500 dí­as de verano es una prometedora cinta del debutante Mark Webb, que al parecer está ganando muchos enteros para los premios pese a ser un estreno previsto para verano. El empuje del Festival de Sundance, una interesante historia juvenil y unos eficientes actores parecen ser la fórmula del que puede ser el nuevo fenómeno de las pantallas.

El filme está protagonizado por Joseph Gordon-Lewitt (Mysterious skin) , este magní­fico joven actor llamado a convertirse en lo que Heath Ledger no llegó a ser y al que le avala una selecta y cuidada filmografía en el cine independiente. Le acompaña Zooey Deschanel, la nueva actriz de moda, hija del nada más y nada menos que de Caleb Deschanel, aclamado director de fotografí­a (El patriota, La pasión de Cristo). La película cuenta la historia de un chico que intenta recuperar a la chica a la que ama y que no le corresponde. Una historia tan atí­pica (las historias de amor en el cine suelen triunfar) como real.