Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Una de las categorías más diversas año tras año suele ser la de mejor canción. Cuatro títulos de cuatro obras que no siempre (y de ahí el atractivo de la categoría) tienen por qué coincidir con las grandes nominadas y que, además, revelan una cualidad que, por lo general, a no ser que haya algún gran nombre a sus espaldas, suele pasar bastante desapercibida. En esta ocasión los grandes nombres se mezclan con los autores menos conocidos para componer una categoría diversa y curiosa… como cada año.

‘Me ducho en tus besos’, de Haz de tu vida una obra de arte

haz-de-tu-vida-una-obra-de-arte
La última película de Fernando Merinero consigue con esta candidatura su única opción al Goya. Como el cine de su autor, la canción es una despreocupada y optimista oda a la vida y al amor que, acorde con la película, aporta buen rollo, seducción y picaresca a una desenfadada comedia que si bien no ha conseguido mucha repercusión, sí que ha conseguido dar ritmo a las nominaciones de los académicos a la mejor canción. Sería una sorpresa mayúscula su premio por venir de donde viene, pero puestas en perspectiva es una digna contendiente y una merecedora ganadora. Veremos qué pasa.

‘Niño sin miedo’, de El niño

nino
Para El Niño, India Martínez interpreta una canción llena de rasgos árabes mezclados con folklore español que resumen y refleja muy bien el espíritu de la película. Dos países, dos continentes, un estrecho y una historia de amor que ha conseguido el favor del público y también, el de la Academia, que ha otorgado dieciséis nominaciones a la película dirigida por Daniel Monzón, entre ellas ésta, una categoría que, quizá en este título en concreto podría ser un premio algo más de arrastre.

‘Morta y File’, de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

MortayFile

El caso de Mortadelo y Filemón es curioso: la ‘canción de la película’, o al menos lo que entendemos de forma standard por ello, en este caso, es una versión de ‘Me olvidé de vivir’, de Julio Iglesias interpretada por Macaco. Esto es, no puede competir por esta estatuilla. En este caso, y como la banda sonora de la película está compuesta por música instrumental y voces… uno de los cortes ha sido nominado como mejor canción. ‘Morta y File’ es quizá el corte más recurrente y más conocido de la cinta, pero desde luego, y aunque sea por accidente, uno de los que menos ‘relevancia’ tiene dentro de la categoría. En cualquier caso, y con seis nominaciones en total, no sería extraño que se alzara con el cabezón.

‘No te marches jamás’, de Ocho apellidos vascos

8-apellidos-vascos

Por último, con Ocho apellidos vascos ocurre algo similar a El Niño: David DeMaría y Leire Martínez son los dos artistas elegidos, no de cualquier manera (él es andaluz, ella vasca) para interpretar ‘No te marches jamás’, una canción pop que acompaña los créditos finales del gran éxito del cine español de 2014 (y de la historia), la última película de Emilio Martínez-Lázaro. Un éxito musical que opta al cabezón a mejor canción y que cuenta con la baza de sus intérpretes y su éxito comercial.

Ganará: ‘No te marches jamás’ de Ocho apellidos vascos
Debería ganar: ‘No te marches jamás’ de Ocho apellidos vascos
Molaría que ganara: ‘Me ducho en tus besos’ de Haz de tu vida una obra de arte