Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Mucho peso pesado en la categoría. Nombres como Robin Wright, Elizabeth Moss, Claire Danes y Viola Davis, sin desmerecer al resto por supuesto, se enfrentan por un premio en el que, sobre el papel, las dos primeras parten con ventaja. Por increíble que parezca, Wright aún no ha sido premiada por su maravillosa y maquiavélica Claire Underwood. Aunque más extraño resulta aún que Moss y su Peggy Olson no hayan sido galardonadas a estas alturas con un Emmy. Este, el año de su despedida del personaje, es el momento oportuno y el último, para hacer justicia con Olson y Moss.

wright

Robin Wright por House of Cards – “Chapter 32”

Es su tercera nominación –la segunda por este personaje– y ya va siendo, hablando en plata, hora de que le den un Emmy a Robin Wright por la fría, calculadora e intensa Claire Underwood. Aunque habituales en las nominaciones, el matrimonio Underwood compuesto por Robin Wright y Kevin Spacey no parece convencer a quienes votan. Ninguno de los dos luce con un Emmy en su haber. A su favor, la eterna Princesa prometida, cuenta con que esta tercera temporada de House of Cards ha sido la mejor para ella y su personaje. Claire se ha desvelado como una mujer no tan fría y maquiavélica como había mostrado hasta ahora. Siempre a la sombra de su marido, manejando los hilos, esta temporada ha desplegado su verdadera personalidad, la que llevaba oculta y la que Wright ha descubierto en un capítulo, el que transcurre en Rusia, en el que esa mujer con una ambición desmesurada no quiere seguir el camino de lo políticamente correcto. Su filosofía sobre el amor y el matrimonio narrada en una celda es antológica. Pero lo es más aún el momento en el que una Wright rota por el dolor y la culpa explota contra el presidente ruso y contra su marido. Ese momento es clave para el personaje y para la actriz, ante la que se abren infinidad de puertas de cara a futuras temporadas.

danes

Claire Danes por Homeland – “From A to B and Back Again”

Cuatro temporadas, cuatro nominaciones. Las dos primeras con premio, la tercera en blanco y habrá que ver qué ocurre con la cuarta. Parece que a Clarie Danes se le está acabando el registro para Carrie Mathison. No solo es culpa suya, sino de unos guionistas que vuelven a caer en los mismos giros para su personaje le están haciendo flaco favor. Aún así, en esta cuarta temporada hemos visto a una Carrie menos melodramática, más reacia a los pucheros y, sin duda, su mejor episodio ha sido por el que la nominan. Ese en el que se pasa gran parte del tiempo enfrentándose a todos, especialmente a Peter Quinn, y en el que debe adecuar su rostro a un sentimiento, la culpa y la compasión, a los que su personaje no está del todo acostumbrado. Con un poco de contención y mesura, logra hacer creer al espectador que a Carrie realmente le importa lo que le pase al chico pese a haberlo utilizado para sus propósitos.

davis

Viola Davis por How to Get Away With Murder – “Freakin’ Whack-a-Mole”

Es su primera nominación y le llega con un papel que ha sido un auténtico caramelo para ella. Cómo defender a un asesino es una serie que se sostiene gracias a una Viola Davis impactante que despliega todo ese torrente dramático que lleva dentro. Ella sola es capaz de sostener sobre sus hombros el devenir de la serie y el de un personaje que parece pensado para mayor gloria de la actriz. Annalise Keating es una mujer fuerte, hecha a sí misma, con una ética cuestionable según muchos, admirada en su profesión pero con una cara privada mucho menos envidiable. Su matrimonio hace aguas y ella, que da la impresión de no necesitar a nadie, está enganchada a su marido sin remedio. Davis dibuja a la perfección ese personaje de dos caras que se derrumba en la intimidad de su hogar pasando de la templanza al llanto en cuestión de segundos.

henson

Taraji P. Henson por Empire – “Pilot”

Taraji P. Henson y su Cookie Lyon son, de largo, lo mejor de Empire. Con su arrolladora personalidad y actuación borra del mapa casi al resto del elenco. Ella es la protagonista absoluta de un piloto en el que tarda en aparecer y cuando lo hace todo va a mejor. Una madre y esposa que sacrificó su libertad por el bien de su familia, dada de lado por su marido y parte de sus hijos que sale de la cárcel dispuesta a que le den lo que le corresponde. Es la segunda nominación para Taraji P. Henson y, pese a su fuerza, no parece que vaya a ser su año. Salvo sorpresa.

maslany

Tatiana Maslany por Orphan Black – “Certain Agony of the Battlefield”

Lo de Tatiana Maslany tiene mérito y sorna. Lleva tres temporadas como protagonista de Orphan Black y esta es la primer vez que la nominan. Una actriz que en un mismo episodio es capaz de interpretar a cinco personajes tan distintos como una científica lesbiana, una madre con aspiraciones de traficante, una paralítica tuerta y con dificultades en el habla, una rubia desquiciada que come escorpiones y una tipa dura encerrada y torturada bien se habría merecido la nominación antes. Porque el de Tatiana Maslany no es un papel, sino cinco, cada uno distinto y solo iguales en la actriz que les da vida. Aunque se lo merezca, será raro verla levantar la estatuilla. No son los premios muy del género de la ciencia ficción.

moss

Elisabeth Moss por Mad Men – “Person to Person”

Es la rival más fuerte a la que se enfrenta Robin Wright en la categoría. Ambas están inmensas en sus interpretaciones, pero Moss ha cerrado ya el capítulo de Peggy Olson y si no le dan el premio ahora no habrá más oportunidad –salvo spin off, claro–. A Claire Underwood, por el contrario, aún le queda camino que recorrer en la pantalla. Pero lo de Moss, que atesora con esta su sexta nominación por Mad Men, no es solo una cuestión de estadística y números. En el último episodio, por el que está nominada esta vez, da un adiós impecable al personaje. Se mueve entre esa ingenuidad que siempre la ha caracterizado, su bondad, su fidelidad a un Don Draper derrotado y su vacilación a la hora de reclamar lo que se merece por esfuerzo y talento. Pero, además de todo eso, Moss ha protagonizado en Person to Person una de las mejores declaraciones de amor vistas jamás en la pequeña pantalla. Puede que esta vez sí sea su año.

Ganará: Elisabeth Moss por Mad Men
Debería ganar: Elisabeth Moss por Mad Men