Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Entramos en la recta final de los análisis de los premios Emmy que se entregarán este domingo y nos centramos ahora en las 7 candidatas a mejor serie de comedia. La ganadora del año pasado, 30 Rock, tiene todas las papeletas para salir victoriosa de nuevo, pero ¿será capaz alguna de dar la sorpresa?

Mejor serie – comedia

{youtubejw width=»600″ height=»369″}2zg5F8AdwWk{/youtubejw}
30 Rock (Rockefeller Plaza), de NBC, producida por Broadway Video, Little Strager Inc. en asociación con Universal Media Studios

La serie más nominada en estos premios Emmy, la favorita en todas las quinielas. ¿Merecidamente? Por supuesto. Tina Fey ha logrado crear un universo muy personal centrado en los creadores de un programa de variedades de la NBC (no en vano ella ya fue guionista del mítico Saturday night live), un grupo variopinto, esperpéntico y entrañable. No solamente en esta magnífica tercera temporada ha desarrollado aspectos de la relación de Jack (Baldwin) y Liz (Fey), sino que ha dado más cancha a los secundarios que hasta ahora eran menos importantes y se ha rodeado de un grupo de invitados excelente que incluye a  Oprah Winfrey, Jon Hamm, Alan Alda, Steve Martin, Salma Hayek y un larguísimo etcétera. Imaginativa, con una narrativa innovadora, 30 Rock no deja de sorprender y esperamos que lo siga haciendo por muchos años.

{youtubejw width=»600″ height=»369″}aAkXpyMYy4c{/youtubejw}
Entourage (El séquito), de HBO, producida por Leverage and Closest to the Hole Productions en asociación con HBO Entertainment

Nominada por tercer año consecutivo, la comedia de la HBO centrada en una estrella de Hollywood y el séquito que le rodea (agente, familia y amigos) es una inmersión en la industria del cine como nunca se había visto hasta ahora en televisión. Las situaciones, aunque exageradas en ocasiones, tienen el trasfondo de lo que debe ser lidiar dia a dia con los estudios y la lujosa vida en California, una especie de versión de El juego de Hollywood de Robert Altman para machos testosterónicos. Quizá, en la opinión de este analista, aquí es donde radica el fallo de la serie, en los personajes, un grupo de hedonistas y mujeriegos metrosexuales con los que cuesta empatizar. Eso sí, la factura es estupenda y a quien le apasione vislumbrar la forma de vida hollywoodiense le parecerá entretenidísima. Para gustos, los colores.

{youtubejw width=»600″ height=»369″}69Xrlp1HKfA{/youtubejw}
Padre de familia, de FOX, producida por Fox Television Animation

Como ya se ha comentado en más de una ocasión se trata de la segunda serie de animación que se cuela en esta categoría después de que lo consiguiera Los picapiedra en los años 60. El sentido del humor de su creador Seth MacFarlane y su equipo no es tan universal como el de Los Simpson, es mucho más cafre, iconoclasta y políticamente incorrecto. Y, sorprendentemente, llega a una gran cantidad de fans. Las peripecias de Peter Griffin y su desestructurada familia despiertan pasiones y odios a partes iguales. Personalmente opino que lo que se busca en ocasiones es epatar por epatar y muchas veces abusan de gags largos y repetitivos que lastran el ritmo de la serie. Algunos críticos la dan por ganadora, pero yo creo que la inclusión entre las nominadas ya es suficiente honor.

{youtubejw width=»600″ height=»369″}Xxhx_cod6IM{/youtubejw}
Flight of the conchords, de HBO, producida por Dakota Pictures y Comedy Arts en asociación con HBO Entertainment

La segunda serie de la HBO que se ha colado entre las candidatas es un experimento cuanto menos inusual. Historia semiautobiográfica de dos músicos neocelandeses, Jemaine Clement y Bret McKenzie, que viajan a Nueva York para triunfar en el mundo de la música. El éxito de la serie no es solo el formato innovador, que incluye números musicales, sino el acertado grupo de secundarios que les rodea, destacando al inepto agente Murray y al único fan que tienen, Mel. Alabada desde su estreno en el 2007, con esta segunda temporada ahondan en la lucha por el éxito a través de situaciones absurdas, pero con las que todos nos podemos identificar. Si la academia decidiese ser realmente innovadora, el premio sería suyo. Pero todos sabemos que eso no es una realidad.

{youtubejw width=»600″ height=»369″}6_9y5KwjmVI{/youtubejw}
Cómo conocí a vuestra madre, de CBS, producida por 20th Century Fox Television

La digna heredera de la sitcom reina de los 90, Friends, sigue los pasos de Tod Mosby, arquitecto, por encontrar a la mujer de sus sueños, acompañado por su grupo de amigos. La estructura en flashbacks (la serie comienza con Mosby fuera de cámara narrando a sus hijos la historia de «cómo conoció a su madre») está llena de giros y virguerías narrativas al más puro estilo Perdidos, pero en comedia. Si a eso le añadimos unos guiones muy neoyorquinos y un plantel de actores excelente, especialmente el enorme Neil Patrick Harris, el resultado es 20 minutos semanales de entretenimiento de primera linea. Esta cuarta temporada ha desarrollado los problemas económicos de Marshall y Lily, los laborales de Ted y ha avanzado en la esperada relación de Barney y Robin. Yo particularmente no puedo esperar a que comience la quinta en unos días.

{youtubejw width=»600″ height=»369″}iiEiZVqI45s{/youtubejw}
Weeds, de Showtime, producida por Showtime en asociación con Lionsgate Television y Tilted Productions Inc.

La cuarta temporada de la dramedia de Showtime ha roto con algunas de las características base de la serie, de entrada al cambiar el escenario. La serie que comenzó narrando las dificultades de la viuda Nancy Botwin por sacar adelante a sus dos hijos vendiendo marihuana en Agrestic, su urbanización, pasa a situarse en el sur de EE UU, en la frontera con Mexico. El cambio hace que parezca un producto diferente. No es el mismo Weeds que nos desconcertaba positivamente los tres años anteriores. Hasta los títulos de crédito son distintos. El affair de Nancy con un político corrupto mexicano es difícil de asimilar. Y las historias del resto de secundarios son cada vez más cogidas por los pelos, logrando que terminemos sintiendo lástima por unos personajes patéticos que antaño nos inspiraban simpatía. Y por desgracia la quinta temporada, emitida este verano, sigue por el mismo camino.

{youtubejw width=»600″ height=»369″}8tjlNd16A3w{/youtubejw}
The office, de NBC, producida por Deedle-Dee Productions  Reveille LLC en asociación con Universal Media Studios

La adaptación estadounidense del clásico creado por Ricky Gervais en el 2001 para la BBC, The office, fue duramente criticado en sus inicios. Nadie creía que el original pudiera ser superado. Ni falta que hace. Los americanos puede que no sepan hacer otras cosas, pero reformatear un producto y extenderlo mucho más, manteniendo la calidad y haciéndolo suyo, más autóctono, éso se les da de maravilla. En la quinta temporada, la oficina de Scranton, liderada por el inaguantable pero entrañable Michael Scott (Carell) vio la llegada de Holly, personaje interpretado por Amy Ryan, la versión femenina de Scott. Los fans de la relación de Pam y Jim vieron satisfechas sus ansias de romanticismo, mientras que todos nos reimos con las salidas de Dwight. Por desgracia, el formato empieza a demostrar signos de agotamiento. Y estando 30 Rock de por medio, nada puede hacer.

Quien ganará: 30 Rock
Quien debería ganar: 30 Rock