Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

En la segunda entrega del repaso a las principales nominaciones de los Emmy de este año nos enfrentaremos a las categorías de dirección. Pueden ser nombres poco conocidos, pero el peso de sus trabajos no debe ser olvidado en el mundo de las series, que tienden a reconocer más a los creadores de las mismas que a los artistas que se ponen detrás de las cámaras.

Mejor dirección en una serie – comedia

30 Rock

Julian Farino, por Tree Trippers (Entourage) – Tercera nominación al Emmy para Farinas, que es, junto a Daniel Attias, el responsable de la mayor parte de la dirección de Entourage (El séquito), de la que también es productor. Su currículum incluye participaciones en otros productos televisivos como Big love, The office y Sexo en Nueva York. El capítulo por el que está nominado es realmente uno de los más alucinógenos y divertidos de la 5ª temporada de la serie y el único que contó con Farino tras las cámaras. Si no fuese por la presencia avallasadora de 30 Rock tendría muchas posibilidades.

James Bobin, por Tough Brets (Flight of the Conchords) – Procedente del universo de Sacha Baron Cohen para quien dirigió casi todos los episodios de su Da Ali G show y por el que ya fue nominado a los Emmy como director y guionista, tuvo una revelación cuando decidió co-crear Flight of the Conchords junto a los protagonistas Jemaine Clement y Bret McKenzie y ponerse tras las cámaras en la mitad de los episodios. Esta es su segunda nominación como director por esta serie musical en un capítulo desternillante que coquetea con el mundo del rap.

Jeff Blitz, por Stress relief de (The office) – Nominado al Oscar en el 2002 por su excelente documental Spellbound, Blitz consigue su primera candidatura a los Emmy por la dirección del mejor capítulo de la 5ª temporada de The office. Es lógico que los creadores de la serie confiasen en un experto del mundo documental para dirigir algunos episodios y para encargarse de Parks & recreations, la nueva serie que estrenaron este año. En este capítulo nos demuestra lo peligroso que puede ser para la salud de un empleado tener un jefe como Michael Scott (Steve Carell). Una obra cumbre de la comedia televisiva de este año.

Millicent Shelton, por Apollo, Apollo (30 Rock) – Esta directora afroamericana es una chica-para-todo en el mundo de la tele. Centrada principalmente en la comedia, de la que conoce perfectamente el timing, se ha encargado de capítulos sueltos de series como Me llamo Earl, Salvando a Grace o Todo el mundo odia a Chris. El único que ha dirigido para la genial 30 Rock se centra en la competitividad de los personajes de Tina Fey y Jane Krakowski y, aunque está muy logrado, no es de los mejores de la 3ª temporada de la serie. Es su primera nominación en estos premios.

Beth McCarthy, por Reunion (30 Rock) – Más de 10 años (de 1995 al 2006) curtiéndose en el Saturday night live ha hecho de esta directora toda una experta en la comedia. De hecho es la responsable tras las cámaras de alguno de los mejores episodios de Samantha Who?, Parks & recreations y 30 Rock. El capítulo por el que ha conseguido su sexta nominación al Emmy es uno de los mejores de la 3ª temporada de 30 Rock, en el que Liz (Tina Fey) acompaña a Jack (Alec Baldwin) a una reunión de antiguos alumnos.

Todd Holland, por Generalissimo (30 Rock) – Holland es un auténtico gurú de la televisión desde los tiempos de Twin Peaks. Con 3 Emmys ya en su haber a la mejor dirección (dos por Malcolm y uno por El show de Larry Sanders) es el que más oficio tiene de todos los nominados. El episodio Generalissimo es un tour de force impresionante para Alec Baldwin (si le dan el Emmy será por este episodio) que interpreta, aparte de a Jack Donaghy, a un actor de telenovelas mexicano por el que siente debilidad la abuela de su novia (Salma Hayek). Junto con Jackie Jomp-Jomp y The bubble, es el mejor capítulo de toda la temporada.

Quién ganará: Todd Holland, por Generalissimo (30 Rock)

Quién debería ganar: Todd Holland, por Generalissimo (30 Rock)

Mejor dirección en una serie – drama

Battlestar Galactica

Michael Rymer, por Daybreak – Part 2 (Battlestar galactica) – La mejor serie de ciencia ficción de los últimos tiempos contó para su episodio final con el mismo director que se encargó de la miniserie con la que empezó todo en el 2003. Procedente del cine de terror y acción de serie B (dirigió La reina de los condenados), con Battlestar Galactica, de la que también es productor, ha conseguido el reconocimiento y este año su primera nominación a los Emmy. Es la última posibilidad que tiene esta excelente serie de ser reconocida en estos galardones. Pero mucho nos tememos que se mantendrá sin premio.

Bill D’Elia, por Made in China/Last call (Boston legal) – Mano derecha de David E. Kelley, siempre ha contado con él en sus creaciones televisivas: Chicago Hope, Ally McBeal, El abogado y ahora Boston legal. Esta es su cuarta nominación a los Emmy como director por el doble episodio final de la 5ª temporada, que no escatima en giros y emociones, llegando incluso a celebrarse una boda doble. A pesar de su buen hacer, no es ni de lejos lo mejor del año. Y duele que esté seleccionado por encima del gran Jack Bender de Lost (Perdidos).

Todd A. Kessler, por Trust me (Damages) – Este productor y guionista de la 2ª y 3ª temporadas de Los Soprano tuvo la feliz idea de reformular las series de abogados con un producto que combinaría la intriga, la manipulación y a una actriz de primera línea. De esta forma nació Damages (Daños y perjuicios) y fue lo más refrescante de la televisión del 2007. El episodio final de la segunda temporada le ha proporcionado su primera nominación a los Emmy como director (tiene dos como guionista y tres como productor). A pesar de su talento, aún le queda camino que recorrer para ganar algún premio en esta categoría.

Rod Holcomb, por And in the end (Urgencias) – Igual que en el caso de Battlestar Galactica, para el episodio final de Urgencias los productores optaron por un director que ya dirigió un capítulo en la primera temporada hace 15 años por el que ganó un premio de la DGA en 1995. Esta es su cuarta nominación al Emmy tras curtirse en la realización de episodios de Perdidos, Shark y Moonlight. El episodio cierra satisfactoriamente todas las tramas y aunque abusa algo del sentimentalismo es bastante posible que los académicos opten por homenajear una de las series que han marcado un antes y un después en la historia de la televisión.

Phil Abraham, por The Jet Set (Mad Men) – Nominado en 4 ocasiones al Emmy por la fotografía de Los Soprano, Abraham ganó el año pasado en esa misma categoría por su labor en el episodio piloto de Mad men. En la segunda temporada ha sido considerado por su labor de dirección en el episodio The Jet Set, el capítulo en el que Don Draper disfruta del lujoso estilo de vida californiano. Tiene muchas posibilidades de salir premiado si la Academia no decide optar por honrar a las series que acaban de finalizar.

Quién ganará: Rod Holcomb, por And in the end (Urgencias)

Quién debería ganar: Michael Rymer, por Daybreak – Part 2 (Battlestar galactica)

Mejor dirección en una miniserie o telefilm

Generation kill

Susanna White, por Bomb in the garden (Generation kill) – Esta es la segunda nominación para esta directora tras su candidatura por la miniserie del 2006 Jane Eyre. Curtida en la televisión británica (Attachments, Teachers, Bleak house) fue elegida por los dirigentes de la HBO para dirigir 4 de los 7 episodios de esta miniserie sobre las experiencias de un reportero de la revista Rolling Stone durante la Guerra de Irak. El capítulo nominado es el final de la miniserie y es tan crudo como el resto, sin concesiones a la galería. Una auténtica lección de ritmo y puesta en escena que debería ganar, si se lo permite Grey gardens.

Michael Sucsy, por Grey gardens – Procedente del mundo de la publicidad, Sucsy se involucró en una adaptación ficcionada del magnífico documental Grey gardens dirigido por Ellen Hovde y Albert Maysles en 1975, basado en la espeluznante vida de las Beale, tía y prima de Jackie Onassis. El proyecto, que comenzó en el 2003, le ha costado seis años de su vida y se demuestra en lo cuidado de los detalles, fruto de una enorme labor de investigación. La cantidad de nominaciones del telefilm auguran su victoria, pero de no ser así estamos seguros que tendrá un brillante futuro por delante.

Thaddeus O’Sullivan, por Into the storm – Este director irlandés empezó como director de fotografía y más tarde se labró una notable reputación gracias a sus trabajos tras las cámaras en December bride y Nothing personal en los 90. Más tarde dirigiría Criminal y decente con Kevin Spacey. En Into the storm, medio secuela del biopic sobre el dirigente británico Winston Churchill The gathering storm, expone los hechos históricos desde el inicio de la segunda guerra mundial con una precisión milimétrica. Es la opción más lógica si los votantes se inclinan por premiar el trabajo más académico.

Dearbhla Walsh, por Part 1 (Little Dorrit) – Esta directora irlandesa de nombre impronunciable es la responsable de los cinco primeros episodios de la miniserie Little Dorrit y está nominada por el primero, de factura ejemplar. Procedente del culebrón británico EastEnders, también ha dirigido episodios de Los Tudor. Esta es su primera nominación a los Emmy por un trabajo muy correcto y logrado, pero inferior a la mayor parte de los nominados, por lo que no contamos con que se lleve el galardón.

Ross Katz, por Taking chance – Katz es un joven productor que ya ha estado nominado en dos ocasiones al Oscar, por En la habitación y por Lost in translation y ha formado parte del equipo de peliculones como La tormenta de hielo, Happiness, Reservoir Dogs o Sentido y sensibilidad. Para su debut tras las cámaras ha elegido un duro relato basado en hechos reales que aborda las consecuencias de la Guerra de Irak en la sociedad estadounidense. Su estilo cuasi documental puede resultar algo duro a los académicos que pueden optar por opciones más convencionales.

Phillip Martin, por One step behind (Wallander) – Este director británico ganó hace dos años este galardón por su labor en la miniserie Prime suspect, con Helen Mirren. En este caso es candidato por la tercera y última entrega de Wallander, la miniserie basada en la serie de novelas suecas de misterio, en este caso interpretada por Kenneth Baranagh. Su trabajo está algo por debajo del que realizó en Prime suspect y además la competencia de este año es tan fuerte que no creemos que tenga muchas posibilidades de ser premiado.

Quién ganará: Michael Sucsy, por Grey gardens

Quién debería ganar: Susanna White, por Bomb in the garden (Generation kill)