Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.





Horton esuna producción de la factoría de animación Blue Sky basada en un relato del Dr.Seuss que se estrenó en EEUU con un más que aceptable éxito de taquilla. Unelefante trata de salvar un minúsculo mundo de las adversidades y laincredulidad de los demás animales de la selva mientras sus habitantes (losQuien) tratan de explicarse los repentinos cambios en su ciudad. Su compositor,John Powell, ya un habitual de las producciones de animación no Pixar,es el encargado de crear el contexto musical de la película.
'Horton' Pese a que la animación y elargumento distan mucho de compararse con cualquier producción Pixar, Horton es una buena y divertida películaaunque se olvide fácilmente. Entre la crítica es más conocida por otrosaspectos. Muchos han visto una clara argumentación en el filme a favor del noal aborto lo cual en una película de animación es bastante sorprendente.

 Powell ya nos ha sorprendido con suinterminable creatividad musical y su numerosa profusión de filmes al año (elWoody Allen del cine vamos), sobre todo, para el género de animación (Happy Feet). La primera reflexión queuno tiene cuando escucha las canciones de Hortones que es verdaderamente amena. Cuando una banda sonora es absolutamentedisfrutable en la escucha aislada y se adapta como un guante a la película, ¿sepuede pedir algo más? Lo primero que sorprende de este compacto es la grancantidad de temas y lo distintos que son cada uno de ellos. Todos son casi untema principal de la película y están milimétricamente pensados para dar uncierto “toque” a cada una de las escenas de Horton.El prólogo del filme (los temas Fall fromTree, Cave of Destiny y Jungle of Nool) suponen una adrenalinasinfónica espléndida para un comienzo y esto sólo es el principio de unaavalancha de pistas ricas en color, estilos y gran orquestación, muy propiasdel estilo Media Ventures del que hasurgido Powell. Algunos de los cortes son sencillamente espléndidos y la granmayoría cargan de diversión las imágenes. BananaWars, Dr. Larue o The Bridge Works destacan el lado mássurrealista y caleidoscópico de esta banda sonora. Aunque quizás lo mejor deesta partitura sean sus temas de acción, de gran frescura, a destacar Mountain Chase. En general, la músicaestá muy presente en el filme e incide mucho en las imágenes hasta el punto quePowell compone una de las canciones (WeAre Here) que resulta de gran trascendencia para el relato. Para poner elsobresaliente el compositor reformula todos los temas de la película y losmezcla en la cue final Horton, cuyo resultado es impresionante.

 Posiblemente, se le pueda achacar aPowell que la extrema profusión de temas pueda crear una sensación deinconsistencia. Pero realmente cuando toda la partitura funciona tan bien, estan entretenida y mejora la calidad de una película no se le puede poner pegasa una composición. La frescura y originalidad de los temas hacen de estecompacto una gran compra para el aficionado. La Academia haría más quebien en otorgar un Oscar a John Powell por Horton.Este joven compositor lleva un tiempo mereciéndose la atención sus colegas y delos coleccionistas de la música de cine. Hoy por hoy es para el que escribe la Mejor Composición de 2008.

Nota: 7,8/10