Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Esta categoría de los Emmy siempre ha estado dominada por las actrices invitadas de la serie Ley y orden: Unidad de víctimas especiales, pero este año ninguna de las candidatas propuestas ha conseguido nominación. Sí repite la ganadora del año pasado, Loretta Devine por Anatomía de Grey, y entre sus cinco rivales hay desde todo terrenos de la televisión hasta estrellas de Hollywood. Repasémoslas.

Martha Plimpton

Martha Plimpton por The Good Wife

La inolvidable Stef de Los Goonies consigue a sus 42 años su tercera nominación a un Emmy tras ser candidata el año pasado como actriz principal en comedia por Hope. Su otra candidatura fue en esta misma categoría hace 10 años precisamente por salir en Ley y orden: Unidad de víctimas especiales. Su personaje en The Good Wife, Patti Nyholm, recurrente en las tres temporadas de la serie, es todo un hueso duro de roer para el bufete Lockhart-Gardner y uno de los mayores enemigos de Alicia Florrick. Nunca dudó en utilizar su embarazo, y posteriormente a su hijo, para sacar ventaja en los juicios. Por eso, en el último capítulo de la tercera temporada, «The dream team», cuando hace causa conjunta con el personaje de Michael J. Fox, el espectador no puede hacer más que aplaudir la idea. Plimpton construye un personaje mordaz y sumamente inteligente. Ya que la Academia no ha tenido a bien nominar a The Good Wife como mejor serie, sería un detalle estupendo que premiaran tanto a Fox como a Plimpton en la categoría de invitados. Y es que el dream team es mucho dream team.

Loretta devine

Loretta Devine por Anatomía de Grey

La ganadora del año pasado en esta misma categoría vuelve a repetir nominación como Adele Webber, la esposa del Dr. Richard Webber. Se trata de un personaje muy jugoso simple y llanamente porque sufre de Alzheimer. Las caras que pone Devine, abriendo mucho los ojos, con mirada confusa, no impresionan demasiado a lo largo del capítulo ni nos muestran nada nuevo que no hayamos visto ya. Hasta que llegamos a su última secuencia en la que, gracias a un momento de lucidez, se vuelve consciente de su enfermedad y le pide a su marido que la ingrese en una clínica especial. En ese instante Devine sí consigue llegarnos, pero nos parece un esfuerzo insuficiente para que se materialice en dos galardones consecutivos.

Jean Smart

Jean Smart por Harry’s Law

Smart vuelve a demostrar este año su versatilidad consiguiendo su séptima nominación a un Emmy. Tres roles han marcado su carrera: Lana Gardner, interés amoroso de Frasier, que le reportó dos Emmy como invitada en comedia; Martha, la mujer del presidente Logan en 24 (nominación como secundaria en drama e invitada en drama al año siguiente); y Regina Newly, la madre de Samantha, ¿qué? por la que consiguió su último Emmy, como secundaria en comedia hace cuatro años. Su Roseanna Remmick en Harry’s Law es un poco antagonista de manual. Fiscal enemistada con el personaje de Kathy Bates, usará todas las estratagemas para dejar a su rival por los suelos. Dura y amargada, se permite un momento de debilidad en la escena final de su capítulo propuesto, «The rematch», frente a Bates. La Academia parece adorarla y su labor es impecable, aunque quizá poco sutil. Y aunque la serie no goza de buenas críticas, los votantes sí parecen tenerle estima (de ahí las dos nominaciones consecutivas a Bates), por lo que parece que parte como favorita para ganar.

Julia Ormond

Julia Ormond por Mad Men

A veces la carrera de una actriz sufre varias etapas, como es el caso de esta inglesa que a mediados de los 90 apuntaba a convertirse en una gran estrella de Hollywood (Leyendas de pasiónEl primer caballeroSabrina y sus amores), pero que, de repente, desapareció prácticamente del mapa. Ahora parece que está viviendo un resurgimiento como actriz secundaria (El curioso caso de Benjamin ButtonMi semana con Marilyn). Hace dos años consiguió el Emmy como mejor actriz de reparto en telefilm por dar vida a la madre de Temple Grandin y ahora vuelve a ser candidata por interpretar a otra madre: la de Megan, la nueva esposa de Don Draper. Ser suegra de Draper no es tarea fácil y siempre estará detrás de su hija, preocupándose por su felicidad junto al mujeriego ejecutivo publicitario. Ella está bellísima y su parecido con Jessica Paré es asombroso, todo un acierto de casting. Pero recordemos que hasta ahora ningún intérprete de Mad Men tiene un Emmy. ¿Cambiarán las tornas este año?

Joan Cusack

Joan Cusack por Shameless

Una de las mejores cómicas de su generación, Cusack, doblemente nominada al Oscar como secundaria (Armas de mujerIn & Out), logra su segunda candidatura consecutiva a un Emmy por interpretar a Sheila Jackson en el remake americano de la longeva serie británica Shameless. El personaje, encarnado en la versión inglesa por Maggie O’Neill, es todo un bombón: madre de clase media, agorafóbica y que, inexplicablemente, se enamora del alcohólico protagonista al que da vida William H. Macy. En el capítulo propuesto «Can I have a mother», Sheila tiene que lidiar con la fiesta de compromiso de su hija y con la aparición de la expresidiaria madre de Macy (extraordinaria Louise Fletcher). Cusack pasa del registro cómico al dramático como sólo ella sabe hacerlo, pero el poco peso de la serie hace difícil su victoria.

Uma Thurman

Uma Thurman por Smash

La Academia de Televisión no suele perder la oportunidad de nominar a una estrella de Hollywood para un Emmy y este año es el turno de Uma Thurman, interpretando a un personaje que al espectador se le antoja un poco como un reflejo de ella misma. Rebecca Duvall, gran estrella de Hollywood, es la elegida por los productores del musical sobre Marilyn Monroe para dar vida a la legendaria actriz. El problema es que apenas tiene tablas en Broadway y, además, su condición de mito de la pantalla complicará la producción con sus demandas de diva. El personaje es simpático y Thurman lo interpreta con soltura y buen hacer, pero la nula presencia de la malograda serie en otras categorías nos hace creer que tiene más que suficiente con la nominación.
 

Ganará: Jean Smart por Harry’s Law
Debería ganar: Martha Plimpton por The Good Wife