20100830whitecollar2

Fox España presenta sus series de otoño

La semana pasada Fox España presentó en Madrid los pilotos de las nuevas series que estrenará a lo largo de otoño, junto con el trailer de la esperadísima The Walking Dead. Pudimos ver Parenthood (adaptación televisiva de la película Dulce hogar… a veces, de Ron Howard), el estreno en primicia de Body of proof (lo último de ABC con Dana Delany) y la auténtica revelación, Ladrón de guante blanco (White Collar) un genial entretenimiento de la cadena estadounidense USA.

El tráiler de The Walking Dead, adaptación de la famosa novela gráfica que la emergente cadena AMC (Mad Men, Breaking Bad) ha encargado a Frank Darabont (Cadena perpetua, La milla verde), promete un producto muy bien realizado pero, para el que suscribe, ya visto en otras ocasiones. Si bien es cierto que debe ser complicado a estas alturas hacer un producto sobre zombies (o infectados) sin hacer referencia a Romero o a Danny Boyle, los que han leído el cómic (entre los que no me encuentro) dicen que por el tráiler parece que será bastante fiel a la obra de Robert Kirkman. La primera temporada, que contará con 6 episodios, se estrenará en EE UU el 31 de octubre, Halloween, y Fox España se enorgullece en confirmar que a lo largo de la semana siguiente se emitirá igualmente en todas las cadenas de la compañía, incluyendo la española, de forma similar a la emisión de la 6ª temporada de Perdidos en Cuatro. La inmediatez al poder. Hoy mismo se acaba de confirmar que habrá una segunda temporada de 13 capítulos, que comenzará a rodarse en febrero del 2011. Hasta ese punto confían AMC y Fox en su producto.

ParenthoodY comenzamos con el primer piloto, Parenthood, que en EE UU emitió NBC a mitad de la temporada pasada y, a pesar de unos resultados discretos, ha renovado para una segunda temporada en septiembre. A pesar de estar dirigido por Thomas Schlamme (El ala oeste de la Casa Blanca), este primer episodio parece una acumulación de ideas y presentaciones algo aturullado. Además la serie adolece de un reparto demasiado irregular: ninguna pega a la excelente Lauren Graham (a ver cuándo los Emmy se dignan a premiar a esta enorme actriz); Peter Krause está un poco por estar, pero su personaje da la impresión de que puede evolucionar bastante conforme la serie vaya avanzando. En cambio, tengo un serio problema con Dax Shepard y Erika Christensen: no sólo me hace daño verles (me parecen lo menos fotogénico que he visto en bastante tiempo), sino que sus roles me producen entre desprecio e indiferencia.

La serie, para quien no lo sepa, narra el día a día de una familia formada por los padres, cuatro hermanos y sus respectivas parejas e hijos. Nada que no hayamos visto en, por ejemplo, Cinco hermanos, por lo que el elemento originalidad es nulo. Por otra parte, me molesta especialmente que se suban al carro del síndrome de moda en EE UU, el Asperger, que parece que no exista otro problema mental más que éste en la ficción americana reciente (Boston Legal, The Big Bang Theory). Quienes han podido ver ya la primera temporada aseguran que la calidad mejora progresivamente, pero creo que no contarán conmigo entre los interesados para seguirla. En Fox España se estrenará el 9 de septiembre a las 22:50.

Body of ProofSeguidamente pudimos ver, en absoluta primicia, Body of proof, la serie que la ABC ha hecho a medida de Dana Delany (Mujeres desesperadas, China Beach) y que se estrenará allí el 24 de septiembre (un viernes, día poco agraciado para una serie). Body of proof es un procedimental en toda regla que bebe mucho de House. La protagonista, Megan Hunt, es una ex-cirujana que, tras sufrir un accidente de tráfico, tiene que reconducir su vida como forense para la policía. Hunt es, por supuesto, una listilla, la mejor en su campo, por lo que es capaz de resolver los casos mucho mejor que los detectives asignados, John Carroll Lynch (Zodiac, Shutter Island) y Sonja Sohn (la inolvidable Kima Greggs de The Wire, a la que duele ver aquí como mera comparsa, como policía florero).

El resto del reparto, al menos en el piloto, están totalmente eclipsados para el lucimiento de Delany, desde su compañero forense interpretado por Nicholas Bishop, con el que, evidentemente, surgirá algún tipo de TSNR, hasta los contrapuntos cómicos de los compañeros de laboratorio Geoffrey Arend y Windell D. Middlebrooks. Nada nuevo bajo el sol. Entre los puntos positivos de la serie está la resolución del primer caso, algo más original de lo que cabría esperar, y la bien llevada nota lacrimógena de la trama de continuidad: Hunt, divorciada y adicta al trabajo, no consigue que su marido le deje ver a su hija todo lo que a ella le gustaría, ni siquiera asistir a la fiesta de cumpleaños de ésta.

En conjunto supera el aprobado raspado pero, salvo que se sea fan acérrimo de la Delany, la serie tendrá que ofrecernos algo más que lo que vemos en el piloto para que uno pueda engancharse o coger más cariño a los personajes. En Fox España se podrá ver antes de final de año.

White CollarY terminamos con el último piloto que pudimos ver: Ladrón de guante blanco (White Collar). Estrenada en EE UU hace casi un año en la cadena no generalista USA (de ahí quizá su poca repercusión mediática) es un producto fresco, ameno y de lo más solvente. La trama nos presenta a Neil Caffrey (un Matt Bomer que derrocha carisma por los cuatro costados), estafador y falsificador que sufre condena en la cárcel tras ser atrapado por su némesis, el policía Peter Burke (Tim DeKay – Carnivale). A pesar de que tan sólo le quedan unos pocos meses para salir, Caffrey decide fugarse por motivos amorosos (por ahí despunta la trama de continuidad, solo esbozada y ya nos despierta interés) pero Burke vuelve a atraparle. Caffrey necesita vivir fuera de prisión, por lo que le propone a Burke trabajar como colaborador con la policía, ofreciéndoles sus útiles consejos como delincuente. De esta forma los dos enemigos se convierten en “compañeros a la fuerza”, formando una pareja con muy buena química.

En el reparto también podemos ver a Tiffani Thiessen (Salvados por la campana) como la mujer de Burke y al inolvidable Stanford de Sexo en Nueva York, Willie Garson, como compañero estafador de Caffrey. La serie gana muchos enteros, como casi cualquier producción audiovisual, al estar ambientada en la Gran Manzana, pero tiene muchos otros alicientes: un guión inteligente, con sorpresas y giros, y unos actores muy en sintonía con sus roles. Tras ver el piloto, yo me quedé con muchas ganas de más. En EE UU ya se está emitiendo la segunda temporada, y en Fox España podrán verse los primeros episodios a partir del 20 de septiembre.

La proyección de Fox España acababa con Miami Medical, drama de hospitales protagonizado por Jeremy Northam, que la CBS ya ha cancelado en EE UU tras una primera tamporda que, por lo visto, ha sido desastrosa. En Fox España se estrena el 7 de septiembre, pero un servidor no vio ningún interés para quedarse al visionado. Entre las otras apuestas de Fox España para la temporada están El bufete, serie de abogados con Billy Zane (17 de septiembre) y las nuevas temporadas de series como Miénteme, Smallville, Cómo conocí a vuestra madre, House y Anatomía de Grey.