"En el futuro a Almodóvar se le conocerá como a Julio Verne, un visionario de muchas cosas"

“En el futuro a Almodóvar se le conocerá como a Julio Verne, un visionario de muchas cosas”

"En el futuro a Almodóvar se le conocerá como a Julio Verne, un visionario de muchas cosas"

Este viernes se estrena Los amantes pasajeros, el ansiado regreso de Pedro Almodóvar a la comedia, una película que reúne al realizador manchego con Cecilia Roth, pero también con una nueva generación de actores españoles como el cómico Carlos Areces. Charlamos con ambos sobre el mito de Almodóvar, del retrato de la crisis en la cinta, del sexo y de hacer reír en tiempos convulsos.

Carlos Areces: Me da mucha rabia que se diga que viene bien una comedia con la que está cayendo: las comedias vienen bien siempre, ¿no?
Cecilia Roth: Y la que está cayendo nunca viene bien.

losExtras.es: ¿Cómo es recibir la llamada de Pedro Almodóvar de nuevo, y cómo es recibirla por primera vez?
Areces: Recuerdo que yo estaba haciendo un ensayo de esgrima, porque estaba preparándome para Águila roja, cuando me suena el teléfono y me dicen: “Hola, te llamo de El Deseo porque Pedro quiere que leas un personaje”. Y yo, que soy de natural cauto, procuro no lanzarme a la alegría y al jolgorio muy rápido, pensaba: “Pedro… El Deseo… Es que sólo se me ocurre un Pedro…”. ¡No las tenía todas conmigo! Porque si no…: “Hola, soy Pedro Osinaga…”. Y claro… Pero es todavía más shock cuando entras a la oficina y ves que está llena de carteles y de cosas míticas. Lo que más me impactó fue el cuadro original de Ceesepe de La ley del deseo, que está en el despacho de Pedro.
Roth: Y Carlos, que no es nada mitómano…
Areces: Nada, nada…

Cecilia Roth en 'Los amantes pasajeros'losExtras.es: Pero tú, Cecilia, que estabas allí cuando todo aquello, ¿cómo lo vives ahora?
Roth: Al revés que Carlos, yo soy muy poco mitómana. Todo lo que he perdido, dejado u olvidado se lo podría vender a Carlos por… ¡millones de dólares! Por su puesto que le doy un valor enorme a las cosas que me hacen bien, que me gustan, por las que he pasado con felicidad y que son maravillosos recuerdos…
Areces: Es que Pedro es un mito en sí mismo.
Roth: Ya lo sé, pero para mí no, porque cuando le conocí era administrativo de la Telefónica. Los fines de semana nos íbamos a rodar Pepi, Luci y Bom a lo largo de un año, venía a mi casa y le sacábamos a mi madre ropa… Qué sé yo… Es como ser mitómana de uno mismo.
Areces: Qué dos maneras de vivirlo, efectivamente.
Roth: Con Pedro siempre está la idea de trabajar juntos otra vez, pero cuando llegó la llamada para esta película no era el momento indicado. Hacía una semana había comenzado unos ensayos de una obra de teatro que me importaba mucho, con un director y unos actores que me importaban mucho, y pasó lo único que podía pasar para que la dejara: que me llamara Pedro Almodóvar. Además, cinco meses antes habíamos estado cenando en Madrid los dos solos y me había estado contando entero el guión de su próxima película, que no era éste. Lo planteé a los productores de la obra, y como los productores y los actores somos gente bastante flexible… Vale, no. Tuve un poquito de quilombo ahí. Pero bueno, se arregló y pude venir a rodar.

losExtras.es: Es llamativa la mezcla de generaciones y de procedencias de los doce actores de la película, donde coincidís vosotros dos y también actores como Antonio de la Torre o Miguel Ángel Silvestre.
Areces: Silvestre y yo somos el reclamo atractivo de la película. Sé que Pedro ha contado conmigo por mi físico y con Silvestre porque tiene una vis cómica muy pronunciada… Bueno, esto se va a malinterpretar. Aprovecho para decir que Miguel Ángel, además de tener una belleza rotunda, es una de las personas que más importancia le da a la preparación del personaje. Pedro le huía ya de la cantidad de preguntas…
Roth: ¡Total, total…! Lo pesado que se ponía para decir dos frases. Lo maravilloso de este encuentro, y eso que era de temer, es que haya funcionado tan de puta madre.
Areces: Hombre, imagínate doce divas metidas allí, compartiendo el mismo espacio…
Roth: Pero tampoco doce divas; era gente muy diferente y no hubo nada de competencia. Somos personas que provenimos de ámbitos muy diferentes, con historias muy diferentes, e íbamos a estar encarcelados dos meses en el set de un avión.
Areces: Y luego fue mucho más cómodo que una película corriente, ¿verdad?
Roth: Pero total: cómodo y apetecible y divertido…
Areces: Qué grandes momentos pasamos en mi camerino…
Roth: Grandes momentos de verdad. Como teníamos mucho tiempo libre nos reuníamos allí. Uno se iba a rodar, otro volvía… Además, es muy buen anfitrión.

“Cuando leí las referencias al Rey en el guión pensé: ‘¡Aquí es cuando me quitan el pasaporte español!” — Cecilia Roth

losExtras.es: ¿Cecilia tenía consejos para los novatos?
Areces: Gracias a Dios no.
Roth: No… más bien descubríamos juntos las cosas. Cada película es un mundo…
Areces: ¿No sería maravilloso si en las entrevistas no tuviéramos que estar pensando qué puedo decir y qué no…?
Roth: Hay dos libros, el A y el B.
losExtras.es: Como en el caso Bárcenas.
Roth: Exacto, ¿y quién tiene los papeles B?
Areces: Cuando le cuentas a tus amigos las anécdotas del rodaje, no tiene nada que ver con lo que cuentas en una entrevista…. Con lo divertido que sería si yo contara cosas que no puedo contar…

Carlos Areces en 'Los amantes pasajeros'losExtras.es: Cuando Almodóvar os explicaba la película, ¿lo hacía en términos de “vamos a contar una metáfora sobre la crisis”?
Roth: Cero, cero. En mi primera lectura del guión sí me di cuenta de que el avión era España, pero no lo comenté con Pedro. Tal vez la distancia con España, leído desde Argentina, me permitió ver algo que no estabais viendo de vosotros mismos. Para mí estaba claro que Pedro, inconscientemente, había plasmado la situación. Son esas antenas que tienen los artistas: en Laberinto de pasiones el padre de Sexilia, que era el ginecólogo, clonaba pajaritos, pero faltaban todavía muchos años para la oveja Dolly.
Areces: A Pedro en el futuro se le conocerá como a Julio Verne, un visionario de muchas cosas.

losExtras: No sólo habla de la crisis económica, también de asuntos que afectan a directamente a la Corona.
Roth: Cuando leí el guión pensé: “¡Aquí es cuando me quitan el pasaporte español”. Decía: “¡Qué bravo donde se está metiendo Pedro!”, pero luego las cosas que han pasado…
Areces: Las cosas que han pasado le han dado la razón. Pedro se ha adelantado a muchas cosas en el guión de la película.
Roth: De hecho, la portada del Hola de esta semana es de Norma Boss [su personaje en Los amantes pasajeros].

losExtras.es: En Los amantes pasajeros el sexo vuelve a cobrar mucho protagonismo. Y curiosamente, vuestros personajes están en extremos opuestos respecto a su relación con el sexo.
Areces: Mi personaje es el único, junto al del banquero, que no se come un rosco.
losExtras.es: Lo que hace es refugiarse en ese altarcito portátil, crisol de tantas religiones, que se ve en la escena que adelantamos en losExtras.es hace unos días.
Areces: Es una pena porque no se ve bien todo lo que había allí dentro… Un San Sebastián, dioses hindúes… Y cuando digo que “soy la única devota y la única que no folla”, había un monólogo más largo lleno de frases maravillosas que Pedro me había regalado…
Roth: Pasa mucho con Pedro, esto de filmar mucho que luego no queda. Y uno tiene que ser capaz de soltar, de saber que al final quedará lo necesario para contar la historia.

Los amantes pasajeros se estrena este viernes en cines de toda España.

> Sorteamos 10 carteles de la película firmados por Almodóvar
> Una nueva escena de ‘Los amantes pasajeros’, en losExtras.es
> Nuevas fotos de ‘Los amantes pasajeros’, en losExtras.es
> Éstas serán las películas de los Oscar 2013