Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La mayoría de los nominados de este año en la categoría de mezcla de sonido están entre los más respetados y admirados entre los profesionales de este campo técnica. Cómo suenan ámbitos tan dispares como los paisajes helados y sórdidos de Suecia, el mundo fantástico de un joven inventor, un estadio de béisbol, una ciudad visitada por unos megarrobots o el campo de batalla con un caballo corriendo por él son las creaciones que esta vez les han traído hasta aquí.

OSCATLÓN 2011: Mezcla de sonido

David Parker, Michael Semanick, Ren Klyce y Bo Persson por Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres

Los nominados David Parker (7 nominaciones, 2 Oscar), Michael Semanick (9 nominaciones, 2 Oscar), Ren Klyce (5 nominaciones) y Bo Persson (primera nominación) tenían una tarea mayúscula por delante: crear un mapa sonoro que estuviese a la altura de la visión de David Fincher y además conseguir que tuviese una entidad propia que evitase las comparaciones con la película sueca original. Cierto es que la metálica e inquietante banda sonora de Trent Reznor y Atticus Ross les facilitó un poco el trabajo porque les permitió crear un paisaje sonoro en capas sobre una serie de composiciones contenidas e intensas. El conjunto es envolvente y rítmico, da impulso a la narración de Fincher y subraya sin estorbar algunos momentos clave de los diálogos entre Craig y Mara o Skarsgard y Craig.

OSCATLÓN 2011: Mezcla de sonido

Tom Fleischman y John Midgley por La invención de Hugo

La aportación de Tom Fleischman (5 nominaciones) y John Midgley (3 nominaciones) a la película más nominada del año es realmente prodigiosa, como el conjunto en sí. No sólo logran transportar al espectador a las diferentes localizaciones (un cine de principios de siglo, una bulliciosa estación de tren, la maquinaria de un reloj gigantesco…) o recrear los movimientos de los juguetes mecánicos y los autómatas, sino que su trabajo aumenta la eficacia y el poder de los efectos visuales en 3D y subraya el gusto por los detalles de Martin Scorsese.

OSCATLÓN 2011: Mezcla de sonido

Deb Adair, Ron Bochar, Dave Giammarco y Ed Novick por Moneyball: Rompiendo las reglas

Aunque pueda parecer chocante que una película sobre béisbol y estadísticas haya entrado en esta categoría, la verdad es que, sin intentar hacer estallar nuestros tímpanos ni ser rematadamente impactantes, Deb Adair (1 nominación), Ron Bochar (1 nominación), Dave Giammarco (2 nominaciones) y Ed Novick (4 nominaciones) logran una verosimilitud que muchas veces pasa desapercibida en los premios. Su trabajo nunca distrae, sino que apoya la narración y el suspense de la acción, además de crear magistralmente la serie de sonidos que surgen en un partido de béisbol (el bate golpeando la bola, el sonido del cuero del catcher…), en un entrenamiento, en el vestuario, en un aparcamiento.

OSCATLÓN 2011: Mezcla de sonido

Greg P. Russell, Gary Summers, Jeffrey J. Haboush y Peter J. Devlin por Transformers: El lado oscuro de la luna


Las categorías de sonido son las únicas para las que se contaba con esta película de acción, aunque sólo sea por el hecho de que las anteriores entregas también fueron nominadas, y porque este aspecto técnico está entre los elementos más impresionantes de la película de Michael Bay. En este caso, la cinta contiene una escena que parece diseñada para que se luzcan los sonidistas como la destrucción de la ciudad de Chicago, con todo lo que eso implica en términos sonoros: el metal retorciéndose, los cristales rompiéndose, los gritos, la música, el estruendo provocado por el mero movimiento de los robots, todo ello parece diseñado por Greg P. Russell (15 nominaciones), Gary Summers (10 nominaciones), Jeffrey Haboush (3 nominaciones) y Peter J. Devlin (4 nominaciones) para epatar a los académicos que votan esta categoría.

OSCATLÓN 2011: Mezcla de sonido

Gary Rydstrom, Andy Nelson, Tom Johnson y Stuart Wilson por War Horse (Caballo de batalla)

Quizá esta sea la película que más se apoya en el diseño de sonido de todas las nominadas. El equipo formado por Gary Rydstrom (16 nominaciones, siete Oscar), Andy Nelson (16 nominaciones, 1 Oscar), Tom Johnson (8 nominaciones, 2 Oscar) y Stuart Wilson (1 nominación) entendieron la visión épica de Spielberg y la tradujeron en un trabajo sutil que absorbe al espectador desde el principio y no lo suelta hasta el final, como sucedía en las grandes producciones de los años 40 y 50. Son muchos los ejemplos, pero basta con fijarse en la cantidad de trabajo de sonido que implica una secuencia como la carrera de Joey saltando vallas, la subasta, la competición de Joey y Albert con un coche a gran velocidad por una carretera de tierra, o Joey corriendo entre los soldados.
Ganará: La invención de Hugo

Debería ganar: War Horse (Caballo de batalla)