20090912creation2

Toronto resucita la carrera por los Oscar

El Festival de Toronto ha supuesto el pistoletazo de salida para todas aquellas películas e interpretaciones que se quieren posicionar de cara a los Oscars. Creation, Up in the air, Precious, Chloe, A serious man o Get Low han recibido el aplauso de la prensa. Resumimos aquí las primeras impresiones.

20090912creationLa película que abrió el festival fue Creation, el biopic de Charles Darwin, protagonizado por el matrimonio Paul Bettany-Jennifer Conelly. Pese a que su trailer pasó muy inadvertido por su tono de telefilm, la cinta ha cosechado ante la sorpresa de todos, buenas críticas por parte de la prensa allí acreditada. La película a priori vista como el proceso del famoso científico hasta su creación de su archiconocida El origen de las especies es aparcado para centrarse en el doloroso trago de la muerte de la hija de Charles, Annie, y de su relación con su devota mujer Emma. Pese a la buena acogida la respuesta no ha sido entusiasta. Todavía no tiene distribuidor en EEUU y son muchas las voces que apuntan a que su argumento del evolucionismo es políticamente incorrecto para determinados grupos de la sociedad norteamericana partidaria del creacionismo. Si lo consigue, Paul Bettany podría acabar nominado a mejor actor (en el que dicen su mejor papel hasta ahora) al igual que Jennifer Connelly a mejor actriz de reparto. Sin embargo, son las categorías técnicas de dirección artística, vestuario y sobre todo, fotografía, las que hay que tener en le radar.

Los Coen han presentado también A serious man, un título ya de por sí controvertido porque ya está siendo objeto de confusión con A single man, de Tom Ford, y ganadora de la Copa Volpi para Colin Firth. Los oscarizados Coen han parido otra comedia negra, más seria de lo habitual, que versa sobre la vida de un hombre en los años sesenta, a punto de separarse de su mujer porque su hermano no se marcha del hogar. La película ha entusiasmado a algunos y ha satisfecho, sin más, a otros. Una apuesta, por tanto, muy personal que habrá que esperar a las campañas y las votaciones para ver si destaca o no entre los académicos.

Tal y como pronosticaban en Venecia, El soplón ha hecho gracia pero no ha levantado entusiasmo. El que sí lo ha hecho es Matt Damon que ha hecho que muchos apunten su nombre de cara a los Oscar al mejor actor. Pero poco más de esta cinta, así que otro año en blanco para Soderbergh. An education, por su parte, sigue imparable levantando entusiasmo por donde pasa. Ya son demasiadas las voces que apuestan por esta cinta que narra la disyuntiva de una adolescente por el camino de la vida cortoplacista y su resignación por una educación gris. Su protagonista, Carey Mulligan, es la favoritísima de todos los críticos americanos pese a su joven edad, y habrá que ver cómo acaban Alfred Molina y Peter Saarsgard en su camino a las nominaciones a actor de reparto.

Los abrazos rotos ha gustado pero no tanto como los títulos anteriores del manchego y está quedando un poco olvidada por la avalancha de títulos nuevos. Las críticos que no la habían visto en Cannes vienen a convenir en que es la madrileña de Alcobendas la que reúne todas las piezas y salva una película, que consideran entretenida y que agradará a sus fans pero muy lejos de sus mejores esfuerzos. El mayor elogio, por tanto, se lo ha llevado Penélope Cruz que aguanta el tipo hacia los Oscar.

Up in the air ha subrayado la triunfal marcha por Telluride y confirma los mejores presagios en Toronto. Toda la prensa está perdiendo la cabeza por la nueva cinta de Jason Reitman. Jeffrey Wells resume el sentimiento generalizado:acabo de ver la mejor película de 2009. Sí, mucho mejor que mi amada The hurt locker. Si no gana el Oscar a mejor película en febrero…” En efecto, aunque todos señalan que Clooney estará en la carrera por la estatuilla a mejor actor protagonista, probablemente no tiene un personaje con suficiente extravagancia para ganar. También competirán Vera Farmiga y sobre todo, Anna Kendrick, impresionante según todos los críticos. Y por supuesto, el guión, la dirección de Jason Reitman (el nuevo Billy Wilder) y la mejor película.

20090912PreciousPrecious es junto a Up in the air, la otra película que va directa a la ceremonia. Su monstruosa apuesta por la descarnada crueldad de la vida ha impactado sobremanera a toda la audiencia presente. El crítico John Foote la considera directamente “una obra de arte” y aseguran un ferviente aplauso de más de siete minutos tras su pase en Toronto en el que no ha dejado a ningún crítico insatisfecho. Su actriz, Gabourey Sidibe, la nueva black Betty de Hollywood se ha convertido de repente en una rival muy fuerte en mejor actriz y Mo’nique sigue (aunque con menos fuerza) su camino hacia el Oscar de reparto. Igualmente la película acabará probablemente en mejor película, dirección (Lee Daniels) y guión.

En el plano de los actores, cuidado con Robert Duvall, que además de su comentado cameo en The road, protagoniza Get Low, la historia de un humilde anciano en Tennesee que quiere celebrar su funeral cuando todavía está vivo. La cinta, dirigida por Aaron Schneider, ha tenido una ovación en Toronto y Duvall irrumpe seriamente en la carrera al mejor actor. Por otro lado, y aunque venida de Venecia, A single man, de Tom Ford ya le ha dado la Copa Volpi a Colin Firth, a quien Variety ha colmado de elogios. Igualmente, si la cinta consigue una buena distribución podría hacerle soñar a Julianne Moore con el Oscar a la mejor actriz de reparto. Y es que la actriz, que parecía un tanto olvidada, parece estar pegando fuerte también con Chloe, de Atom Egoyan (nominado al Oscar por El dulce porvenir). La película ha sido aplaudida como “una meditación serena sobre la sexualidad, la infidelidad y el compromiso en tono frío”…”la película tiene la exhuberancia, el romanticismo y la extravagancia de otros trabajos de Egoyan”. Chloe gira en torno a las sospecha de una ginecóloga (Moore) que contrata los servicios de una chica (Amanda Seyfried, Mamma mía!) para probar la lealtad de su marido (Liam Neeson). Esta película es justo la que estaba rodando Liam Neeson cuando sucedió el trágico accidente de su esposa, Natasha Richardson y cuyo rodaje se vio interrumpido.

{youtubejw width=”600″ height=”369″}Hjm11DMwKvE{/youtubejw}
Clip de Chloe, con Julianne Moore y Amanda Seyfried

Por último, esta semana también nos hemos sorprendido al saber que The Lovely bones ha aplazado su estreno al 15 de enero de 2010 pero mantiene su estreno limitado en diciembre para competir en los Oscars de este año por la mínima. Un movimiento de la Paramount bastante inusitado ya que su fecha anterior, el 11 de diciembre la dejaba muy bien posicionada de cara a los Oscar. Este cambio coincide con las declaraciones del crítico Peter Travers, que asegura haber visto Shutter island, y asegura ser una obra maestra. ¿Querrá Paramount centrarse exclusivamente en Up in the air? ¿O es que resulta que The lovely bones no es una buena película? ¿Volverán a meter Shutter island en la competición?