y Matthew Rhys. Catriona Balfe ha quedado como única representante de Outlander y la sorpresa viene de la mano de Billy Bob Thronton en la serie policiaca de Amazon Goliath. Nuestro dinero está con Malek y Foy en las categorías de interpretación de drama.

Comedia

Los ganadores del año pasado, Mozart in the Jungle y Gael Garcia Bernal vuelven a ser candidatos, acompañando a pesos pesados en toda carrera de premios como son Veep y Transparent. Las novedades son Black-ish, que viene a ser la Modern Family afroamericana y que ha ido ganando reputación y adeptos con cada temporada. No hay que descartar algún premio de interpretación para su pareja protagonista: Anthony Anderson y Tracy Ellis Rose; y cerramos con Atlanta, una dramedia sobre la industria musical creada y protagonizada por Donald Glover (Community) que ha encandilado a la crítica.

No se sabe muy bien qué hace Nick Nolte nominado por Graves, una serie de transfondo político a lo Veep, que ha pasado totalmente desapercibida, por lo que yo pongo a Anderson o Glover como favoritos. En el apartado femenino las dos últimas ganadoras de este premio Gina Rodriguez (Jane the Virgin) y Rachel Bloom (Crazy Ex-Girlfriend) se las verán con la omnipresente Julia Louis-Dreyfuss (Veep) y las dos protagonistas de nuevas comedias de HBO: Sarah Jessica Parker por Divorce (aunque con cuatro globos ya por Sexo en Nueva York seguramente no recoja premio este domingo) e Issa Rae por Insecure.

Miniseries y telefilms

Esta categoría batiburrillo suele enfrentar siempre a dos pesos pesados: True Detective y Fargo, fue uno de los duelos recientes más reñidos que se saldó con la victoria de la segunda. El año pasado ganó la producción británica Wolf Hall y este año parece que dos miniseries de juicios parten con ventaja: The Night of, con unos inmensos John Turturro y, sobre todo, Riz Ahmed, que se merece todos los premios del mundo, y The people vs O.J. Simpson, la notable, pero muy inferior si la comparamos con la serie de la HBO de Steven Zaillian, recreación del que fue denominado como el juicio del milenio, que cuenta con cuatro actores candidatos: la excelente Sarah Paulson y Courtney B. Vance como principales y Sterling K. Brown (al que también hemos visto en This is us) y John Travolta, nominación totalmente inmerecida, como secundarios.

Bien podría dar la sorpresa la notable El infiltrado, de la AMC, que cuela a Tom Hiddleston como principal y Hugh Laurie y Olivia Colman como secundarios, pero su lejana fecha de emisión puede jugar en su contra. Completan las categorías nombres tan relevantes como el de Bryan Cranston por All the Way o Charlotte Rampling por London Spy. Como nota final, cabe comentar que la aportación teatral británica del año, tras el reciente triunfo de Wolf Hall, es The Dresser, pero la ausencia de nominaciones interpretativas, contando con pesos pesados como Ian McKellen, Anthony Hopkins o Emily Watson, nos hace dudar bastante de sus posibilidades de victoria.

> GLOBOS DE ORO 2017: Toda la información sobre los premios