OSCATLÓN 2009: Película del año

¡Maldito Tarantino!

malditosbastardos
Malditos bastardos
Compositor: Ennio Morricone y varios
Sello: WEA/Reprise
Duración: 37′ 04”
Lanzamiento: 18 de agosto de 2009


Nota: Sin calificación


De todos es sabido que Quentin Tarantino quería que Ennio Morricone compusiera la música de Malditos bastardos. Tras una respuesta afirmativa, el compositor italiano de 80 años decidió recular a última hora por problemas de agenda. Y uno se pregunta: ¿tiene Morricone alguna película con más prestigio que ésta para dejarla aparcada? Pues sí, al menos para él porque el músico prefiere esforzarse por poner música a truños nacionales como Baaria y darle la espalda a Tarantino, algo que por otro lado me provoca cierto regusto. Quentin no es que sea un pozo de humildad precisamente. La peor parte como siempre nos la llevamos los aficionados porque me hubiera encantado hacer una reseña este año sobre una Malditos bastardos original de Morricone y apostar por él de cara a los Oscar.

Ennio Morricone siempre ha estado nominado por películas que han tenido buen rédito en la Academia: Días del cielo (4 nom., 1 Oscar), Bugsy (10 nom., 2 Oscar), La misión (7 nom., 1 Oscar), Los intocables de Elliot Ness (4 nom., 1 Oscar) y Malena (2 noms.). Sólo cinco nominaciones. Lo que nos hace dudar a muchos de si éstas fueron por la inercia de las películas por las que competía y la Academia seguía sin ser consciente de su talento. Muy merecido por cierto el Oscar honorífico que recogió emocionado de la mano de Clint Eastwood y tras un destrozo vocal de todas sus canciones por Celine Dion(¿por qué cuesta tanto mostrar una partitura instrumental sin canciones en la televisión?). Con el Oscar honorífico en mano y todos mucho más tranquilos la verdad que sigo esperando que gane uno en categoría competitiva a lo Paul Newman o Henry Fonda.

A nuestro amigo Quentin no le debió hacer gracia eso de que Morricone pasara de él y tozudo que es él, decidió hacerse su propio Morricone cogiendo un poquito de allí y otro de allá. A eso le metemos tres o cuatro canciones que me molan y ya tenemos un soundtrack. Ésto es precisamente lo que devalúa el arte de la música de cine. Es como si a mí me encantara Hitcock y cojo una escena de Rebeca, otra de Los pájaros y otra de Náufragos y las empalmo con mi película. Sinceramente, escuchar a un Morricone reutilizado mientras Brad Pitt hace tortillas con los cerebros de nazis no me hace gracia y me parece lo opuesto a un homenaje, me parece de un caradurismo tremendo. Pero bueno, Tarantino es eso, un sinvergüenza, lleva años viviendo de eso. Por eso, a no ser que queráis regalarle a alguien que no sepa nada de Morricone este disco, sería mejor regalar las partituras por separado. Porque una sola pieza extraída de su sentido completo, del calor del resto de la partitura jamás puede tener un sentido digno y mucho menos junto con otras que son de distintas películas por mucho que el autor sea el mismo.


{youtubejw width=”600″ height=”369″}YL3JSBXrFZs{/youtubejw}
Preview de los temas de la banda sonora.

Centrándonos en este singular collage, el primer corte no podía ser otro que el de El álamo, de Dimitri Tiomkin y Paul Francis Webster, una canción nominada al Oscar (la partitura de Tiomkin también lo estuvo) en 1960. Una suave melodía vaquera con la que se empieza con gusto la banda sonora. En el segundo corte, ya nos topamos con un Morricone tétrico, western, con esa oscura e imponente guitarra española en ‘The verdict’ de El halcón y la presa, spaguetti-western italiano de 1966. Otros temas morriconianos en la misma línea son ‘The surrender’, ‘Un amico’ del thriller Revolver (1972), una fallida pieza setentera y topicosamente vacía, y ‘Rabbia e Tarantella’, un imponente tema militar que es todo lo contrario, activa, dura, del drama italiano Allonsanfan (1973). Sin duda, es un refrito singular y a la par alternativo de la discografía de Morricone (pareciera que Tarantino nos quisiera engañar escogiendo los títulos menos representativos del músico para que creamos que su música aquí es original).

A esto hay que acompañarle con otros temas instrumentales igualmente arrancados de sus partituras. El inquietante tema de Charles Bernstein para Los traficantes (también de 1973), película que encumbró a Burt Reynolds en su día como el machote del cine, y cuyo tema musical pega poco con Morricone también se mete con calzador. ‘Tiger tank’ del cinco veces nominado al Oscar Lalo Schifrin en Los violentos de Kelly (1970), con un tono similar, también se incluye en el compacto al igual que la pieza de Jacques Loussier con ese toque ecléctico para la película Dark of the sun. Y para hacerlo todo más incoherente nos mete el ‘Cat people’ de David Bowie, el ‘Slaughter’ de Billy Preston (como si ambos no fueran más opuestos entre sí). Lo único que puede encajar si acaso con la película y que nos aleja afortunadamente de los años setenta (¿nadie le ha dicho a Tarantino que los setenta fueron la peor década de la historia de la música de cine?) es la canción ‘Davon Geht Die Welt Nicht Unter’, interpretada por Zarah Leander, una cantante sueca que trabajó para el Tercer Reich.

En conclusión, estamos ante una recopilación ilógica y además mala. Porque partiendo de la base de que una partitura deslabazada de canciones cantadas e instrumentales de varios autores nunca podría funcionar en pantalla (al menos nunca mejor que una composición hecha ex-profeso), encima de todo esto, es que la selección es horrible. El compacto queda ruidoso, molesto y soporífero en la escucha aislada. Y en pantalla, ¿qué tendrá que ver un grupo de matanazis con la música del spaguetti-western?. Moraleja: no os lo compreis, es un fraude más de este hombre, que cada día entiende menos de cine y de todo lo que rodea sus absurda pretenciosidad. No le puedo poner nota a esto porque no es un trabajo original y porque su contenido está desvirtuado. Recordadme por favor que no vuelva a pasar por este trago.

LO MEJOR: Que Morricone le haya mandado a Tarantino afreir espárragos.

LO PEOR: Que se editen discos como éstos que de algún modo banalizan el trabajo de los verdaderos artistas que son quienes componen las partituras para películas.

EL TEMA:
‘The Green Leaves Of Summer’ de El álamo.

Pistas

01. The Green Leaves Of Summer – Nick Perito
02. The Verdict [Dopo la Condanna] – Ennio Morricone
03. White Lightning [Main Title] – Charles Bernstein
04. Slaughter – Billy Preston
05. The Surrender [La Resa] – Ennio Morricone
06. One Silver Dollar [Un Dollaro Bucato] – The Film Studio Orchestra
07. Davon Geht Die Welt Nicht Unter – Zarah Leander
08. The Man With The Big Sombrero – Samantha Shelton and Michael Andrew
09. Ich Wollt Ich Waer Ein Huhn – Lilian Harvey & Willy Fritsch
10. Main Theme From Dark Of The Sun – Jacques Loussier
11. Cat People [Putting Out The Fire] – David Bowie
12. Tiger Tank – Lalo Schifrin
13. Un Amico – Ennio Morricone
14. Rabbia e Tarantella – Ennio Morricone