Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Un año más, los temas sociales dominan la categoría de mejor cortometraje. La violencia en Estados Unidos centran My Nephew EmmettDeKalb Elementary, mientras que Watu Wote la retrata en Kenia. The Silent Child se fija en la experiencia de una niña con sordera profunda. En una órbita muy diferente, el australiano The Eleven O’Clock es una comedia clásica en la consulta de un psiquitara.

DeKalb Elementary. Reed Van Dyk


El cuarto cortometraje de Reed Van Dyk le ha reportado su primera nominación al Oscar, tras haber ganado varios premios en festivales especializados como el 24 fps International Short Film Festival, Clermont-Ferrand en Francia, Palm Springs International Short Fest y el South by Southwest (SXSW) que se celebra en Austin, Texas. En apenas 20 minutos y apoyándose en la poderosa presencia en escena de la actriz protagonista Shinelle Azoroh, el corto está basado en un suceso real: el tiroteo que se produjo en un colegio de Atlanta, Georgia. Van Dyk no escatima en golpes de efecto, dejando al espectador desolado al final del visionado. La capacidad del director para ir creando tensión de manera gradual mantiene al espectador involucrado en lo que ve en todo momento. En un año en el que las historias de mujeres fuertes parecen tener algo de ventaja, DeKalb Elementary parte con muy altas posibilidades de premio.
Samuel Pérez

The Eleven O’Clock. Derin Seale y Josh Lawson


El corto australiano The Eleven O’Clock es una adaptación al cine de la obra de teatro corta de uno de los dos nominados (y co protagonista del corto), Josh Lawson, que la escribió hace trece años. Lawson es un cómico popular en Australia entre otras cosas por haber interpretado a Paul Hogan, el actor de Cocodrilo Dundee en la miniserie Hoges: The Paul Hogan Story y en el resto del mundo por formar parte del elenco de House of Lies; pero en España quizá nos sea más familiar por ser el guionista de The Little Death, la película en la que esta basada Kiki, el amor se hace. Por su parte, Derin Seale es el hijo del excelente director de fotografía John Seale, ganador del Oscar por El paciente inglés. Juntos han puesto en pie la adaptación a la pantalla de esta comedia que retrata la consulta psiquiátrica de un paciente que cree que es, precisamente, psiquiatra. Es la rival menos dramática de las cinco candidatas y justo ahí radican sus mejores opciones para el premio si los votantes prefieren optar por temas menos graves.
Fernando de Luis-Orueta

My Nephew Emmett. Kevin Wilson, Jr.


Lo que nació como la tesina de un estudiante de la Universidad de Nueva York, Kevin Wilson Jr, es ahora un serio competidor por el Oscar al mejor cortometraje. Está basado en el asesinato racista del niño Emmett Louis Till, de Chicago, que fue a visitar a su tío en Honey, Mississippi, donde lo secuestraron y mataron en 1955. Una mujer acusó a Emmett de que le había silbado por la calle y su marido y su hermano fueron a buscarle a casa de sus tíos, tras lo cual le apalearon hasta la muerte. El joven director se fija precisamente en la figura del tío para relatar desde su perspectiva el periodo que transcurre desde que se enteró de la acusación que caía sobre su sobrino y el momento en el que los dos asesinos racistas entraron en su casa y se le llevaron como represalia. Rodada casi a base de primeros planos y sin sensacionalismo, el corto capta con sensibilidad y emoción el miedo acrecentándose y la sensación de impotencia que embargan al tío (interpretado por L.B. Williams, que falleció poco después de un cáncer) en ese lapso de tiempo, como expresión de cómo el racismo y la desigualdad se cuecen en la vida diaria y cómo sus víctimas se ven obligadas a vivir a la espera de que suceda lo peor.
María Pérez

The Silent Child. Chris Overton y Rachel Shenton


Esta es la primera nominación al Oscar para Chris Overton y Rachel Shenton director y guionista de este cortometraje, y para ambos la primera incursión en este tipo de labores, puesto que los dos se han dedicado hasta ahora a la interpretación. A Overton lo hemos podido ver en papeles muy secundarios en largometrajes como El fantasma de la ópera (2004), Oliver Twist (2005) o Pride (2014) y Shenton ha participado, sobre todo, en series y películas para televisión británicas, pero ambos se conocen desde que formaron parte de la telenovela británica Hollyoaks, que acumula la impresionante cifra de 4.825 capítulos y lleva emitiéndose en el Reino Unido desde 1994. The Silent Child es un enternecedor cortometraje que cuenta la historia de una niña de cuatro años con sordera profunda, nacida en una familia de clase media y que vive en un mundo de absoluto silencio e incomunicación hasta que una asistente social se interesa por ella y le enseña a utilizar el lenguaje de signos. El guión de Shenton está basado en la experiencia personal, puesto que aprendió a utilizar el lenguaje de signos cuando su padre se quedó sordo, y ella misma interpreta a la asistente social que comparte esta historia con Maisie Sly, la joven actriz que se mete en el papel de Libby, la protagonista, que también padece la misma enfermedad y se ha convertido en toda una revelación. No es para nada descartable que termine llevándose el Oscar puesto que cuenta con la calidad y la carga emocional suficientes como para conquistar el corazón de los votantes.
Alan Dameron

Watu Wote / All of Us. Katja Benrath y Tobias Rosen


“Surrealista”, por inesperada. Así ha calificado la propia directora de Watu Wote, Katja Benrath, la que es su primera nominación al Oscar por un corto basado en un acto terrorista ocurrido en el norte de Kenia en 2015. Cuando la noticia cayó en manos de un grupo de estudiantes de cine alemanes, en seguida se dio cuenta del potencial de una historia sobre el valor, el sacrificio, la empatía y el miedo. Todos ellos temas y sentimientos que se tratan al mismo tiempo que se narra un ataque terrorista llevado a cabo por el grupo Al-Shabab, que secuestró un autobús en medio de ninguna parte, en un paisaje seco y árido. Entraron armados y ordenaron a los pasajeros que bajasen, sin dejar de apuntarles y exigiéndoles que se separasen en dos grupos. A un lado, cristianos. Al otro, musulmanes. Sin embargo, se negaron a ello. De haberlo hecho habrían condenado a los cristianos a una muerte segura y violenta. En un clima de tensión continua y con un reparto basado principalmente en actores noveles somalíes, Watu se ha convertido en una pequeña ventana a la realidad de un país olvidado. Todos nosotros, como se traduce Watu wote, es una historia de unión y alzamiento contra el terror.
M.J. Arias

Ganará: The Silent Child. Chris Overton y Rachel Shenton
Debería ganar: DeKalb Elementary. Reed Van Dyk
Molaría que ganase: The Eleven O’Clock. Derin Seale y Josh Lawson