Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Seguramente sea esta la categoría más decantada de todas las de este año, antes incluso de que se anunciaran las nominaciones. El Goya este año es de Javier Gutiérrez por su implacable composición en La isla mínima. Su victoria no la podrá evitar ni su compañero de reparto Raúl Arévalo, ni la fenomenal contención de Luis Bermejo en Magical Girl ni siquiera la efervescencia de una estrella como Ricardo Darín en Relatos salvajes. 

gy2015actor1

Javier Gutiérrez por La isla mínima

A este actor gallego llevamos mas de una década viéndole en papeles de reparto en películas o series de televisión mayoritariamente cómicas. Desde El otro lado de la cama o Crimen ferpecto hasta el díptico futbolero formado por El penalti más largo del mundo y Salir pitando. También ha participado en dos ocasiones en la saga Torrente, la tercera y la cuarta, y sus 49 episodios de Los Serrano y los 82 que lleva de Águila Roja le han convertido en un rostro conocido por casi todos los españoles. Ha tenido que ser en su carrera teatral donde ha podido dar rienda suelta a su vena mas dramática y comprometida como en el Woyzeck de Gerardo Vera o en sus colaboraciones con el grupo Animalario (gano el Max por Argelino, servidor de dos amos). Esa vena es la que ha sabido aprovechar Alberto Rodríguez dándole uno de los dos roles protagonistas de la excelente La isla mínima: Juan, el policía franquista, representante de esa España que estaba en vías de extinción en 1980 pero al que el actor, gracias al portentoso guión de Rodríguez y Rafael Cobos, sabe dotar de esquinas y claroscuros, intensidad y presencia. Aunque ésta es su primera nominación a un Goya, por ahora ha hecho pleno en el resto de los premios de este año: Concha de Plata en San Sebastián, Forqué, Feroz, Medalla CEC… Hasta la redacción de losExtras.es ha considerado que la suya es la mejor interpretación del año a nivel internacional. El Goya es suyo. Samuel Pérez

gy2015actor2

Raúl Arévalo por La isla mínima

Parece más que claro que La isla mínima se va a llevar unos cuantos Goyas y que su compañero de película y nominación Javier Gutiérrez parte como favorito casi incontestable. Cuesta pensar que alguien apostaría en su contra en estos momentos. Dicho esto, Raúl Arévalo tendrá que ver desde su silla como se le escapa la codiciada estatuilla en la que es ya su quinta nominación, la segunda como actor principal y contando con uno de los cabezones de actor secundario ya en su casa por Gordos. Es un actor admirado y omnipresente, que ha sabido combinar dramas y comedias de forma espléndida para ganarse el cariño de público, crítica y académicos. Desde que La isla mínima salió a la luz todos los halagos se fueron a su compañero de reparto, pero es justo que Raúl Arévalo nunca se haya descolgado de las nominaciones y el reconocimiento haya recaído por igual en ambos. Su papel es menos lucido (debemos reconocer que el trabajo de Gutiérrez se ve propiciado por un guión más jugoso) pero igual de admirable pues el duelo de la pareja protagonista cobra verdadera fuerza cuando ambos están en pantalla. Se complementan y se entienden de manera sublime. Este no es el año en el que Arévalo conseguirá su segundo Goya, pero este llegará con total seguridad. Su premio, aunque suene a cliché, es la nominación y el reconocimiento general a un excelente trabajo. Luis Fernández

gy2015actor3

Ricardo Darín por Relatos salvajes

Ricardo Darín es, en el imaginario colectivo de los espectadores españoles, el actor argentino por antonomasia. No sólo le envuelve un halo de prestigio interpretativo sino que también es un revienta-taquillas. Todas sus películas -da igual que sean españolas que argentinas que coproducciones- son éxito seguro en la madre patria. No tanto en cuestión de premios. Es la tercera vez que Darín compite por el Goya, después de su doble nominación en 2009 por El secreto de sus ojos como protagonista y El baile de la victoria como actor de reparto. Perdió ambos. Tampoco parece que que esta vaya a ser su ocasión, por más que componga el personaje más reconocible de todo Relatos salvajes. En su episodio encarna a Bombita, un ciudadano de bien que en su desesperación se revela contra la burocracia y las ventanillas de la administración. Cuánta empatía siente el espectador con él en su arranque de furia. Y aún así, no deja de ser uno más de un amplia galería de personajes, todos ellos interpretados por un actor de primera fila que insufla de vida un guión de por sí espléndido. Un Goya para Darín bien podría ser una premio para todos ellos o, al revés, un desplante. Da igual, no hay caso, porque todos sabemos que este Goya se apellida Gutiérrez. Fernando de Luis-Orueta

gy2015actor4

Luis Bermejo por Magical Girl

Luis Bermejo es ya un actor reputado de teatro y no es desconocido en el cine, pero Magical Girl es quizá su trabajo con más repercusión (aunque su trabajo con Juan Cavestany ya le ha granjeado una fama en cierto sector del público), y este padre capaz de tener fe ciega en las peticiones de su hija enferma es, sin duda, la mejor opción para entrar por la puerta grande en el mundo de los premios. Dos de sus compañeros ya han conseguido premio, no lo tiene nada fácil, pero desde luego su contenida interpretación (y todo su bajage anterior) bien valen un Goya. Crucemos los dedos. Pablo López

Ganará: Javier Gutiérrez por La isla mínima
Debería ganar: Javier Gutiérrez por La isla mínima
Molaría que ganara: Raúl Arévalo por La isla mínima