Emmy 2013: Mejor guión en drama

De tres nominaciones el año pasado, y ha llegado a tener hasta cuatro en otras ediciones, Mad Men ha pasado a no tener representación en el Emmy al mejor guión en serie dramática en esta ocasión, confirmando así que los votantes empiezan a estar algo cansados de ella. Ocupan su lugar dos excelentes episodios de Breaking Bad y uno de los momentos más impactantes del año, para los que no se hubieran leído los libros de Juego de tronos. Pero parece que la rival a batir, tras su victoria el año pasado por su episodio piloto, es Homeland.

George Mastras por "Dead Fright", de Breaking BadGeorge Mastras
por ‘Dead Freight’, de Breaking Bad

Si hubo un episodio este año en televisión que me tuvo en vilo durante una hora, conteniendo la respiración sentado al borde del sofá, fue éste. Mastras, coproductor de la serie y director del episodio, consigue con ésta su primera nominación a un Emmy. Ha llegado a escribir una decena de episodios de Breaking Bad, entre ellos el recordado ‘Hermanos’, que seleccionó Esposito la pasada edición para competir como secundario. En ‘Dead Freight’ asistimos al asalto a un tren más tenso de la historia, en el que cada segundo cuenta. Pero por si eso no fuera suficiente, además tiene uno de los mejores cierres del año. La araña y el chaval con la moto que vemos al principio y de los que ya nos hemos olvidado, cobran todo el sentido y razón de ser en el último minuto. Un episodio perfecto e impactante merecedor de premio. El dato: Mastras es hermano de Maria Jacquemetton, guionista y productora de la otra serie estrella de la cadena AMC Mad Men.

Thomas Schnauz por "Say my name", de Breaking BadThomas Schnauz
por ‘Say My Name’, de Breaking Bad

Ya sólo por la secuencia de apertura de este magnífico capítulo, descrita por las tres palabras del título, una secuencia en la que los personajes permanecen estáticos, dejando que las miradas y las palabras hagan el resto, podría merecer este Emmy. Pero es que además es el episodio propuesto tanto por Cranston como Banks en sus categorías. Y no es para menos. La huída del viejo Mike (esa mirada a su nieta en el parque) sólo podía ser truncada por Walter White, ese hombre que, cuando le dices las verdades a la cara, puede sorprenderte con su instinto más animal. Para, instantes después, darse cuenta de que no era necesario. Había otra manera. Pero ya es tarde. Schnauz, que lleva escritos siete episodios de la serie y también ha dirigido éste, ya fue candidato este año al WGA (al igual que su compañero nominado Mastras) pero perdió ante ‘The Other Woman’ de Mad Men, quizá porque Breaking Bad competía con cuatro episodios y pudo haber división de votos. ¿Pasará lo mismo en los Emmy?

Julian Fellowes por "Episodio 3x04", de Downton AbbeyJulian Fellowes
por ‘Episodio 3×04’, de Downton Abbey

Esta es la tercera nominación consecutiva a un Emmy para el británico por Downton Abbey, tras conseguirlo en la primera ocasión, aunque se trataba de la menos competitiva sección de miniserie/telefilm. Sorprende que el capítulo seleccionado sea el anodino cuarto episodio de la tercera temporada. Mientras en otros tienen lugar muertes memorables o novias plantadas en el altar, la trama más destacable de éste es la de la pareja de Anna y Bates, separados mientras él cumple condena en prisión. Las cartas que se envían el uno al otro son interceptadas por un guarda y Bates idea una forma para solucionarlo. Y poco más. El capítulo queda salpicado por pequeños apuntes sobre la rebelión irlandesa y el derecho de la mujer al voto, pero de soslayo. Con seguridad se trata de la candidatura más floja de las cinco.

David Benioff y D.B. Weiss por "Las lluvias de Castamere", de Juego de TronosDavid Benioff y D.B. Weiss
por ‘Las lluvias de Castamere’, de Juego de tronos

Segunda nominación como guionistas para el dúo Benioff-Weiss, creadores de la adaptación televisiva de Juego de tronos, tras la que consiguieron hace dos años por ‘Baelor’, el noveno episodio de la primera temporada. La serie insignia del momento en la HBO siempre echa el resto en los novenos capítulos de cada temporada. El año pasado los dos guionistas dejaron el honor de adaptar ‘Blackwater’ a George R.R. Martin, el autor de la saga de libros en que se basa la serie. Pero para este ‘Las lluvias de Castamere’ no pudieron resistirse a ponerse a escribir de nuevo. Todos los lectores sabían de la existencia de la Boda Roja y ansiaban (y temían) verla en imágenes. Nadie quedó defraudado, convirtiéndose en un momento que dejó en shock a millones de espectadores de todo el mundo. Todo el mundo habló de ello y los mensajes de ira inundaron Internet. ¿Perderá la Academia la oportunidad de premiar un episodio tan icónico como éste?

Henry Bromell por "Q&A", de HomelandHenry Bromell
por ‘Q&A’, de Homeland

A pesar de la sólida carrera de Bromell en televisión (lleva más de dos décadas escribiendo y ha pasado por clásicos como Homicidio o Doctor en Alaska) esta es su primera nominación a un Emmy. Ha escrito dos episodios por temporada de Homeland incluyendo este decisivo ‘Q&A’: suerte de sesión de preguntas y respuestas en forma de interrogatorio donde parece que al fin nuestros protagonistas ponen todas las cartas encima de la mesa. Profesional y sentimentalmente. Quizá desluce en un episodio vibrante la trama de la hija de Brody con el hijo del vicepresidente, pero se trata seguramente del mejor episodio de la temporada y un soplo de aire fresco al ver siempre tantos inicios y finales de temporada propuestos. Tras su victoria del año pasado, ¿será capaz de revalidar?

Ganará: “Las lluvias de Castamere” de Juego de tronos
Debería ganar: “Dead Fright” de Breaking Bad