Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Una película de atmósfera envolvente, otra llena de persecuciones trepidantes por tierra, mar y aire, una cinta que recicla la ciencia ficción filosófica y por último un alocado título de animación. Este año no hay una clara favorita: los sonidos que sobrevuelan por La isla mínima, o los que hacen vibrar los asientos del cine en El niño, los que te transporta a un futuro distópico en Autómata o los que colorean los divertidos bandazos de Mortadelo y Filemón en su aventura contra Jimmy el Cachondo. Todos son magistrales.

gy2015sonido1

Nicolás de Poulpiquet y Gabriel Gutiérrez por Autómata

Nicolás de Poulpiquet hizo el año pasado un equipo ganador con Charly Schmukler en Las brujas de Zugarramurdi, su fantástico trabajo les hizo ganar el Goya. Este año Poulpiquet se ha unido a Gabriel Gutiérrez, el hombre que estuvo detrás del sonido de Mamá y de Rec: Génesis. En Autómata han demostrado formar una dupla magnífica. Primero utilizando una fantástica telaraña de sonidos que consiguen enmarcar a la perfección ese futuro distópico que imaginó Gabe Ibáñez para su película. Pero además, en la segunda parte del filme consiguen cambiar de género recogiendo los sonidos del desierto para acompañar a Antonio Banderas en su periplo hacia el exterminio del ser humano. La lluvia contaminada, los sonidos de los animatronics perfectamente sincronizados o el silencio estremecedor del desierto son algunos de los trucos que ha llevado a estos dos profesionales a optar por el Goya.

gy2015sonido2

Sergio Bürmann, Marc Orts y Oriol Tarragó por El niño

Daniel Monzón ha formado un equipo de all star para el sonido de su película. Sergio Bürmann ya lo ganó por la anterior película del director, Celda 211, Marc Orts acumula nada menos que tres Goyas, por Lo imposible, Buried, El orfanato y luego está Oriol Tarragó que junto con Orts ganó los dos goyas correspondientes a las películas de J.A. Bayona. El sonido de El niño es el resultado de esta cantidad de talento junta, y sería muy raro que estos tres genios no se llevaran el cabezón a casa. Probablemente haya pocas cosas más difíciles en la profesión que ajustar el sonido de un helicóptero, las voces de los acores que hay dentro y además el sonido del agua salpicando, el de la lancha motora, los gritos… Las persecuciones en el mar de la película de Monzón se estudiarán en las escuelas de cine por su perfecta factura en todos los aspectos técnicos.

gy2015sonido3

Daniel de Zayas, Nacho Royo-Villanova y Pelayo Gutiérrez por La isla mínima

La atmósfera de La isla mínima ha embaucado a todos los espectadores. Pero sin ese sonido, sin el fluir del viento en las marismas del Guadalquivir, sin los silencios de un pueblo que esconde … La isla mínima no hubiera calado ni en la crítica ni en la taquilla. Pelayo Gutiérrez es veterano en esto de ganar premios, lleva tres Goyas, Nacho Royo-Villanova uno, por No habrá paz para los malvados, y Daniel de Zayas otro, por 3 días. Juntos han conseguido que la lluvia que cala esos paisajes grises, cale también en los huesos de cada espectador. Juntos han conseguido que el silencio pueda significar un grito de ayuda. La soledad y las sombras del pasado suenan igual que esas pantanosas tierras donde Alberto Rodríguez ha filmado su obra maestra.

gy2015sonido4

Nicolás de Poulpiquet y James Muñoz por Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

Siempre es mejor optar a dos Goyas que a uno, por eso Nicolás de Poulpiquet repite en la categoría acompañado esta vez por James Muñoz, que también sabe lo que es ganar un cabezón, en este caso por Buried. Después de dos intentos de adaptar los cómics de Mortadelo y Filemón Javier Fesser ha dado con la clave, hacerlo a través de la animación. Esta es, sin duda, la película más divertida basada en unos personajes de Ibañez y tanto Poulpiquet como Muñoz han tenido que trabajar muy duro es sonido, sobre todo para darle realidad a los innumerables trastazos de sus protagonistas, vigas que se tronchan, bofetadas, macetas que se caen, más bofetadas, helicópteros que chocan y más bofetadas aún. Es complicado que ganen el Goya, pero sin duda ha sido el equipo de sonido que mejor se lo ha pasado.

Ganará: El niño
Debería ganar: El niño
Molaría que ganase: Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo